Restaurante O’live – Madrid

Vista exterior nocturna

Vista exterior nocturna

Restaurante O’live

Dirección: c/ Jorge Juan, 29  – 28001 – Madrid

Teléfono: 91 431 59 53 

Web: http://www.restauranteolive.com/

Desde el verano del 2008, la madrileña calle de Jorge Juan cuenta con una nueva opción para salir a cenar con buen ambiente y precios más ajustados que la competencia de esa misma calle. Se trata de un proyecto de emprendedores jóvenes que han querido buscar un lugar adecuado para mezclar una buena cena con tomar las primeras copas de la noche.

La localización es muy céntrica y llegar es sencillo. Sin embargo aparcar resulta muy complicado por lo que el transporte público es la mejor opción. En cualquier caso, cuenta con servicio de aparcacoches pero la cantidad de vehículos que hay en doble fila en la calle Jorge Juan hace que muchas veces ni siquiera sea fácil dejar el coche a los responsables de su aparcamiento. Está situado a pocos metros de Sula (ver post aquí) y muchas veces comparten este servicio de aparcacoches.

Detalle de la Barra

Detalle de la Barra

El local se divide en dos partes bien diferenciadas. La zona de la entrada cuenta con una barra y es el lugar adecuado para ir a picar algo o tomar una copa post cena. Al fondo, varias mesas bajas, de espectacular diseño (podríamos decir que el mismo Philipe Starck debe estar detrás del mismo) en un ambiente relativamente informal y plagado de gente joven.

La barra de la entrada permite tomar raciones, pinchos fríos y calientes, tostas, etc. Entre ambas zonas comentadas anteriormente se sitúa una gran mesa alta que es el lugar perfecto para una cena informal de grupo. Cuando no hay un grupo concreto para su uso, se destina a todo aquel que quiera sentarse al más puro estilo neoyorquino, compartiendo mesa con otros comensales.

Mesa alta para comidas o cenas de grupos

Mesa alta para comidas o cenas de grupos

La decoración es de estilo moderno, vanguardista y con muchos detalles minimalistas. Se sitúa dentro de ese tipo de locales que buscan su origen en los modernos proyectos del Soho neoyorquino. Los tonos oscuros se combinan con mobiliario muy original y todo ellos contribuye a una cena de forma algo diferente a lo que estamos más habituados. Se parece casi más a un bar de copas en toda regla. En la planta inferior hay otra zona de copas interesante para tomar un cocktail a cualquier hora de la tarde-noche. El restaurante es completamente para fumadores.

La carta de platos está diseñada por Agustín Tatay, un cocinero joven pero con una gran experiencia junto a grandes restauradores de nuestro país, no en vano ha trabajado en Urrechu, en el Palacio de Miraflores (ver post aquí) y en El Chaflán (ver post aquí) junto al laureado Juan Pablo Felipe. Incluye diferentes entradas frías y calientes, rissoto (verdadera especialidad de Agustín Tatay), ensaladas, pescados y carnes. Los platos no los tienen disponibles en su web. Tenemos varias fotos de sus platos, la carta de platos con sus precios aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Olive está - aquí -.

Entre los platos que más nos gustan: el Huevo a 63º con patata confitada y boletus, las Verduras de temporada, Tartar de atún rojo y el magnífico Rissoto de setas y trufa.

Huevo a 63º, patata confitada y boletus

Huevo a 63º, patata confitada y boletus

Verduras de temporada a la parrilla

Verduras de temporada a la parrilla

Pasando a los segundos platos, correcto Steak Tartare y maravillosa Carrillada glaseada con puré de apionabo. Entre los pescados recomendamos especialmente los Chipirones sobre cama de cebolla y aceite de Tinta así como el Pez de Roca. La materia prima es buena y la mano de este joven y gran chef queda patente en todas las elaboraciones.

Carrillera glaseada y puré de apionabo

Carrillera glaseada y puré de apionabo

Steak tartare

Steak tartare

De postre, la propuesta es menos interesante. De lo que hemos probado sólo nos convence el Brownie de Chocolate

La Bodega tampoco es demasiado interesante pero cuenta con un correcto equilibrio de referencias. Nos solemos quedar como mejor opción con un gran vino de Madrid, el Regajal Selección Especial, que mezcla perfectamente cuatro uvas, la tempranillo, cabernet sauvignon, merlot y syrah. Es un vino que ya hemos recomendado en Rincones Secretos (ver artículo aquí).

La sobremesa resulta muy acertada, especialmente con la ventaja de poder seguir tomando alguna copa en el lugar y así evitar desplazamientos que cada día son menos aconsejables. Buena oferta de copas y ambiente cool y fashion.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

El servicio es correcto. Está formado por personal joven, amable y bien preparado, resolviendo bien cualquier necesidad.

En cuanto al precio, ronda los 40/50 euros por persona. Es un coste que nos parece razonable si cenamos en el restaurante. Obviamente, en la barra resulta más económico y es una opción nada despreciable.

Rincón del lounge

Rincón del lounge

En definitiva, una nueva propuesta de ocio en la zona muy interesante a la que le deseamos toda la suerte del mundo porque el proyecto tiene un gran presente y poco a poco tendrá mucho mejor futuro.

Valoración Global – 8/10

Comentarios

4 Respuestas to “Restaurante O’live – Madrid”
  1. javier lana dice:

    Buenas tardes,

    En mi opinión, la carta de vinos deja bastante que desear. Tienen pocas referencias y algo desposicionadas en precio. No dejan opcion a disfrutar de un buen tinto a precio medio, que los hay, y si no recuerdo mal, un emilio moro se elevaba a los 35 €.

    Pienso que los precios del vino no se ajustan al posicionamiento del restaurante, ya que se acercan mas a precios de restaurantes mas de lujo. Si no quieren tener muchas referencias, que lo entiendo, yo intentaria equilibrar mas la oferta.

    En lineas generales, para mi lo mejor son los originales sabores de los platos de la carta, destaco esto por encima del servicio por ejemplo.

    En resumen, es un sitio que recomiendo, sobre todo por la comida, muy original.

    Saludos,

    Javier

  2. MARTA dice:

    Buenas noches,

    Ayer estuve cenando en el restaurante Olive, salimos bastante desencantados, nada más llegar nos sorprendió la poca profesionalidad del servicio y en algunos momentos tirando a maleducados. La decoración muy vanguardista pero infinitamente fría y sin un triste mantel ni similar en las mesas.

    Cuando nos trajeron la carta de vinos pensábamos que era una broma, excesivamente corta y encima no tenían varios de los vinos, incluido el de la casa. La comida bastante normalita, ni mucho menos merece el precio que nos cobraron.

    Por ese precio he cenado en Pan de Lujo y para mi gusto no le llega ni a la suela de los zapatos.

    No volveré.

  3. paco dice:

    Lo primero es que el servicio es pesimo no, PEOR, mal educados, lentos, desagradables y groseros.
    La comida muy justa (sobre todo en calidad) para los precios, el vino un atraco a mano armada. Estoy seguro de que no volvere y es una pena porque la ubicacion esta bien y el concepto podria ser interesante.
    Por ultimo el ambiente esta siempre cargadisimo los estractores son de adorno.
    Para resumir este restaurante es una mala eleccion si lo que quereis es cenar medianamente bien y ademas te pegan unos sablazos en la cuenta que no son normales.

  4. Encantadora dice:

    Acudimos a cenar hace unos cuatro meses -Febrero 2010-, servicio inexistente durante toda la cena, si necesitabas algo debías levantarte e ir en busca del camarero. Supuesta carta fussion -sólo en la descripción de los platos-, escasísima calidad en la materia prima, puntos de cocción erróneos,mesas sin mantel, decoración fria en exceso y precios acordes a la zona pero sin ofrecer el nivel del resto de establecimientos que pueblan la calle Jorge Juan y si se dedican a la gastronomía.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!