Restaurante 80 Grados – Las Tablas (Madrid)

Vista exterior

Vista exterior

Hoy hemos conocido uno de los lugares gastronómicos de los que más se habla últimamente en la capital, el Restaurante 80 Grados. Se encuentra situado en Las Tablas, uno de los nuevos barrios que mejor están funcionando, sobre todo en lo que respecta a oferta culinaria. Se encuentra pegado a Di Blue (ahora se llama La Nicoletta y tendremos que actualizar nuestro post) y a Kobe y Muus y muy cerca de uno de nuestros favoritos en la zona, El Babero.

Se trata de un lugar muy interesante ya que han ideado una nueva propuesta que mezcla un poco la taberna de toda la vida con los nuevos gastro cool que están abriendo en la ciudad. Nos gusta mucho la decoración, el ambiente y la amabilidad de su servicio y estamos seguros de que se va a hablar mucho de este lugar en el futuro..

La carta ofrece los mini-platos a un precio tremendamente competitivo ya que rondan los 3 y 4 euros. Además cuenta con menú de lunes a viernes, cuyo precio oscila entre los 12 y los 17 euros que es el que hemos probado nosotros en el día de hoy.

Salón principal

Salón principal

Localización

Se encuentra situado en la zona más conocida de Las Tablas en o que respecta s sitios de restaurantes, entre otras cosas, porque hay muchísimos. La distancia es corta al Gran Edificio de Telefónica y al Centro comercial de La Moraleja.  Antiguamente no era complicado aparcar en la zona pero últimamente empieza a ser misión imposible. La dirección del sitio es:

Dirección: Calle de Mirallos, 4 – 28050 – Madrid

Teléfono: 91 427 02 45

Web: http://ochentagrados.com/gastro-xs/

La web del restaurante ofrece buenas fotografías del lugar y cuenta con la carta de platos completa con sus correspondientes precios, algo digno de agradecer para evitar sorpresas. Además tiene un blog e incorpora mucha información de su servicio de catering. Nosotros tenemos varias fotos del restaurante que hemos tomado en nuestra reciente visita pero os recomendamos que no dejéis de visitar las de la web oficial porque están muy bien hechas. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Ochenta Grados)

Ambiente

La decoración ofrece un estilo moderno, tipo loft neoyorquino, con techos altos, buena iluminación y mucho acierto en los elementos decorativos. Las paredes imitan a un hormigón visto (realmente son de cartón) y cuenta con amplios ventanales a la calle principal.

Salón principal

Salón principal

El local se divide en dos zonas, una zona de barra donde se puede comer en mesas altas de una manera más informal; y luego, a mano izquierda y tras bajar unas escaleras, se llega al salón principal con capacidad para unos 50 comensales. La mala noticia es que las mesas están demasiado juntas y eso es un detalle que nunca nos ha gustado demasiado. No cuentan con manteles según rige el estilo actual y las sillas son originales y relativamente cómodas.

De fondo suena una música un pelín alta. Durante nuestra visita de hoy ha estado sonando algo tipo chill-house, con una buena selección de temas y el restaurante ha estado abarrotado. Sin duda, la reserva es muy recomendable.

Carta

No merece mucho la pena que nos detengamos en narrar los platos de la carta ya que la tenemos al completo en la web del lugar. Cuenta con una interesante selección de mini-platos que mezcla propuestas clásicas con alguna iniciativa más moderna. La presentación de todos ellos es muy original y a nosotros no nos han parecido tan mini como podría imaginarse.

Hay tres menús diarios que incluyen postre y bebida. La diferencia está en el número de mini platos ya que puede ser: tres (11,70 euros), cuatro (14,80 euros) o cinco (17 euros). Quizás lo más recomendable es el término medio. Comer de carta cuesta poco más por lo que tampoco es una opción despreciable.

Nuestra experiencia

En general ha sido una experiencia muy positiva y nos ha gustado mucho la propuesta. Obviamente hay platos que tienen más conseguidos que otros pero en líneas generales cumplen bien.

Las Patatas bravas y el Huevo trufado con patatas y jamón son los que más nos han convencido tanto por su originalidad como por el sabor proporcionado.

Patatas bravas

Patatas bravas

Huevo trufado con patatas y jamón

Huevo trufado con patatas y jamón

Las carnes también están bien y tanto el Solomillo con crema de manzana y cebolla en tempura como la Carrillada estofada con crema de patatas están muy ricas y llegan al plato perfectas de punto.

Solomillo con crema de manzana y cebolla en tempura

Solomillo con crema de manzana y cebolla en tempura

Carrillada estofada con crema de patatas

Carrillada estofada con crema de patatas

Algo más indiferentes nos dejó la Ensaladilla de ibéricos así como los Calamares con ali-oli verde, cuya salsa fue la que menos nos convenció de la comida.

Ensaladilla rusa de ibéricos

Ensaladilla rusa de ibéricos

Mejor estuvo el Royal de foie con Pedro Ximenez y fideos de arroz, muy suave y muy original en su presentación en el plato.

Royal de foie con Pedro Ximenez y fideos de arroz

Royal de foie con Pedro Ximenez y fideos de arroz

De postre, no hemos acertado con el Chocoplátano, pero la Tarta de queso con sorbete de frutos rojos tuvo más éxito entre nuestros acompañantes.

Chocoplátano

Chocoplátano

Bodega

La Bodega es muy corta de referencias pero está bien pensada en cuanto a vinos elegidos y relación calidad/precio. Sin embargo., se nos antoja insuficiente y debería ser un aspecto a mejorar en el futuro. Aún así, nos gusta ver un Tagonius o un Mestizaje entre los vinos elegidos. Es un gran acierto poder tomarlos todos por copas.

Sobremesa

La verdad es que no la hemos disfrutado mucho y no pensamos que sea uno de sus fuertes, por lo menos en lo que respecta a la hora del mediodía. Por las noches, probablemente se animará más pero tendrán que pensar en dar algún valor añadido (si no lo dan ya) tipo cóctel o combinados de categoría.

Mesas altas

Mesas altas

Servicio

Nos atendieron bien y rápido durante toda la comida. El personal esta formado por un equipo joven que probablemente no tendrán mucha experiencia. Sin embargo, cumplen perfectamente con su cometido y están pendientes de todo lo que se pueda necesitar.

Precio

Aproximadamente el precio por persona ronda los 20/30 euros por persona en una comida con postre y vino incluido. No se puede negar que es un precio muy competitivo y será un factor clave en su futuro próximo.

Conclusión

Ochenta Grados es un sitio muy especial y que no dejará a nadie indiferente. Sus propietarios, sin duda, han sido valientes y han desarrollado bien su imaginación lo que tiene un mérito especial en estos días. Desde Rincones Secretos les transmitimos nuestras más sinceras felicitaciones y les deseamos lo mejor en su aventura. Tendrán que ir corrigiendo errores pero el éxito lo tienen en sus manos.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Ochenta Grados está – aquí -.

Acceso a fotografías

Comentarios

7 Respuestas to “Restaurante 80 Grados – Las Tablas (Madrid)”
  1. Puedo recomendar el restaurante 80 grados. Es fabuloso. Relación calidad precio buenísima.

  2. Estimados señores,
    El equipo de Ochenta Grados quiere agradecerles la visita que han hecho recientemente a nuestro restaurante. Nos alegra que hayan disfrutado de nuestro concepto.
    Ya que nuestro fin es mejorar, tomamos nota de los puntos negativos que han percibido.

    Tenemos una cuenta en facebook donde podrán informarse de futuros cambios en la carta, así como promociones y eventos.

    Atentamente,

    Jose Manuel Vidal
    Ochenta Grados Restaurante

  3. Juan dice:

    Es una asquerosidad de sitio no recomiendo a nadie

  4. Luisa dice:

    Es lo peor parece el rastro con tanto indios trabajando la comida regular pero la atención orrible camareros q no hablan español mal trato caro la comida sale como les da la gana peor de las tablas no ir o cambiar de camareros da un poco de asco comer con semejante camareros y ya esa marroquí que es encargada es una vergüenza se ve como se guarda el dinero no ir por favor que da mucho asco

  5. Raúl dice:

    Una vergüenza el local no es malo o malo es la atención y los camareros cambiar de personal poner españoles por favor

  6. Irina dice:

    Apoyo estos comentarios es de lo peor en Madrid es una vergüenza no ir no recomendable me dio gastroenteritis malo y más viendo a semejante encargada que asco

  7. Preston dice:

    Está claro que alguna panda de racistas, dueños de un local cercano se han dedicado al sabotaje entre el 11 y el 14 de marzo. Su lenguaje, su gramática y su tratamiento hacia los seres humanos, elimina todo valor a sus juicios. Ademas Luisa e Irina, que deben ser la misma persona, espero que la vida os siga dando lo que os merecéis, mucho más tiempo.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!