Venecia – Italia

Marzo 25, 2009 by monthy  
Categoría Italia

Regatas en Venecia

Regatas en Venecia

Venecia

Introducción

Si decimos que Venecia, es la ciudad más deseada del mundo estamos seguros de que acertaremos; si decimos que es la más romántica, nadie pensará que nos hemos vuelto locos, si decimos que es aquella que más emociones despierta, seguro que todos sus visitantes nos entenderán pero si hay algo que define la ciudad de los canales por encima de todo, sin duda, será la magia que despierta en todos los enamorados. Desde que fuera capital del mundo, siempre ha cautivado a todas las parejas y en ella se han vivido auténticas escenas del amor más auténtico.

El secreto de tanta magia es difícil de descubrir ya que se encuentra en el interior de todos sus visitantes. La ciudad ofrece historia, arte, palacios, plazas, iglesias, puentes, canales y un sinfín de Rincones Secretos en los que perderse y descubrir la belleza del silencio en la íntima relación de pareja. Si hay algo que nunca se olvida en la vida es el primer viaje a Venecia con el amor de tu vida y si hay algo que se desea más todavía, es poder disfrutarlo de nuevo al cabo de unos años, en una efeméride importante, y si es con toda la familia creada, mejor todavía.

Los soportales de la Plaza de San Marcos con la catedral al fondo han sido escenario de numerosas películas y los paseos por el Gran Canal forman parte de la ilusión más grande de cualquier viajero. Venecia es la ciudad del amor y como tal, debe ser vivida y sentida por todo sus visitantes.

Plaza de San Marcos

Plaza de San Marcos

Venecia

Se encuentra situada en el norte de Italia, muy cerca de la cordillera montañosa de los Dolomitas (ver post aquí) y de la preciosa región de los famosos Lagos italianos. La distancia a Eslovenia es relativamente corta ya que en menos de tres horas por carretera se puede llegar a su capital, Liubliana. Para llegar a Venecia, hay vuelos directos de Iberia y Vueling que tardan poco más de 2 horas en hacer el recorrido. Los billetes no tienen un precio demasiado elevado y si se reservan con algo de antelación, los precios deberían rondar los 150/200 euros ida y vuelta, aproximadamente.

San Marcos y el Campanile

San Marcos y el Campanile

Una vez llegamos allí, lo más barato para llegar al centro de la ciudad es el autobús que deja en la Plaza de Roma. Para ver horarios y comprar los billetes, visitar la web de ACTV. El recorrido estimado es de media hora pero casi siempre suele alargarse un poco más. También hay un eficiente servicio de taxis tanto terrestres como marítimos que te dejan en la misma puerta del alojamiento de destino.

La ciudad cuenta con una amplia red de vaporettos que conecta las más de cien islas que forman el territorio. Para llegar a la Plaza de San Marcos desde la citada Plaza de Roma, lo mejor es tomar el vaporetto número 1 aunque no es el único que hace el recorrido. También se puede llegar en tren y en coche pero en ambos casos hay que dejarlo en la citada Plaza de Roma. Los precios aproximados de los aparcamientos son 20/25 euros por día.

Vista de San Marcos desde el Vaporetto

Vista de San Marcos desde el Vaporetto

En cualquier caso, la ciudad debe ser visitada a pie, con tranquilidad y sin sobresaltos. Aunque se tenga poco tiempo para verla no merece la pena visitar todos los puentes y todas las iglesias. El fin del viaje a Venecia es cumplir una ilusión, perderse en sus calles y olvidarse del tiempo. Obviamente, cuenta con palacios y museos de ensueño pero recomendamos dejarlos en un segundo plano. Si hay tiempo, hay que verlos, de eso no hay duda, pero no correr ni estresarse por visitar una reliquia más.

La visita de Venecia no requiere largas estancias si sólo se pretende disfrutar de la esencia de la ciudad. El recorrido típico y excesivamente turístico para nosotros, se puede hacer en un sólo día y sin demasiadas prisas. Eso requeriría un mínimo de dos noches pero, sin embargo, nosotros recomendamos un viaje de 3 o 4 noches para poder ver la ciudad con más tranquilidad.

Ponte Rialto

Ponte Rialto

Aunque suene a tópico hay que intentar huir del camino habitual seguido por el turismo. Es cierto que es inevitable comenzar por San Marcos, seguir por las estrechas calles rodeadas de cientos de tiendas y llegar al Ponte Rialto pero a partir de ahí, no hay que tener miedo en desviarse de las aglomeraciones e ir descubriendo los diferentes rincones. Todos son interesantes y pueden despertar todo tipo de sentimientos en los visitantes. Nos acordamos especialmente de Dorsoduro, del Campo S. María Zobenigo, del Campo di Frairi con la Iglesia de los Frailes que incluye obras de Tiziano o de la bonita zona del Campo de Santi Giovanni e Paolo con la gigantesca iglesia gótica casi tan grande como la Catedral de San Marcos. Incluso, los más aventureros podréis visitar la isla de Giudecca donde hay un auténtico mercado veneciano o el genuino barrio veneciano de Castello.

Es muy frecuente que mucha gente critique Venecia por la tremenda plaga de turistas que hay y os aseguro que no les falta razón. Por tanto, es recomendable planificar alguna ruta alternativa o simplemente huir de las aglomeraciones para disfrutar mejor de la ciudad.

Catedral de San Marcos

Catedral de San Marcos

Como siempre nos gusta hacer, vamos a dar unos consejos sobre las principales visitas de la ciudad:

  • El alma de la ciudad es San Marcos, una de las más bonitas plazas que hemos conocido. En la zona más oriental se encuentra la Catedral de San Marcos con su famoso campanario rehabilitado tras el derrumbe de principios de siglo pasado. Las palomas revoloteando, la música de los cafés y los bellos soportales forman parte de lo que Napoleon llamó “El mejor salón del mundo”. Las cámaras de los turistas echan fuego y el romanticismo de las parejas contagia a todos los visitantes. No dejéis de tomar café en el famoso Florian o en el Quadri que tienen el detalle de cobrarlo a precio de oro y encima añadir un sobrecoste por la música de fondo. Sin embargo, merece la pena pedirlo.
  • Pegado a la zona anterior, nos encontramos con el Palazzo Ducale. El Museo que lo alberga incluye pinturas de artistas venecianos como Tintoretto y Veronés. Es de visita totalmente obligada ya que contiene una parte de la historia viva del imperio veneciano. El Ponte dei Sospiri recibe el nombre por las reacciones de los esclavos que eran recluidos en el Palazzo delle Prigioni, que se sitúa a corta distancia del anterior. Hay muchas visitas en diferentes idiomas que se pueden contratar en el momento de la llegada.
  • El Gran Canal. Paseo obligado para recorrer los bonitos palacios bizantinos y góticos, muchos de los cuales se han convertido en hoteles en la actualidad. El vaporetto número 1 lo recorre por un precio módico pero siempre se puede hacer el recorrido en góndola o en visitas organizadas. Muy recomendable hacerlo también al atardecer o incluso bien entrada la noche.
  • El Puente Rialto y los Mercados. Tanto la vista desde lo alto del puente como un recorrido por los mercados de los alrededores debe ocupar una parte de nuestro tiempo en la ciudad. Los mercados tienen mucha vida y en ellos se puede encontrar cualquier cosa. Quizás, hoy son demasiado turísticos pero merece la pena una breve parada.
  • El paseo en Góndola es otro de los recorridos más emblemáticos de la ciudad. Son auténticas obras de arte, hechas a mano y con cientos de años de historia. Los gondoleros suelen repetir el oficio de sus antepasados y si se tiene suerte, se pueden disfrutar de sus bellas voces por las diferentes esquinas de la ciudad. Los precios son muy variados y todo depende del gondolero y de la capacidad de regateo que tengamos. Los recorridos suelen ser de media hora o casi una hora y los precios medios oscilan entre los 80 y los 120 euros. A veces se puede conseguir por algo menos pero no siempre es frecuente. Hay que recordar que las noches se encarece un poco más el recorrido.
  • Gallerie dell’Accademia. Podemos encontrar numerosas pinturas del s. XIII al s. XIX. Destacan las pinturas realistas que ofrecen una visión de Venecia muy similar a la de hoy en día. Hay obras de los tres grandes del s. XVI: Tiziano, Veronés y Tintoretto pero también se representan cuadros de Bellini, Carpacci, Giorgione y Canaletto, entre otros.
  • Colección Peggy Guggenheim. En claro contraste con el museo anterior, podemos visitar una de las mejores colecciones de arte moderno que hay en la actualidad. Desde Picasso, Duchamp o Mondrian hasta el mismísimo Jackson Pollock y el marido de Peggy Guggenheim, Max Ernst.
Gondola sobre un canal

Gondola sobre un canal

Adicionalmente

Para visitar correctamente la ciudad recomendamos pasar un mínimo de 3 o 4 noches. Si son cuatro mucho mejor porque se pueden ver los museos de forma más sosegada y se disfrutará de una mayor tranquilidad en los desplazamientos. En cualquier caso, hemos repasado los puntos básicos de Venecia pero hay otros alternativas interesantes si se dispone de más tiempo. Si os queda tiempo libre os proponemos las siguientes visitas:

  • Iglesia de Vivaldi: También llamada Iglesia de la Pietá. Es un homenaje al maestro veneciano y todavía se pueden escuchar allí muchas de sus obras.
  • Palazzo Grassi: Exteriormente es francamente bonito, con una situación idílica sobre el Gran Canal. Destaca por sus diferentes exposiciones, muchas de ellas, de arte moderno.
  • Campo Santo Stefano: Es un plaza preciosa,  donde se encuentra la bonita iglesia gótica del mismo nombre.
  • Iglesia de Santa Maria della Salute: Al otro lado del Gran Canal resurge esta maravilla arquitectónica del Barroco. La gran cúpula ofrece una imagen espectacular.
  • Excursión a Murano: El recorrido es demasiado turístico y ofrece poco interesante salvo el Museo de cristal autóctono donde hay demasiados comerciales con muchas ganas de vender sus obras. Sin embargo, las pintorescas casas de la isla de Burano y la casi desértica isla de Torcello ofrecen rincones más secretos. Son accesibles mediante vaporettos y la catedral de Torcello con sus mosaicos bizantinos es muy recomendable.
Sobre el Ponte Rialto

Sobre el Ponte Rialto

Hoteles

Palacios renacentistas, románticas vistas, interiores clásicos y un sinfín de Rincones Secretos podríamos encontrar en Venecia para hospedarnos pero debemos adelantar que los estándares de calidad distan mucho de otras ciudades europeas. Además, los precios medios son bastante elevados y no es fácil encontrar hoteles con buena relación calidad/precio. Nosotros vamos a destacar los que más conocemos, entre los que se encuentran algunos de los más famosos de la ciudad:

Precioso hotel situado en un palacio del s. XIV. Se encuentra a escasos metros de la Plaza de San Marcos, justo enfrente del Gran Canal, en un lugar donde se toma el vaporetto, los taxis acuáticos y las góndolas. El histórico patio interior forma el recibidor actual donde se encuentra el bonito Piano-bar llamado Dandolo. Las suites que dan al canal son espectaculares pero no recomendamos ir a este hotel a una habitación que no ofrezca vistas al Gran Canal, ya que le decepción será importante. Históricamente se han alojado allí las mayores personalidades políticas y de la iglesia así como monarcas de toda Europa. Pertenece a la cadena Starwood y dentro de ella forma parte del selecto club de hoteles clasificados como The Luxury Collection. Cuenta con un restaurante lujoso La Terraza, situado en la última planta que ofrece unas bonitas vistas sobre el Gran Canal.

Hotel Danieli

Hotel Danieli

Otro de los grandes hoteles históricos de Venecia. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, en la zona donde están las tiendas y boutiques de lujo. Pertenece a la cadena LHW (ver post aquí) y lo mejor es el restaurante y el bar sobre el Gran Canal. Hemos subido un artículo completo del hotel aquí.

 Hotel Bauer

Hotel Bauer

  • Hotel Gritti Palace

Situado algo más alejado de la Plaza de San Marcos, en el bonito Campo de Santa Maria del Giglio. El edificio vuelve a ser un palacio del s. XV lleno de numerosas obras de arte. Es elegante, discreto, señorial y muy tranquilo. Como en todos los hoteles lujosos de Venecia, las habitaciones con vistas bonitas hay que pagarlas a precio de oro pero el lugar merece mucho la pena. El restaurante y el bar sobre el Gran Canal son muy románticos. El servicio de todo el hotel es muy amable y la Conserjería ofrece una gran ayuda. Como es normal, el estilo decorativo es clásico.

Gritti Palace Hotel

Gritti Palace Hotel

Dentro de una categoría no tan elevada encontramos este bonito hotel, pequeño y encantador. Se encuentra muy cerca de los dos anteriores. El patio interior forma un pequeño oasis de calma y vegetación y es una auténtica delicia. Una gran alternativa si tenemos en cuenta situación, precio y calidad en el servicio.

Hotel Flora

Hotel Flora

Se encuentra situado justo enfrente del conocido Harry’s Bar, sobre el Gran Canal y a dos pasos de la Plaza de San Marcos. Se trata de un hotel recién reformado por lo que ofrece una gran alternativa a los grandes hoteles-palacio. Además, tanto el restaurante como el bar sobre el Gran Canal ofrecen unas veladas tan románticas como las que más. Sus precios son algo más asequibles que los anteriores.

Hotel Monaco Venezia

Hotel Monaco Venezia

Volviendo a los hoteles lujosos y clásicos que comentábamos antes, no debemos dejar de lado este histórico hotel de decoración típicamente veneciana. Desde sus habitaciones y desde su agradable restaurante se puede obtener una preciosa vista del Gran Canal. El precio de las habitaciones vuelve a ser muy elevado ya que su belleza exterior, su situación y su categoría de cinco estrellas gran lujo lo permiten. El hotel pertenece a la cadena LHW (ver post aquí).

Luna Hotel Baglioni

Luna Hotel Baglioni

Ofrece una alternativa lujosa bastante diferente a los anteriores pero con un encanto muy especial. A este hotel se le ha considerado históricamente como la finca más bella del centro de Venecia. Se encuentra en la isla de Giudecca y está rodeado de jardines de flores y una espectacular piscina olímpica que ha sido escenario de numerosas secuencias del cine internacional. Las vistas de la isla de Venecia son preciosas. Si se quiere más lujo, es posible alojarse en las suites del Palazzo Vendramin con espectaculares vistas y servicio de mayordomía. El restaurante también es muy romántico, con vistas sobre el Gran Canal. Cuenta con SPA y el hotel también pertenece a la cadena LHW (ver post aquí).

Hotel Cipriani

Hotel Cipriani

Finalmente, queríamos comentar otras hoteles en la ciudad que quizás no son tan conocidos pero ofrecen precios más reducidos y nos gustan bastante para disfrutar de un bonito fin de semana:

  • Hotel Novecento, es el pequeño hotel boutique, hermano gemelo del Hotel Flora comentado anteriormente. Es un pequeño hotel con servicio muy cercano y decorado con mucho gusto. Se encuentra en un lugar muy tranquilo, con tan sólo nueve habitaciones y un pequeño salón para los desayunos. Una gran alternativa cuyos precios pueden bajar de los 200 euros habitación/noche en muchas épocas del año.

  • Dragomanni, bien situado justo enfrente del Gran Canal. Hotel moderno, de cuatro estrellas, bien decorado y relativamente cerca del centro de la ciudad. Los precios rondan los 200 euros habitación/noche y ofrece distintos tipos de habitación. El fallo es que no tiene restaurante.

  • The Charming House, preciso hotel boutique abierto hace apenas 5 años y situado en la isla de Giudecca, a poco pasos del Museo Peggy Guggenheim. Es muy parecido al anterior tanto en servicios como en precios.
  • Al Ponte Mocenigo, pequeño palacete veneciano algo peor situado, a unos 20 minutos del centro de la ciudad por la zona norte. Tan sólo cuenta con 10 amplias habitaciones, limpias y correctas, decoradas al más puro estilo veneciano. Servicio correcto y bonito patio donde se ofrece el desayuno. Lo mejor, su precio ya que suele rondar los 100/150 euros habitación/noche. Es nuestra mejor recomendación para presupuestos más ajustados.
  • Ai Do Mori, otro pequeño hotel familiar, similar al comentado anteriormente. Sin embargo, este se encuentra muy bien situado, a escasos metros de la Plaza de San Marcos. Las once habitaciones son de tamaño reducido, pero están limpias aunque el fallo es que no tienen baño privado. El otro fallo es que no cuenta con ascensor pero la habitación del piso más alto ofrece una romántica terraza privada que casi acaricia el reloj de la Torre de San Marcos. Los precios son muy ajustados.
Gondola sobre un canal

Gondola sobre un canal

Restaurantes

En Venecia hay grandes alternativas para salir a cenar a un lugar con buena cocina italiana. Son varios los lugares que buscan crear un entorno romántico pero no todos lo consiguen. Tan sólo hay un restaurante con estrella Michelín, Osteria da Fiore que merece bastante la pena aunque los precios son bastante elevados. El otro lugar que centra todas las miradas es el famoso Harry’s Bar que cuenta con tantos defensores como detractores pero pasan los años y sigue estando en el centro de todas las miradas. También hemos hecho referencia a buenas alternativas que se encuentran en los propios hoteles mencionados anteriormente por lo que en este apartado nos vamos a centrar en todos aquellos que todavía no hemos citado:

La chef Mara Martin y su marido, Maurizio regentan este lugar reconocido por muchos críticos como el mejor de la ciudad. El menú ofrece platos típicos del Adriático adornados por una cocina vanguardista merecedora de todos los elogios. Se basa en interpretaciones del tradicional marisco veneciano. Es un lugar elegante y discreto en el que la amabilidad del personal ayuda a crear una atmósfera única. Cuenta con una estrella Michelín. La bodega es realmente completa.

Situación preciosa al borde del río. Probablemente se trate del bar más conocido del mundo entero ya que su cocktail Bellini ha dado la vuelta al mundo. Es un lugar más recomendable para los amantes de los vivos recuerdos que para aquellos que se consideren exigentes gastronómicamente hablando. El lugar está inundado de turistas y resulta un tanto incómodo pero forma parte de nuestra historia y merece la pena conocerlo.

Bellini en el Harry´s Bar

Bellini en el Harry´s Bar

Es un restaurante que ofrece una estupenda cocina local en un entorno muy agradable. Tiene varios salones, alguno más íntimo que otro, pero en líneas generales están bien decorados. Las mesas están muy poco separadas entre sí. No sólo ofrece buenas alternativas de platos de pasta sino también buenos pescados y rissotos. Está muy cerca de la Plaza de San Marcos.

Un lugar muy diferente a los anteriores. Es uno de los pocos Bar Lounge que hay en Venecia. Tiene mucho ambiente y música constante. Un lugar divertido, de gente joven y guapa donde la comida pasa a un segundo plano.

Un lugar que ha alcanzado mucho nombre sirviendo buena comida en una atomósfera informal. Se aleja del concepto romántico a la luz de las velas debido a sus mesas de madera y la cercanía de sus camareros. Su especialidad son los pescados y mariscos aunque la pasta es de gran categoría.

Se trata de un clásico en la ciudad en el que se puede terminar la cena con unos bailes en su Piano-bar. La carta de platos es muy amplia e incluye muchos platos de cocina internacional. El entorno tiene un punto elegante y romántico y es de los que merece la pena conocer.

Restaurante Antico Martini

Restaurante Antico Martini

No tiene tanto reconocimiento como otros sitios comentados y además está en la zona más alejada de Castello. Sin embargo, su cocina casera tiene buena fama y es frecuentado por muchos turistas.

Cantina situada en la zona de Rialto con un toque romántico, en una de las zonas más animadas durante la noche veneciana. Posee una gran bodega y una atractiva informalidad. Los precios son bastante ajustados.

Lo conocimos por la recomendación de un gondolero llamado Pietro, que comentaba que sólo se podía llega en góndola. Es uno de los lugares más románticos y cuenta con una correcta cocina que no sólo se centra en pastas y rissotos. Un lugar muy recomendable.

Restaurante Da Ivo

Restaurante Da Ivo

Se trata de un restaurante nuevo que viene a llenar el hueco que hay en la ciudad de lugares de este estilo. Se puede cenar hasta bastante tarde y la música, la bebida y el ambiente forma una parte muy activa de su oferta “diferente”. Un buen lugar para gente joven que quiera disfrutar de este tipo de ambiente moderno.

Probablemente se nos escapen muchos lugares especiales de la ciudad y que muchos visitantes guarden en su memoria como los mejores del mundo. Es evidente que esta ciudad permite crear entornos mágicos y una cena a la luz de las velas puede ser maravillosa sólo por las personas que se sientan y no tanto por el entorno existente. También tenemos buenas referencias cercanas de otros lugares como Ai Due Vescovi o Ai Gondoleri. Y luego, también está la alternativa de los Wine Bar que tan buen resultado suelen dar en el país transalpino al estilo de Naranzaria y Cantina do Mori por lo que consideramos que el repaso hecho es más que suficiente.

Además no debemos olvidar los grandes restaurantes de los Hoteles clásicos como es el caso del Danieli, el Bauer, el Gritti o el Monaco por poner algunos ejemplos.

Por último, no hay que olvidar en la isla de Giudecca el famoso restaurante del Hotel Cipriani o el restaurante Linea d’Ombra que también destaca por el ambiente romántico que es capaz de crear en su terraza sobre el Gran Canal.

Gondolas del Hotel Bauer

Gondolas del Hotel Bauer

Tomar una copa en Venecia

La ciudad nunca ha tenido una tradición demasiado copera pero es cierto que hay lugares para todos los públicos. Las dos zonas con más ambiente son los alrededores del Ponte Rialto y del Campo de Santa Margherita. En el caso del primero, hay varias tabernas o Wine Bar o incluso Pubs británicos con bastante ambiente nocturno, entre las que destaca el Vita Venetian Bar. Pero quizás la zona con más marcha es la segunda. El Club Piccolo Mondo es uno de los lugares más famosos y destaca por ofrecer distintos tipos de música hasta altas horas de la madrugada.

A estos lugares hay que añadir los Piano-Bar de los lujosos hoteles comentados anteriormente así como los de algunos restaurantes como Antico Martini o el Martini Scala. Por supuesto no hay que olvidar los lounge bar 947 Club y Centrale Lounge.

Otras curiosidades

Uno de los momentos mejores para ir a Venecia es en época de Carnaval, que normalmente se produce a mediados de febrero desde 1980, año en fue resucitado hasta nuestros días. La decoración es muy original y se organizan multitud de fiestas y conciertos por toda la ciudad. En la zona del Ayuntamiento, especialmente en el Caffé Florian, se organizan muchos bailes y todo el mundo posa con sus mejores disfraces. La ciudad se llena de tiendas y tenderetes donde venden disfraces y máscaras de todo tipo. La pena es que el ya excesivo turismo de siempre se convierte en algo un tanto desmedido. Para todos los que queráis ir, no apuréis mucho la reserva del alojamiento. El evento más famoso es el Baile de las Máscaras cuyos anfitriones originales son los descendientes de los Duques del Dux de Venecia pero asistir sólo es posible si se pertenece a la alta nobleza veneciana (más mito que realidad). Sin embargo, siempre se puede reservar en el Baile del Dux (Il Ballo del Doge) en el Palazzo Pisani Moretta, sobre el Gran Canaly así hacerse una idea de lo que la historia ha dado a esta ciudad.

Pero si hay un momento en el que Venecia ocupa el centro del mundo, ese es, sin ninguna duda, el Festival de Cine de Venecia. Se celebra anualmente aunque forma parte de la conocida exposición internacional de artes llamada Biennale de Venezia que se celebra cada dos años. Se celebra en el mes de Septiembre en la sede del Palazzo de Cinema. Es habitual que se den cita allí los grandes actores y directores del cine de actualidad.

Bevilacqua en Campo Santa Maria Zobenigo O del Giglio

Bevilacqua en Campo Santa Maria Zobenigo O del Giglio

En lo referente a compras, se trata de una ciudad de extremos. Por una parte, alcanzan muchos protagonismo los típicos cutre-recuerdos que, por cierto, los quitaría de todas las ciudades del mundo y los objetos de cristal de Murano que dicho sea de paso, suele tener precios más reducidos que en la propia fábrica de la conocida isla. Todo lo anterior contrasta con espectaculares boutiques y tiendas de moda con una oferta tan grandiosa y exclusiva como privativa por sus elevados precios. Finalmente, se complementa con numerosas tiendas de joyas, relojes y otras firmas con precios más asequibles.

Pero si hay algo que resulta muy típico, sin ninguna duda, es el mundo del café. En la Plaza de San Marcos hay dos lujosas cafeterías que ofrecen música clásica en directo en un ambiente plagado de nostalgia y romanticismo. Los precios son muy elevados pero a todos los turistas nos suele importar poco y antes o después hacemos una parada en el Caffé Florian o en el Quadri. Unos somos más defensores de uno y otros del otro pero cualquiera de los dos cumplen con las expectativas creadas.

Como última recomendación nos gustaría destacar otros blogs que contienen artículos interesantes de la ciudad y os recomendamos leer atentamente:

Respecto a la mejor época para ir quizás no nos gustaría mojarnos tanto como en otras ciudades. Nos gusta la Primavera pero más por el tiempo agradable que por otra cosa. A finales de verano, con el Festival de Cine de reclamo puede ser una gran oportunidad así como en los puentes de Otoño aunque tanto en estas fechas como ya entrado el Invierno hay que estar atentos a las posibles subidas del agua que, a algunas personas, podría llegar a arruinarles el viaje.

Plaza de San Marcos

Plaza de San Marcos

Al igual que intentamos hacer en los artículos de Rincones Secretos, en casi todas las atracciones turísticas, en los hoteles y en los restaurantes que hemos mencionado en este post, ponemos los links directos a sus páginas oficiales. Así, podéis ampliar información, hacer reservas o, simplemente, valorar precios.

Hemos subido alguna foto más de Venecia aquí, nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor -aqui-, monthypm -aquí-marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Venecia está - aquí -.

Quizás, no hemos podido citar todos los Rincones Secretos de Venecia ya que hay muchos que no se encuentren en muchas de las rutas y recomendaciones aquí mostradas pero quien quiera descubrirlos no tiene más que perderse en bonitos barrios como el de Castello o animarse a descubrir la isla de Torcello o incluso desviarse de cualquier ruta típica y admirar la belleza de cada esquina de la ciudad. Venecia no es sólo una ciudad para enamorados, es un lugar que todo el mundo merece descubrir aunque sea un sola vez en la vida.

Comentarios

3 Respuestas to “Venecia – Italia”
  1. quiero ir a italia a la bona Italia

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] Viaje a Veneciarinconessecretos.wordpress.com/2009/03/25/venecia-italia/ por naialor hace pocos segundos [...]

  2. [...] Antonio Canal). Se calcula que la obra del pintor italiano consta de 110 obras. Su ciudad natal Venecia es protagonista de la mayor parte de sus cuadros, dibujos y [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!