Amsterdam – Holanda

Abril 23, 2008 by monthy  
Categoría Holanda

Introducción

Pocas ciudades conquistan tanto a sus visitantes como lo hace la capital de los Países Bajos. La Ciudad es muy joven ya que hace tan sólo 1.000 años no era más que una marisma. Lo primero que impresiona es la cantidad de agua que encontramos en pleno centro histórico. Está tan llena de canales que hay que pensar que sus habitantes no sólo son conscientes de que viven al borde del agua, sino prácticamente encima de ella. Hay más de 2.500 casas flotantes amarradas en sus canales.

La tradicional forma de abanico que forman los canales y las calles la hacen especialmente cómoda y agradable para pasear, no así para recorrerla en coche ya que es un auténtico laberinto de calles prohibidas y de único sentido. Por tanto, mi primera recomendación, la visita a pie o en las tradicionales bicicletas.

Amsterdam

Una de las cosas que más me atrae de la ciudad es el aspecto humano de los nativos. Son personas con carácter acogedor que nunca te hacen sentir extraño. Intentan ayudar y agradar constantemente lo que hace que te sientas muy a gusto desde el primer momento.

Tiene mucha vida, calles animadas, mercadillos saturados de gente, ciclistas por todos los lados (si os apetece alquilar una bici, es muy divertido) y todo ello discurre con una gran armonía.

No vamos a encontrar rascacielos por ningún lado. La arquitectura es relativamente uniforme ya que, aunque no hay dos casas iguales, todas responden a un estilo común. Históricamente, las casas bajas, más grandes, correspondían a los señores mientras que los pisos altos, con pequeñas ventanas, estaban destinados al servicio.

Paso a comentar las visitas que me parecen imprescindibles de la ciudad:

  1. Plaza Dam: Es el centro de la ciudad y también del país. En ella podemos encontrar el Palacio Real y el National Monument. Es el sitio perfecto para empezar la visita de la capital ya que todo está a poca distancia.
  2. Begijnhof y el Museo Histórico de Amsterdam: Se trata de una zona realmente bonita pero bastante difícil de encontrar. Vale la pena evitar horas con muchos turistas porque su principal virtud es la paz que se respira. Sigue viviendo gente allí y hay que intentar no romperles su privacidad.
  3. Casa de Ana Frank: Lugar-Museo de triste recuerdo pero de visita obligada.
  4. Iglesia de Westerkerk: Las mejores vistas panorámicas de la ciudad son las que ofrece el alto de su torre. La iglesia, protestante, es muy sencilla pero es la más importante para la vida de la ciudad. Aquí fue enterrado Rembrandt. Su carillón forma parte de la vida de la ciudad.
  5. Rijksmuseum: Es inevitable su visita. El plato fuerte es Rembrandt pero hay una magnífica colección de arte de la Edad de Oro. Como es habitual en la visita de los museos, os recomiendo evitar los fines de semana e ir a primera hora del día.
  6. Museo Van Gogh: Todavía más visitado que el anterior. Todo depende de los gustos de cada persona pero os recomiendo especialmente su visita.
  7. Bloemenmarkt: El Mercado de las Flores. Las flores recién cortadas son una maravilla. La pena, siempre está abarrotado de gente.
  8. Paseo por los Canales: Hay muchos barcos turísticos que lo ofrecen. La más famosa es Amsterdam Canal Cruises . Vale mucho la pena porque es la mejor forma de ver la ciudad aunque sea un poco “turístico”.
  9. Paseo nocturno por el Barrio Rojo: No es peligroso y merece la pena darse una vuelta. Hay mucho turismo pero hay que intentar evitar las fotografías no deseadas. Por supuesto, hay que evitar las pequeñas calles de los alrededores.

Adicionalmente

Amsterdam es una ciudad muy cómoda de pasear por lo que el mejor plan es perderse por todas sus esquinas tranquilamente. Aunque también se pueden hacer otros planes dependiendo de los gustos de cada persona. Si os queda tiempo libre os propongo:

  • Paseo por Jordaan: Antiguo barrio obrero con tiendas muy curiosas.
  • Vondelpark: En la Zona de los Museos podemos encontrar este bonito parque con mucha vida diurna.

Alrededores

Existen varias pueblecitos francamente bonitos a corta distancia de Amsterdam. Lo ideal es alquilar un coche por un día y recorrerlos tranquilamente:

  • Marken: Quizás el más bonito. Exclusivamente peatonal y situado en una isla con el mismo nombre. Los coches deben quedarse aparcados un poco antes de llegar al centro. Está formado por un conjunto de casas de madera unidas por puentes que parecen que se han quedado ancladas en el pasado. También se puede llegar allí en ferry desde Volendam. La zona abierta al mar tiene cafeterías y restaurantes muy recomendables para hacer una paradita.
  • Volendam: Con más vida en sus muelles ya que fue uno de los principales puertos pesqueros de la zona. Todavía conserva mucha parte de su viva historia.
  • Edam: Famoso por sus quesos de bola. Un paseo por el centro es corto y muy recomendable.
  • Zaandam: De vuelta de la excursión del día, ya por la tarde, se realiza la última parada en un sitio llamado Zaanse Schans. Se trata de un conjunto de casas y molinos de viento que forman parte de cualquier fotografía característica de las tierras holandesas. Merece la pena detenerse en este museo al aire libre. Muchos de ellos pueden visitarse.

La excursión completa no tendrá más de 100 kms y nunca los desplazamientos entre los pueblos son superiores a los 30 minutos por lo que el día es bastante relajado y muy recomendable.

  1. Utrecht: A unos 50 kms de Amsterdam. Es una ciudad universitaria, bastante bonita y con una catedral muy curiosa ya que está cortada en dos partes por un huracán. El centro es muy bonito y está cargado de historia.
  2. Leiden: Otra ciudad universitaria famosa por sus campos de tulipanes. Hay que ir en primavera. Realmente, el recorrido que parte de Leiden y llega al pequeño pueblo de Heemstede nos ofrece un paisaje espectacular. Parece un gran huerto con forma de jardín de primavera.
  3. La Haya: Es la sede del Gobierno Holandés. Es una ciudad bastante más grande por lo que la distribución del tiempo es más complicada. La ventaja es que en menos de una hora podemos llegar desde Amsterdam. Hay varias cosas interesantes que ver entre las que destacan: los edificios del Gobierno (Binnenhof y Buitenhof) y un par de iglesias interesantes (Groote Kerk y Nieuwe Kerk). Pero quizás lo más bonito es un Parque que hace las delicias de los pequeños (y no tan pequeños) llamado Madurodam. Se trata de una representación en miniatura, a base de maquetas, de las principales atracciones turísticas del país. También, el bonito puerto pesquero de Scheveningen puede ser otra opción interesante en La Haya.

El punto 2, 3 y 4 podrían visitarse en un solo día pero habría que asumir más carretera que la excursión anterior. Es más paliza de día pero las cosas que vemos son muy interesantes por lo que, dependiendo de las ganas que tengáis, puede ser otra opción a plantearse.

Hoteles

Hotel situado entre dos canales y muy céntrico. Bonito por fuera pero el interior se ha quedado un poco viejo. Cuenta con un pequeño SPA.

Algo peor situado que el anterior pero mucho más bonito y moderno. Es un hotel de un diseño espectacular. Probablemente, hoy en día, es el mejor hotel de la ciudad.

Espectacular edificio exterior y muy bien situado al borde del río Amstel. Una pena que el servicio no responda correctamente y que el interior resulte poco actualizado. Es de la cadena LHW.

Bonito edificio situado también al borde del río Amstel. Recientemente renovado. Cuenta con un completo SPA.

De la cadena Westin (Sheraton), cada vez es más frecuentado por ejecutivos por su comodidad para el trabajo. Quizás un poco grande pero también está muy bien situado.

Hotel perfecto para los que buscan el diseño moderno por encima de todo. Tan sólo tiene 7 habitaciones y el servicio es muy atento. La pena es que no está nada bien situado.

Muy cerca de la estación central. Hotel funcional y cómodo como suele ser habitual en esta cadena americana.

En plena plaza Dam. Muy cómodo. Responde a los cánones típicos de la cadena española. También NH Hoteles cuenta con otras opciones en la ciudad.

Tan sólo dos estrellas pero está muy céntrico y tiene una buena relación calidad/precio.

Restaurantes  

La gastronomía holandesa tiene como platos fuertes el queso (Edam y Gouda) y el pescado (arenques y ahumados). Entre los primeros platos, es frecuente recurrir a diferentes tipos de sopas (la sopa de guisantes es muy típica). También recurren a estofados diversos para tomar carne, destacando las conocidas albóndigas. El mundo del vino no merece demasiado interés ya que la cerveza cuenta con todo el protagonismo gracias a marcas tan conocidas como Heineken o Amstel. Otros productos típicos son las patatas, la mahonesa, los mejillones y los distintos tipos de chocolate.

El restaurante que más me gusta es el del antiguo hotel Blakes, el del actual Hotel Dylan pero es bastante caro. Diseño moderno espectacular, cocina sobresaliente, servicio perfecto.

De Silveren Spiegel es un restaurante recomendable. Decoración clásica basada en la plata por todos los lados, bastante coqueto. Es elegante, romántico (lleno de velitas), el servicio es bueno y la cocina holandesa cumple bastante bien. La carta de vino es muy cara.

Otro clásico que está bastante bien es D’Vijff Vlieghen, basado en la nueva cocina holandesa. Se encuentra situado entre cinco casas del SXVII unidas entre sí. Es más barato que los anteriores. A mi me convenció más el ambiente que la comida aunque la sopa de cebolla con ginebra holandesa estaba francamente buena.

Como orientales, una buena opción es Dynasty.

Como restaurante moderno de moda me han hablado bien del SupperClub pero no lo conozco por lo que no me atrevo a recomendarlo. Se puede cenar, tomar una copa y parece ser una experiencia muy curiosa.

Un plan muy frecuentado por los que nos gusta la ciudad es visitar un Coffee Shop. No tengáis ningún miedo. Hay muchos por la ciudad y en cualquiera de ellos se puede tomar una copa tranquilamente. Todo el mundo es muy amable y si no creas problemas, vas a poder disfrutar de cualquier plan divertido en la ciudad.

En lo referente a compras, no hay nada demasiado relevante pero las cosas más curiosas son:

  • Flores del famoso Mercado
  • Ginebra Holandesa
  • Chocolate
  • Antigüedades, libros, artesanía
  • Ropa de moda

Una última recomendación. Cuando lleguéis al grandísimo aeropuerto de Schiphol, lo mejor es que toméis el tren que os deja en la Estación Central. Desde allí ya podéis coger un taxi al hotel que corresponda. Vais a ahorrar tiempo y dinero.

Respecto a la mejor época para ir, os recomiendo la primavera porque es la mejor época para disfrutar de sus campos floridos. Sin duda, Semana Santa si cae tarde o los puentes de Mayo son el mejor momento.

Comentarios

2 Respuestas to “Amsterdam – Holanda”
  1. sofia molina dice:

    me encantaria viajar alla, yo soy ecuatoriana, si lo hago será conociendo por este medio y gritando asi por lo que veo maravilloso , guaauuuuu ojala pueda ir en persona algun dia con la ayuda de mi Dios. los felicito por todas esas bendiciones del Todopoderoso Dios del Cielo creador de todo lo que hay en este mundo.

  2. maria dice:

    wau!es impresionante todo lo que hay amsterdan es impresionante es muy bonito

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!