Ibiza: Un Paraíso Desierto – Puente de Mayo 2009

Mayo 6, 2009 by mikel  
Categoría España

Vistas desde el Hotel Hacienda Na Ximena

Vistas desde el Hotel Hacienda Na Ximena

El pasado 30 de Abril se iniciaba “oficialmente” la temporada en Ibiza y muchos de los Hoteles y Restaurantes de la Isla aprovechan estos días para reiniciar sus operaciones tras el descanso invernal. Coincidiendo con estas fechas tuve la oportunidad de ir a Ibiza para celebrar mi 20 Aniversario de Boda y, la verdad, es que ha merecido la pena!!!.

Para conmemorar esta fecha señalada nos hospedamos en el Hotel Hacienda Na Xamena un precioso Hotel construido sobre unos espectaculares acantilados a la espalda del Puerto de San Miquel en el Noroeste de la Isla. La atención exquisita que uno recibe de todo el personal que allí trabaja se percibe incluso mucho antes de la fecha de llegada (durante el proceso de reserva, que yo hice directamente con el Hotel y la inestimable ayuda de Carolina) ya que se encargan de ofrecer toda la ayuda que puedas necesitar para planificar adecuadamente tu estancia.

Carolina contactó conmigo telefónicamente no menos de 5-6 veces en las semanas previas a nuestra visita para ayudarme y confirmar nuestros planes y esto no suele ser muy habitual. Nada más llegar al Hotel (tras un agradable paseo en coche de menos de 30 minutos desde el Aeropuerto de Ibiza por unas carreteras prácticamente desiertas estos días) uno en seguida nota que ha llegado a un sitio “especial”. El personal de recepción (amable, rápido, eficiente) tiene todo listo a tu llegada y tras confirmar los datos de la reserva lo primero que hace es guiarte en una breve visita por el Hotel antes de acompañarte a tu Habitación. Uno no puede ya reprimir una sonrisa e incluso algún gesto involuntario de sorpresa y admiración cuando ve el patio y la piscina climatizada interiores que dan paso a las habitaciones, el agradable Bar Chill Out con una decoración sencilla y elegante de clara influencia asiática donde uno ya se imagina disfrutando de alguna bebida sentado en sus cómodos sillones y culmina con la visita a la zona de piscinas. Allí esperan unas estupendas tumbonas con mullidas colchonetas desde las que uno puede disfrutar la maravillosa vista de los acantilados sobre los que se encuentra el Hotel.

Detalle de habitaciones Hotel Hacienda Na Ximena

Detalle de habitaciones Hotel Hacienda Na Ximena

Tras la breve visita por las instalaciones del Hotel (que por cierto el Personal está siempre dispuesto a enseñar a cualquiera que se desplace hasta allí aunque no sea un Huésped) se llega a la habitación. El Hotel dispone de diferentes tipos de habitaciones: desde las más sencillas hasta las Suites que incluyen un pequeño jardín privado con un Jacuzzi exterior pasando por una “doble superior” como la nuestra que incorpora un Jacuzzi en la propia Habitación con una espectacular vista al acantilado

La oferta gastronómica del Hotel es también más que destacable. Para un almuerzo ligero uno puede elegir tomar unas Tapas al borde de la Piscina entre las que se ofrecen diferentes opciones: Españolas, Africanas, Asiáticas acompañadas de estupendos y variados zumos naturales que el Huésped puede personalizar a su elección. También se puede elegir el Menú del Bar Chill Out sentado en alguna de las mesas que bordean el área de la piscina y degustar algo más consistente como una estupenda Hamburguesa de carne de Kobe, un estupendo Montado de Jamón o unas deliciosamente condimentadas ensaladas acompañadas de porciones de Solomillo de Buey ó Langostinos salteados.

Zona de piscina

Zona de piscina

Para las cenas se puede optar por el Restaurante Sueño de Estrellas que bordea el área de las piscinas donde sirven un completo Menú Degustación (que se incluye como parte de alguno de los paquetes que ofrece el Hotel) y que consiste en:

  • Un aperitivo de crujiente de albóndiga de cordero
  • Unos entrantes variados a compartir: tartar de salmón, foie, pulpo, … todos con un cierto toque oriental que incluye agradables sorpresas en los condimentos y salsas que les acompañan (soja, curry, …)
  • Para terminar con un plato doble de “mar y montaña” que en nuestro caso fue una lubina con verduritas y una porción de carne de corte Argentino

El Restaurante dispone de una amplia carta de vino con referencias tanto nacionales como internacionales.

El Hotel tiene otro Restaurante llamado El Edén, que aún no estaba operativo en este inicio de la temporada. Si, como parece, El Edén es la opción estrella del Hotel en cuanto a Restaurantes valdrá sin duda la pena buscar la ocasión para visitarlo porque la experiencia de la cena en el Restaurante Sueño de Estrellas fue más que satisfactoria. Como comentábamos antes, la cena se puede rematar en el Bar Chill Out donde la oferta de Cócteles y en general de bebidas “espirituosas” es variada y podremos disfrutar de una buena copa servida con profesionalidad (y lamentablemente esto ya no es tan habitual).

SPAComo complemento a su oferta de servicios el Hotel cuenta con un Spa en el que se ofrecen todo tipo de tratamientos (adelgazantes, rejuvenecedores, relajantes, etc…) que incluyen tanto masajes como tratamientos con agua. Si uno no quiere disfrutar con los tratamientos del Spa (no son precisamente baratos) lo que si recomendaríamos sería, al menos, hacer el Circuito de las Cascadas Suspendidas que incluye 8 “piscinas” con diferentes tratamientos (hidromasaje de pies, piernas, cintura, espalda, cama de relajación, …) y desde las que, como su propio nombre indica, se disfruta de la vista del entorno natural del Hotel al encontrase construidas sobre el propio acantilado.

Con esta actividad “frenética” (piscina, almuerzo, cascadas suspendidas, cena, Chill Out,…) pasamos nuestra primera dura jornada de visita en Ibiza pero teníamos ya que hacer otros planes para el resto del Puente!!!

Vistas desde la habitación del Hotel

Vistas desde la habitación del Hotel

El Viernes primero de Mayo amaneció nublado e incluso cayeron algunas gotas de lluvia durante la mañana. Así que como no podíamos aprovechar la Piscina del Hotel pero el día era suficientemente bueno para visitar las Calas del Norte de la Isla salimos a conducir sin prisa y sin destino fijo tomando los caminos hacia la costa según los encontrábamos. Así visitamos el Port de Benirrás, Cala Xarraca, Cala Portinatx, Cala d’en Serra, … llegando a la Cala de Sant Vicent sobre la hora de comer. Aprovechamos para subir por la carretera que te encuentras al llegar a la Cala Sant Vicent a la izquierda desde la que se disfruta de unas preciosas vistas. Como se puede apreciar la cala estaba abarrotada!!!

Cala Sant Vincent

Cala Sant Vincent

De vuelta a la cala recorrimos su corto Paseo Marítimo donde había varias tiendas típicas de objetos playeros y Souvenirs y tres ó cuatro Restaurantes abiertos pero con poca clientela a pesar de la hora. Sin embargo al pasar por la puerta de uno de los Restaurantes nos “asaltó” un estupendo olor a rico guiso y comprobamos que, al contrario que el resto de los locales de la Cala, estaba prácticamente lleno. Así que basándonos en la creencia popular de que si un Restaurante está lleno “por algo será” entramos a pedir mesa. Tras una recepción con cierto “recelo” del Camarero (luego comprobamos que la mayoría de los comensales eran gente de la zona lo que acabó de confirmar lo acertado de nuestra intuición) que nos indicó que teníamos que esperar nos sentamos a la barra del Bar situado al fondo del local esperando, cerveza en mano, nuestro turno. Desde allí empezamos a ver pasar grandes bandejas con guiso de pescado y patatas y paelleras con contenidos sugerentes…Cuando, pasado un ratito, el dueño (luego me he enterado que se trataba de Jaime persona de cierto renombre en la isla, larga experiencia en la Restauración y final trato amable y simpático) comprobó que ese par de despistados que habían entrado en su Restaurante parecía gente de fiar,  vino libreta en mano a tomarnos la comanda para lo que, por supuesto, nos dejamos aconsejar. Tomamos así unas más que dignas gambas rojas (no extraordinarias como las que sirven en el Hispania de Arenys de Mar en Barcelona o en el Asador de Celso en Madrid que hacen que se me salten las lágrimas de añoranza cada vez que las recuerdo) pero suficientemente buenas y a un precio más que conveniente (20 Euros las 8 piezas). A las gambas le siguió el típico plato Ibicenco: un Bullit de Peix que consiste en un primer plato (en realidad una buena bandeja) de sabrosos pescados de roca y patata al que sigue un arroz con ligera costra que se presenta con el punto y la textura justa para rematar un plato más que agradable y consistente (Ojo!!! cuidado con el All i Oli que es natural y puede causar estragos el resto de la tarde ;-) y todo acompañado con una botellita de Cava Juve i Camps Reserva de la Familia que nos pareció un buen complemento al estupendo almuerzo que estábamos disfrutando. Por cierto el Restaurante es Can Gat y desde luego es más que recomendable.

KM5

KM5

Salimos así a media tarde satisfechos y dispuestos a rematar nuestro “paseo” por la Isla visitando: Platja des Figueral, Cala Mastella, Cala Llenya, Cala Nova, Sa Galera todas bonitas y desiertas!!! Un verdadero lujo. Acercándonos más al Sur acabamos visitando la Platja de Es Canar, Santa Eulalia para hacer una última parada (antes de volver al Hotel) en Cala Llonga. Sitios también agradables pero más explotados y, por lo tanto, menos interesantes de los que habíamos tenido oportunidad de visitar durante la mañana y primera hora de la tarde. Llegamos de vuelta al Hotel con el tiempo justo de prepararnos para nuestro primer contacto con los locales “Chic” de Ibiza. Habíamos reservado mesa para la cena en el Restaurante KM5 casualmente situado en el Kilómetro 5 de la Carretera de Ibiza a Sant Josep. El KM5 es un local difícil de definir pero que queda claro que reúne a “gente guapa” y que demuestra que quien sea que lo haya montado tiene buena vista (ya que se encontraba prácticamente lleno).

KM5 - Jaima

KM5 - Jaima

Al local se accede a través de una pequeña puerta que da acceso a lo que podría ser un hall / salón con una gran mesa central donde, por cierto, no hay nadie. A continuación se accede a una pequeña tienda de ropa (¿?) que da paso a un gran patio exterior donde se encuentran los Salones del Restaurante y las Zonas de Copas (tanto exteriores como interiores). La decoración es informal pero con categoría, el servicio (integrado por chicos y chicas guapos y guapas) es bueno y atento. El Menú no esconde grandes sorpresas pero la comida es buena. Nosotros nos decidimos por un Tartar de Atún (refrescante por el aguacate que le acompaña) y un Foie fresco a la plancha con manzana (muy apreciable) para acabar con carne a la brasa (un entrecot y una entraña argentina suficientemente ricos pero no de los que dejan huella). Al acabar la cena (a pesar de la época estuvieron “doblando” mesas toda la noche) les pedimos que nos indicaran donde nos podíamos tomar una copa y nos ofrecieron una mesa de “la jaima“. Sí, efectivamente, una estupenda jaima con sillones, lámparas de araña y mesas de diseño en las que uno se sienta cómodamente a tomar una copa y ver a la gente guapa del local (que hay mucha). Lamentablemente las copas se sirven en típicos vasos de tubo pero no se puede tener todo!!! Además de la jaima el local cuenta con diferentes barras tanto interiores como exteriores con una decoración muy fashion y una estupenda música que te acompaña durante toda la estancia en el local. Así pues otra muy buena experiencia. KM5 no os dejará huella como restaurante pero desde luego entiendo que la visita al local es obligada. Acabamos así nuestro intenso segundo día en la Isla.

Terraza del Hotel

Terraza del Hotel

El Sábado día 2 amaneció con un Sol maravilloso así que decidimos aprovechar las instalaciones del Hotel, piscina, ligero almuerzo en la terraza del Bar Chill Out para prepararnos para la última noche de nuestro fin de semana en la que teníamos intención de visitar algún otro local interesante. Tras un breve paseo por la zona alta antigua de Ibiza (donde por cierto están construyendo un Parador que tendrá una estupenda situación) decidimos pasar a conocer otro de los lugares de moda en Ibiza El Ayoun en San Rafel de sa Creu otro local de difícil descripción pero que ofrece, sin duda, estupendas experiencias. De inspiración Oriental, situado en una casa del centro del Pueblo tras atravesar una preciosa puerta de madera se accede al gran comedor donde ya la preparación de las mesas y la decoración del local prometen una gran experiencia. No teníamos planes para cenar en este Restaurante pero sí decidimos que en la próxima ocasión no perderíamos la oportunidad. Aprovechamos para tomarnos un estupendo cóctel (por cierto recomendable el Cóctel El Ayoun combinado de fruta fresca, zumos y licores de fórmula “secreto de la casa”) antes de ir a nuestra última etapa gastronómica de nuestra visita.

El Ayoun

El Ayoun

Para nuestra “última cena” habíamos elegido (por amable sugerencia del Maître de Na Xamena) el Restaurante Ama Lur. En una casa situada al borde de la carretera de San Miquel el restaurante incluye algunos salones interiores y una gran y agradable terraza de verano (todavía cubierta en esta época) que prácticamente se llenó de comensales a lo largo de la noche. Ama Lur dispone de una Carta no demasiado extensa (lo que muchas veces se agradece) pero llena de platos sugerentes con influencias Vascas y también Mediterráneas y una extensa, completa (y no muy barata) lista de vinos. Tras una Crema y una Croqueta (muy sabrosas) ofrecidas como aperitivo de la casa nos decidimos por: una tempura de Calabacín rellena de Xangurro y un Foie fresco a la plancha (algunos tenemos nuestras debilidades) seguidos de unos Chipirones rellenos en su tinta y un rico plato de Rollitos de Rape envueltos en Jamón con Setas y Tapioca (recomendable). La cuenta acorde con el sitio y la calidad y cantidad de elementos de la cena (vamos no barata pero lógica).

Y así terminamos nuestra breve pero intensa visita a la Isla Blanca. Ibiza ofrece, indudablemente, unos atractivos especiales durante la temporada veraniega pero, desde luego, para nosotros esta visita primaveral con la posibilidad de visitar sitios más que estupendos y, sobre todo, de disfrutar de unos paisajes y costas realmente maravillosos y prácticamente desiertos ha sido una gran experiencia.

Comentarios

3 Respuestas to “Ibiza: Un Paraíso Desierto – Puente de Mayo 2009”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] En cuanto al precio, nuestra cena con vino, costó 65 euros por persona. Los precios son bastante razonables ya que el ambiente y el servicio merecen un sobresaliente alto. Nosotros no tuvimos tanta suerte con la comida pero cumple sobradamente y, globalmente, es un lugar que no tenemos dudas en recomendar. De hecho, en cualquier escapada a Ibiza, merece la pena pasarse por KM5 y disfrutar de cualquier cosa de la variada oferta que tiene. Nosotros ya lo hicimos en una visita anterior que explicamos aquí: Ibiza un paraíso Desierto. [...]

  2. [...] del Río. Los más conocidos de la isla de cinco estrellas son el clásico Hotel Hacienda Na Ximena (ver post aquí), el moderno Ibiza Gran Hotel y el recién inaugurado Hotel Hospes Aguas de Ibiza. Pero seguro que [...]

  3. [...] ■         Cala Sant Vincent: Una de las más grandes de la zona. Cuenta con un entretenido Paseo Marítimo donde se pueden hacer compras variadas así como picar algo en alguno de sus restaurantes. Recomendamos el Can Gat tal y como comentábamos en este artículo (ver post aquí). [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!