Bruselas – Bélgica

Noviembre 19, 2008 by marylebone  
Categoría Bélgica

Grande Place
Grande Place

Bruselas – Bélgica

Introducción

 

 

Lo que sucede con Bruselas puede que no suceda con ninguna otra ciudad en Europa y probablemente en el mundo y nos referimos a que es capital de un país cada vez más dividido y sin embargo vertebra a la mayor parte de Europa al ser la capital por antonomasia de la Europa comunitaria. No sabemos si por lo primero – luchas internas entre flamencos y valones – o más bien por lo segundo – capital europea y por tanto sede de la mayor parte de las instituciones comunitarias – se ha ganado la fama de ciudad aburrida, sosa y con más de gris que otra cosa. Mucha gente que la visita lleva esa idea preconcebida y si bien en un fin de semana convencional puede transmitir esa imagen, si uno decide pasar algunos días más y, sobre todo, encarar la visita con otro talante, descubrirá una ciudad joven, divertida, cosmpolita y con múltiples alternativas de ocio en todos sus aspectosLocalización 

Bruselas es posiblemente la mejor ciudad de Europa en cuanto a posibilidades de movilidad geográfica se refiere tanto en avión como, fundamentalmente, en tren. A un palmo del norte – noreste de Francia (París, Lille, entre otras ciudades), de Luxemburgo, de Colonia o de los Países Bajos concentra en un radio de menos de 300 km. una cantidad de opciones de turismo en interior o en costa, en mar o en montana, como pocas otras ciudades en Europa. Adicionalmente su situación central en el pais permite conocer Bélgica y sus principales ciudades – Gante, Brujas, Amberes, entre otras – de una manera más que cómoda.

Mapa de Bélgica

Mapa de Bélgica

De turismo por Bruselas..

Es cierto que Bruselas, a diferencia de otras ciudades europeas – se nos ocurren Roma (ver aquí nuestro artículo) o París (ver aquí nuestro artículo) – no ofrece una alternativa tan grande en cuanto a oferta arquitectónica y artística en general se refiere pero sin embargo sí dispone de otras opciones más que atractivas que la hacen ideal para pasear por sus calles, sus plazas, sus parques o dejarse perder por sus barrios pintorescos.

Hemos incluido un mapa para facilitar la localización de los lugares turísticos pero sin embargo está reducido al centro de la ciudad por lo que zonas como la del Barrio Comunitario o el Barrio de Ixelles no se ven tan claramente.

Mapa de Bruselas

Mapa de Bruselas

1. Zona Grande Place

La visita a Bruselas no puede menos que comenzar en una de sus atracciones turísticas, La Grande Place. Denominado como el salón de Europa no ha habido ocasión que la hayamos visitado que no haya despertado en nosotros un sentimiento de sobrecogimiento. Expresión suma del gótico flamígero y combinación en perfecta armonía de los edificios que en ella se levantan – uno de ellos el majestuoso Ayuntamiento de la ciudad – la Grande Place siempre es un torrente de vida bien por sus espectáculos artísticos – entre otros las típicas alfombras florales – bien por sus eventos – festivales variados y ferias de productos típicamente belgas como las cervezas de Abadía – o simplemente por el trasiego diario e incesante de turistas y locales.

No muy lejos de la Grande Place el monumento más significativo, por curioso que parezca, de la ciudad: el Manneken Pis. Dado que todo el mundo ha visto alguna vez al ínclito niño no diremos más que defrauda y mucho tanto por su ubicación como por su tamaño más que reducido.

La Bolsa

La Bolsa

La zona de la Grande Place enlaza con la zona de la Bolsa de la ciudad, al comienzo del Boulevard Anspach que nos lleva a la Gare du Nord, una de las 3 estaciones de tren de la ciudad. Zona clásica de cervecerías y lugares de ocio es una de las más animadas de toda la ciudad perfecta para disfrutar de un café o cerveza a cualquier hora del día o bien de una copa por la noche.

2. Zona Palacio Real

El Palacio Real es otra de las grandes atracciones de la ciudad y ocupa una extensión más que considerable entre edificios y jardines. Entre la zona y entre edificios significativos como el Palacio de Bellas Artes o el Congreso se encuentra la Catedral de San Miguel, edificio eclesiástico más significativo de la ciudad.

En las cercanías de la misma una de las plazas con más encanto de Bruselas, la Place du Petit Sablon, una plaza que combina jardines, fuentes y numerosas estatuas alrededor creando un autentico espacio lleno de paz en el centro de la ciudad muy cerca de la Iglesia de Notre Dame du Sablon.

Place du Petit Sablon

Place du Petit Sablon

3. Barrio Europeo

Una zona poco explorada por muchos turistas es el barrio comunitario. Si bien los mismos llegan con frecuencia al edificio sede del Parlamento Europeo cerca de la parada de metro de Schuman, la impresionante mole de cristal llamada “Le Berlaymont”, su visita suele comenzar y acabar en el mismo. Si bien permite ser visitado y siempre resulta curioso visitar las tripas del edificio donde se urden tantas decisiones que nos atañen a todos los europeos creemos que la visita debería continuar, sin lugar a dudas, por el barrio en el entorno a la estación de metro de  Montgomery una vez que se pasa el Parque del Cinquantenaire o Jubelpark, uno de los mayores parques de Bruselas.

Arc du Cinquantenaire

Arc du Cinquantenaire

El primero es el barrio comunitario por excelencia y donde viven la mayor parte de los funcionarios y personal administrativo de las instituciones europeas. Casas bajas al más puro estilo londinense, mucha zona verde y un barrio totalmente distinto a los demás barrios céntricos de la ciudad, una ciudad por otra parte cada día más abandonada por parte de los belgas, los cuales prefieren idealmente vivir a las afueras de la ciudad.

4. Zona Avenue Louise / Ixelles

Otra zona que nos ha llamado siempre mucho la atención es la del barrio de Ixelles, también muy céntrico y situado en la parte alta de la ciudad que comienza con el Palacio de Justicia.

Palacio de Justicia

Palacio de Justicia

Se trata de una zona moderna repleta de oficinas y tiendas y cuenta con la calle comercial por excelencia de la ciudad: la Avenue Louise.

5. Zona Gare du Nord / Botanique

Otra zona muy característica de la ciudad es la del Jardín Botánico, muy cerca de la Gare du Nord y que cuenta con edificios más modernos que enlazan directamente con la zona comunitaria.

6. Otras

Por último y pese a estar más alejadas dos recomendaciones, una más turística y prescindible y la otra menos conocida y más aconsejable. En cuanto a la primera se trata del famoso Atomium (Átomo) de Bruselas y el parque de Mini Europe, reproducción en miniatura de los principales monumentos y atracciones arquitectónicas en Europa; en cuanto a la segunda opción se trata de los Jardines Botánicos de Bélgica (no confundir con el Jardín Botánico situado en el centro de la ciudad), en Meise, a unos 12 km. de Bruselas y no muy lejos del Atomium y Mini Europe.

Jardines Botánicos estatales / Castillo Van Bouchout

Jardines Botánicos estatales / Castillo Van Bouchout

Suelen estar mucho menos atestados de turistas y ofrecen una visita al castillo que se alberga en su interior, los jardines y los diferentes invernaderos, contando como uno de los alicientes principales unas vistas de la ciudad mucho menos conocidas.

Alrededores:

Incluso ciñéndonos a Bélgica – de lo que se trata realmente en este artículo – las opciones son múltiples. La verdad es que al ser un país tan pequeño y tan llano las opciones pasan fundamentalmente por el tren, si uno no se quiere complicar la vida, el coche – el trafico es más que aceptable en el país – o para los más deportistas incluso en bicicleta.

La verdad es que nosotros siempre lo hemos recorrido en tren y para ello hemos comprado abonos de viajes con un número determinado de trayectos que permitían total flexibilidad en días y horas de viaje.

Todas las ciudades y sitios turísticos que visitar se encuentran a un máximo de 45 minutos en tren con lo que son idóneos para ser visitados durante el día y posterior regreso a Bruselas a última hora de la tarde. No descubriríamos nada si dijésemos que quizás sea Brujas (Bruges) el más atractivo de los destinos, quizás por su imagen bucólica y romántica. En un día se conoce perfectamente y es tiempo más que suficiente para pasear por las diversas rutas posibles, explorar sus canales y conocer sus edificios – la mayor concentración de gótico flamígero del país – de primera mano. Recomendamos para aquellos que quieran disfrutar de unos días en pareja que intenten dormir una noche en la ciudad ya que sin duda Brujas es el lugar perfecto.

De similares características nos pareció Gante (Gent), más llamativa quizás en lo que a edificios y estampas pintorescas se refiere. Menos turística que Brujas es posiblemente la ciudad más bonita de Bélgica bajo nuestra modesta opinión.

Vista nocturna de los canales

Gante - Vista nocturna de los canales

Otra buena opción para ser visitada es Amberes (Antwerp), la más “holandesa” de las ciudades belga ya que no en vano es el centro económico de Flandes. Más moderna, con zonas de edificios vanguardistas y un área portuaria en plena renovación conserva sin embargo el alma de ciudad que un día fue habiendo integrado perfectamente las nuevas tendencias. Ni que decir tiene que ofrece opciones de ocio diurno y nocturno, particularmente, mucho mayores que Brujas o Gante, similares a las de una gran ciudad como Bruselas.

En nuestras visitas a Bruselas hemos también aprovechado para conocer la zona valona, zona francófona por excelencia, mucho más deprimida económica y socialmente. Ciudades como Namur, capital de Valonia o Lieja (Liege) son hoy en día sombra de lo que sin duda fueron no hace tanto tiempo.

Sin embargo si recomendamos otras ciudades mucho más pequeñas, si se nos permite pueblos, que gozan de un encanto muy especial. Por una parte Lovaina (Leuven), ciudad universitaria belga por excelencia y la cual hay que diferenciar de Lovaina “la Nueva”, especie de réplica moderna de la anterior con la idea de albergar la principal universidad francófona – la primitiva es flamenca – del país; por otra parte Malinas (Mechelen), pueblo relativamente pequeño pero con mucho encanto si uno quiere disfrutar del Flandes en estado puro, casi no contaminado por el paso de los turistas.

Centro de la ciudad

Centro de la ciudad

Por último unas recomendaciones de costa ya que, no nos olvidemos, Bélgica posee una nada despreciable salida al mar. Se trata de las localidades de Knocke y Oostende, siendo ambas centros turísticos y de veraneo belga desde hace décadas. Recomendamos el recorrido en bicicleta por esta zona de costa también conectada a no mucha distancia de ciudades como Brujas. Al ser una zona totalmente llana se puede llegar cómodamente en tren a alguna de las localidades antes mencionadas, alquilar unas bicicletas y devolverlas en el destino tomando posteriormente el tren de regreso.

Restaurantes

En fin, después de tanto turismo puede que a más de uno se le haya abierto el apetito. La cocina belga es como no podía ser de otro modo una cocina marcada por las influencias francesas e italianas, entre otras. Sin ser unos expertos en cocina belga – por suerte o por desgracia en nuestras visitas siempre hemos tirado mucho de cocina internacional y sobre todo de los tradicionales “moules” – sí podríamos recomendar a ciencia cierta la prueba de los diferentes platos belgas.

Para ello hemos elaborado esta lista más o menos amplia de restaurantes belgas e internacionales en los que poder degustar cocinas de todo tipo y precio durante la estancia en Bruselas. Hemos detallado adicionalmente aquellos en los que uno puede tomarse un aperitivo antes de la comida o cena y en particular una copa tras la cena en un ambiente animado. Casi todos ellos se sitúan bien en pleno centro de la ciudad – la mayoría – bien en los barrios de Ixelles y la zona comunitaria.

Cocina Belga / Francesa:

Se podría definir como romántico y un tanto kitsch-surrealista. El ambiente es relajado y no es demasiado caro. Las especialidades: Marinière de filet de bar aux poivrons chauds et tartare de tomates au basilic, el Waterzooi de poulet à la crème d’asperges y el Assortiment de Sushi et Sashimi.

Tiene terraza y zona de bar-lounge con DJ perfecto para la primera copa después de cenar.

Les Salons de lAtalaïde

Les Salons de l'Atalaïde

  • Khnopff (Rue Saint-Bernard 30 / + (32) 2 534 20 04)

Al igual que el anterior otra buena elección con terraza y lugar donde, después de cenar, tomarse la primera copa.

Las especialidades: el Escalope de foie gras poêlé aux fruits secs, serrau de vinaigre balsamique vanillé y el Poêlée de Saint Jacques aux chicons braisés et safran, beurre au citron.

Una buena elección en la zona de la Avenue Luise en pleno corazón de Ixelles. La cocina es una mezcla entre francesa e internacional.

También en Ixelles, ofrece una experiencia típicamente belga. Decorado de una manera muy clásica pero muy curiosa ofrece especialidades, fundamentalmente pescados y mariscos, como la langosta a la brasa, el confit de pato, el lenguado o el plato variado de mariscos.

La Quincaillerie

La Quincaillerie

Es quizás el mejor restaurante de la ciudad. No en vano cuenta con 3 Estrellas Michelin. No demasiado lejos del centro de la ciudad es la elección perfecta para una ocasión especial por su ambiente y sobre todo por su precio.

Otro restaurante, como Comme Chez Soi, con cocina belgo-francesa, perfecto para una ocasión romántica pero menos caro que el anterior.

Cuenta con una decoración clásica, casi teatral, del estilo de La Quincaillerie. Destacan como especialidades el ” méli-mélo ” d’asperges, los langoustines et foie gras, el filet de Saint-Pierre piqué aux olives et chips de chorizo o la tarte fine aux pommes et cannelle.

Ofrece comida típicamente belga (los anteriores tienen claras influencias francesas) en pleno centro de la ciudad.
Cocina Italiana:

  • Lucas (Avenue Louise 191 / + (32) 02 646 23 52).

Uno de los mejores italianos de la ciudad muy cerca de La Meilleure Jeunesse. Tiene terraza y destacan, sobre todo, los platos de pescado.

También como Lucas en Ixelles, ofrece cocina italiana a buen precio aunque también cuenta con oferta de platos de cocina francesa.

Finalmente existen 3 zonas con especial concentración de restaurantes pequeños, mucho menos conocidos pero que pueda interesar probar, tal vez para una comida:

  • En la Place du Chatelain en Ixelles, muy cerca de la Avenue Louise hay varios restaurantes y bares en donde se puede comer e incluso tomar copas en plan tranquilo. 
  • En la Plaza de St. Catherine, muy cerca de la Bolsa hay una gran variedad de restaurantes donde se puede comer marisco.
  • Por último la Rue de Bouchers, cerca de la Grande Place, es la típica calle de restaurantes turísticos. Si bien los camareros te atosigan constantemente para que te pares a cenar en sus restaurantes no creemos muy recomendable cenar en ninguno de los mismos.

Dos últimos apuntes económicos:

  • En la plaza du Grand Sablon se ubica un restaurante llamado Le Perroquet en donde se ofrecen buenas ensaladas, las mejores “Pitas” de la ciudad y un paste de chocolate con nueces que no le va a la zaga.
Le Perroquet - Interior

Le Perroquet - Interior

  • Adicionalmente, en la Place Jourdan, cerca del metro de Schuman, se encuentra Maison Antoine, el mejor sitio donde probar las “”mitraillette”, patatas fritas y hamburguesa en pan con o sin la salsa “tartare”, típica del lugar. Si se prefiere disfrutar de las patatas fritas en un ambiente más acogedor el pub “Chez Bernard”, justo al cruzar la calle las ofrece gratis al pedir una bebida.

Cervecerías y cafés

Estando en Bruselas uno no puede olvidar dos de sus grandes atracciones: por una parte, los cafés donde degustar el mejor café en combinación con uno de los chocolates más apreciados del mundo en sus diferentes versiones y procedencias; adicionalmente los lugares donde disfrutar de una de las múltiples cervezas belgas – muchas de ellas con una historia de cientos de años – bien el los mismos cafés antes mencionados bien en cervecerías ad-hoc propiamente dichas.

Por último y aunque suene demasiado turístico una de las atracciones de Bruselas son las representaciones de marionetas en alguno de sus cafés, algo que si bien puede gustar o no sí es recomendable ver alguna vez en la vida.

Hemos tratado de enumerar, al igual que en el caso de los restaurantes, una lista de lugares donde disfrutar del buen café o de la buena cerveza, tradicionales e innovadores, clásicos y modernos, dentro de la amplia oferta existente.
Zebra o Mappa Mundo, en la Place St.Géry, al lado de la Bolsa, son dos buenas opciones para disfrutar de una cerveza o una buena copa en sitios tradicionalmente animados y que permiten reposar después del turismo por la Grande Place y alrededores.

Otras opciones en la zona son O’Reilly’s, un pub irlandés enfrente de la Bolsa, en pleno Boulevard Anspach o Le Corbeau, en la Rue Saint-Michel, garantía de juerga juvenil.

Cerca de dicha zona y atravesando las comerciales Galerías de Saint Hubert se encuentra A la Morte Subite, posiblemente la cervecería más clásica de Bruselas. Toda una obligación la visita y la cata de cervezas como la “Gueuze”, la “Blanche” o la “Peche”.

A la Morte Subite - Interior

A la Morte Subite - Interior

En cuanto a cafés más propiamente dichos en la Rue de Bouchers  antes mencionada se encuentra el Toone café, decorado con marionetas y que a su vez está al lado de un pequeño teatro de marionetas muy típico en Bruselas.

En la plaza du Grand Sablon hay restaurantes y cafés con terrazas en verano. También se puede encontrar la tienda de cholotates más conocida de Bélgica, Marcolini (ver aquí nuestro artículo), sin duda de los mejores chocolates del mundo.

Pier Marcolini - Interior

Pierre Marcolini - Interior

De marcha

Como apuntábamos en un principio las apariencias engañan y Bruselas dista mucho de ser la ciudad gris y fría que muchos creen. Al calor de la amplia y joven comunidad europea establecida en la ciudad tras la implantación de la práctica totalidad de instituciones comunitarias, y en combinación con la numerosa población universitaria de la ciudad, Bruselas ofrece hoy en día múltiples alternativas de ocio nocturno que poder disfrutar desde caída la tarde hasta bien entrada la madrugada.

Si bien recomendamos chequear los sitios de moda – que como todos sabemos cambian de moda con frecuencia – sí podemos ofrecer una relación de lugares de ocio nocturno que no dejarán indiferente a aquel que los visite. Existen diversas opciones en una ciudad muy ecléctica en cuanto a tipo de discotecas y bares.

Para tomar una copa tranquila con música, fundamentalmente jazz, el New York Music Café (Chaussée de Charleroi, 5) es una de las opciones de la ciudad.

Siguiendo la línea clásica pero animada tenemos Chez Johnny (Chaussée de Louvain, 24) con música de los años 80 y disco.

Para el que le guste la salsa, Gala (Avenue de la Toison d’Or, 44) es el lugar donde ir.

Y finalizamos con tres lugares más que recomendables para noches animadas en los mejores ambientes de la capital belga.

La Havana, bar restaurante y discoteca en la Rue de l’Epée, 4, justo detrás del Palacio de Justicia, es el sitio donde ir si se quiere prolongar la noche más de la cuenta.

Para el que le guste el techno-house Le Mirano (Chaussée de Louvain, 38) o The Fuse (Rue Blaes 208) son los sitios.

En la Bois de la Cambre, un poco más alejado, al final de la Avenue Louise, se encuentra  Jeux d´Hiver, posiblemente la mejor discoteca de la cuidad, con varias salas con diferentes tipos de música.

Para el que no busque grandes discotecas bares como los situados cerca de la zona de La Bolsa son garantía de animación. Pubs irlandeses como Celtica, bares internacionales como Le Bazar o clásicos belgas muy populares entre los ambiente juveniles como Le Corbeau, antes citado, destacan dentro de la noche de Bruselas.

Alojamiento:

La verdad es que Bruselas cuenta con una gama de hoteles muy amplia. Se trata de hoteles modernos situados fundamentalmente en la zona de la Gare du Nord – Botanique, en el Barrio Europeo o bien en la zona comercial y de negocios de la Avenue Louise en Ixelles. Adicionalmente varios hoteles modernos y no tantos se concentran en la parte más turística de la ciudad con la consiguiente prima en cuanto a coste se refiere. Por nuestra experiencia cualquier hotel, bien en la zona de Schuman, bien en la zona de la Avenue Louise cerca del Palacio de Justicia, nos parece lo más adecuado para una visita de turismo a la ciudad.

Adicionalmente:

  • Pese a que la ciudad es francófona el inglés se utiliza ampliamente, eso sí, mezclado con otros muchos idiomas fruto de la invasión de europeos de distintas procedencias en la ciudad o de la inmigración presente en el país desde mitad de siglo, fundamentalmente magrebí, subsahariana (procedente de las distintas ex – colonias belgas) y en menor medida turca, griega, italiana o española. Eso sí, en el resto del país, bien flamenco – similar al neerlandés – bien inglés son las lenguas principales.
  • Bruselas es una ciudad predominantemente fría y lluviosa durante los meses de otoño e invierno. Por tanto y a poder ser una visita en primavera o finales de verano – comienzos de otoño es lo más apropiado. Durante el verano, si bien el calor no atosiga tanto como en las ciudades de la Europa meridional, sí puede ser molesto para hacer turismo. Eso sí, permite disfrutar de la Bélgica costera en estado puro.
  • Para moverse por la ciudad recomendamos el autobús o el metro, ambos modernos y con buen funcionamiento. Sin embargo y en lo que son los barrios céntricos de la ciudad recomendamos pasear y así contribuir a eliminar tópicos sobre la ciudad a base de recorrerla y visitar sus rincones menos turísticos.
  • Una nota sobre el cuidado que hay que tener en barrios alejados – uno de ellos Anderlecht, popular por su equipo de fútbol, el más representativo de la ciudad – ya que han registrado recientemente un índice de delincuencia particularmente elevado. Muchos de ellos acogen a la población inmigrante de la ciudad la cual curiosamente se va acercando cada vez más al centro fruto de la devoción de los propios belgas por vivir en barrios residenciales y periféricos de la ciudad.
  • Pese a nuestras recomendaciones sobre restaurantes y a lo ecléctico de la cocina belga es cierto que no hay nada como disfrutar de unos buenos “moules” con patatas fritas y una buena cerveza. Sin duda es algo que no tiene precio tanto si uno los quiere disfrutar en sitios más sofisticados como en otros más corrientes y económicos.
Moules & Frites

Moules & Frites

  • Y si decíamos de los moules, que decir de los chocolates. Una auténtica delicia que conviene catar y experimentar en sus distintas formas y sabores.

Conclusión:

Bien en un fin de semana – con lavado de mente previo para quitarse los tópicos que afectan a la ciudad desde hace tiempo – bien en más días para aprovechar y conocer el resto del país – opción que recomendamos 100% – Bruselas es una ciudad que conocer y palpar en cuanto a ambiente, animación y opciones gastronómicas se refiere. No sabemos por cuanto tiempo mantendrá su corazón belga pero a buen seguro y esto es lo importante la ciudad va a seguir siendo, cada día más, el corazón de una Europa que continuará dejando su impronta en una ciudad en constante evolución.

Comentarios

7 Respuestas to “Bruselas – Bélgica”
  1. radian766 dice:

    el martes que viene estaré en tierras belgas, empiezo a disfrutar mi viaje, gracias

  2. marylebone dice:

    Hola Radian 766,
    Esperamos que lo hayas disfrutado.
    Saludos,
    Marylebone

  3. Genial post sobre sitios a los que salir. Solo echo de menos “La mort Subite”…

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  2. [...] – PortugalGastro pubs en LondresRoma – ItaliaNew York (Nueva York) – EEUULondres – Reino UnidoBruselas – BélgicaRestaurante Di Blu – Las Tablas – [...]

  3. [...] Foto: RinconesSecretos [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!