El esquí en Lech – St Anton – Arlberg

Febrero 26, 2014 by monthy  
Categoría Austria

El esquí en Lech – Arlberg

El esquí en Arlberg nos tiene enamorados. La primera visita que hicimos fue espectacular tanto por la calidad de su nieve como por la locura de sus pistas pero en esta ocasión hemos podido disfrutar mucho más de la estación. Nos quedaba alguna pista por recorrer pero, sobre todo, habíamos tenido que renunciar a varios itinerarios por respeto a los aludes ya que nos advirtieron de la peligrosidad de la meteorología en aquel entonces. Sin embargo, en esta ocasión, el tiempo ha sido francamente bueno y poco nos ha quedado por recorrer.

Antes de comenzar con nuestra experiencia particular vamos a haceros una pequeña introducción de situación, acceso, números y algún que otro dato general:

La estación de esquí de Lech forma parte del gran dominio esquiable de Los Alpes Austriacos occidentales llamado Arlberg. Está formado por tres grandes núcleos, Zurs, Lech y St. Anton, de los cuales, los dos primeros están unidos por la montaña. Sin embargo, para llegar a St. Anton es necesario hacer algo más de 15 kilómetros. por buenas carreteras. Las comunicaciones son muy buenas y hay servicios públicos de autobús y taxi que funcionan perfectamente. Además de estos tres pueblos, luego hay varias pequeñas estaciones que también pertenecen a este gran dominio esquiable: St. Christoph, Stuben, Zug, y Sonnenkopf y que son buenas opciones para dormir en lugares más económicos pudiendo disfrutar del mismo dominio esquiable.

Río en mitad de Lech

Río en mitad de Lech

Arlberg cuenta con 85 remontes mecánicos y 460 Kilómetros de pistas siendo la gran mayoría de ellas, rojas y negras. Además, una gran parte de su dominio esquiable está basado en itinerarios y zonas balizadas por fuera de pistas lo que le hace ser uno de los mejores lugares del mundo para esquiadores expertos. Este es el motivo por el que sorprende la extraña relación entre remontes y kilómetros de pistas pero el motivo es claro: hay muchas laderas impresionantes a las que se llega desde muchos puntos diferentes. En general, las instalaciones son modernas y están muy cuidadas, especialmente en Lech-Zurs. La mayoría de los telesillas ofrecen la posibilidad de resguardarse del viento y la nieve gracias a su escudo protector y apenas hay telesquis en ningún lugar del dominio.

Zona de inicio de pistas

Zona de inicio de pistas

Un buen punto a tener en cuenta es la habitual ausencia de colas en los remontes si bien es cierto que en los primeros y a primera hora de la mañana los 10/15 minutos no te los quita nadie. El acceso a pistas está bastante controlado y se dice que tienen controlado al dedillo el número de remontes vendidos cada día. Cuando se llega a un límite dejan de vender aunque bien es cierto que nosotros no nos lo terminamos de creer…lo más importante es que apenas hay colas a lo largo del día y eso que en nuestras dos viajes a la zona, los hoteles y apartamentos estaban bastante llenos.

Inicio de Pistas

Inicio de Pistas

La zona de Lech suele tener mejor clima que St Anton por la orientación de las montañas y esto permite que tenga una mejor calidad de nieve. Dicho lo cual nosotros no terminamos de estar de acuerdo con esta afirmación. En nuestras dos experiencias en Arlberg disfrutamos de una nieve similar tanto en Lech como en St Anton y el clima fue casi mejor en St Anton. Supongo que si lo dicen por algo será pero nosotros no hemos tenido esa sensación.

Rendl

Rendl

La escuela de esquí de Arlberg tiene fama mundial y está formada por grandes profesionales que conocen la montaña a la perfección. Suele ser más recomendable utilizarlos para conocer las laderas de fuera de pista o las alternativas a los itinerarios que están marcados pero ahí están para todo lo que se pueda necesitar.

Lech

Lech

Arlberg no es el mejor dominio del mundo para principiantes ni mucho menos pero esto no quiere decir que no sea un buen lugar para aprender a esquiar. Si vuestro propósito es iniciaros en el mundo del esquí en esta estación, nuestra principal recomendación es alojarse en Oberlech y desde allí buscar un profesor para hacer los primeros pinitos. Es una zona muy bonita, con hoteles y restaurantes espectaculares y con pistas anchas y fáciles para iniciarse en esta bonita aventura. Incluso hay un precioso circuito de trineos donde las familias disfrutan de los pequeños de manera increíble. En St Anton cualquier sitio es bueno porque el telesilla situado abajo, junto al telecabina de Galzig conduce a pistas muy sencillas y amplias que son perfectas para aprender.

Río en mitad de Lech

Río en mitad de Lech

Los esquiadores de nivel medio disfrutarán más en la zona de Kriegerhorn ya que hay muchas pistas rojas y azules además de algún itinerario sencillo que resulta perfecto para empezar a hacer sus pinitos fuera de pistas. Muchas pistas son largas y anchas, perfectamente pisadas y seguro que hacen las delicias del esquiador de nivel intermedio-alto.

St Anton

St Anton

Este año como principal novedad han hecho un nuevo remonte mitad telecabina mitad telesilla que permite conectar la zona de Warth con Oberlech. Antes esta conexión había que hacerla por fuera de pista o por autobús y gracias a ella el cambio en el dominio de Lech ha sido brutal. El remonte es un espectáculo por su modernidad y por las pocas colas que se forman y la zona de Saloberkopf es una maravilla. No habrá más de 10/15 remontes pero hay varias pistas rojas y negras que nos han encantado. También hay muchas azules por lo que es una mejora muy importante en la comodidad del dominio. Permitidme destacar especialmente las pistas w1, w8 y w27 así como varias laderas junto a ellas para escaparse de pistas sin apenas riesgos.

Guardería de niños

Guardería de niños

En lo que respecta a esquiadores expertos, sin duda, se trata de un paraíso. Pero no tanto por las pistas negras como por las inmensas laderas fuera de pista que hay, de esas que sólo se ven en los reportajes de esquí extremo. Hay muchas rutas que requieren de los servicios de un guía o monitor, especialmente la bajada de Valluga (St. Anton) a Lech que es un descenso espectacular sólo apto para esquiadores expertos (por eso hemos dicho anteriormente que mejor pensar que no están conectadas por la montaña)

Valluga

Valluga

Una muy buena forma de disfrutar de todas estas zonas fuera de pista que no nos cansamos de recomendar es iniciarse con los itinerarios. Si es vuestra primera visita a Arlberg y vuestro nivel de esquí lo permite, fijaros en los mapas de pistas y olvidaros de las pistas como tal. Debéis fijaros en los itinerarios, comenzando por los rojos y siguiendo por los negros que son las líneas (como si fueran pistas) discontinuas que hay a lo largo de dicho mapa de pistas. Sin duda es la mejor manera de conocer la estación y saber hasta que punto el nivel de cada uno permite disfrutarla al máximo o no. Dichos itinerarios tienen muchas variantes y en muchos casos os servirán tan solo como algo indicativo pero en la mayoría de los casos os permitirán disfrutar de descensos increíbles con una nieve de escándalo.

Río en mitad de Lech

Río en mitad de Lech

Nuestra recomendación sería empezar por el 45 o el 63 de la zona de Kriegerhorn y luego alternar el 64 o el 65 cuando decidáis escaparos a la zona de Warth. Estos dos no son demasiado complicados y os permitirán familiarizaros mucho con toda la zona ya que para llegar a ellos hay que pasar por varias pistas y controlaréis bien las orientaciones desde arriba. Y por último hacer varias bajadas por el 40 y el 41 en el mismo Lech. Estos dos últimos están muy cerca del inicio del esquí en Lech y es fácil escaparse en cualquier momento y creednos que los bajaréis varias veces porque están francamente bien.

Los Cuatro Maagníficos

Los Cuatro Magníficos

Pero hablando de itinerarios y de esquí fuera de pistas, para nosotros St Anton está un peldaño por encima de Lech. Hay más y mejores y alguno de ellos son tremendamente exigentes. En nuestra opinión, los mejores están en las laderas que separan Valluga de Kapall o lo que es lo mismo, los números 15, 16, 33 y 34. Estas laderas, estos itinerarios y los alrededores de estos itinerarios es lo que más recordaremos siempre del dominio de Arlberg y si vuestras piernas os responden no dejéis de disfrutar de esta zona. Combinar este esquí con la preciosa y más tranquila zona de Rendl es quizás nuestro mejor recuerdo, especialmente en días soleados. Por cierto, si hay mucha cola en el Teleférico de Galzig hasta Valluga no merece la pena que la esperéis. Acudir a la silla de tres (aunque sea un poco vieja) a través de la pista negra número 10 y listo. Desde el final de esta silla se puede acceder al mejor esquí de St Anton sin problema y no es necesario comerse la cola del teleférico.

Marylebone

Marylebone

En la zona de Lech-Zurs-Zug existe un pequeño circuito de 19 kilómetros que puede durar una tarde o una mañana y que recorre en forma de círculo todo el dominio esquiable. Se llama The White Ring o Der Weisse Ring. El forfait de Arlberg cuesta 48 euros diarios e incluye todo el dominio de Arlberg. Luego, hay precios reducidos para debutantes, para niños, largas estancias, etc. Por cierto, hay varios lugares que miden la velocidad de los esquiadores y resulta gracioso saber el ritmo de bajada en las pistas.

St Anton

St Anton

El tema de las comidas en las pistas ha mejorado respecto a nuestra experiencia anterior pero sigue sin ser una locura. La mayoría de la gente aprovecha para hacer una parada en Oberlech donde hay varios bares y restaurantes muy cómodos y con precios razonables. Además de los que hay en Oberlech, el Frozen Ice Bar y el Schneggarei (ver post aquí) son los más recomendables en la zona de Lech.

Rendl

Rendl

En St Anton los que más nos gustan son Kandahar, Gampen y el de Rendl de arriba aunque destacamos especialmente el Ulmer Hütte por lo divertido, lo bien situado que está y por lo rápido que es. Nos gusta mucho en días soleados especialmente. A continuación podéis ver un video de él:

Bueno, también hay otro que está muy bien según se baja de Rendl de vuelta a casa que no recuerdo el nombre pero aquí se puede ver el video que hicimos:

Y para terminar un gran día de esquí en Lech, nada mejor que disfrutar del apreski del Hotel Krone (ver post aquí). A continuación os ofrecemos un vídeo del lugar:

Y por el mismo motivo, terminar un gran día de esquí en St Anton merece una cerveza en Mooserwirt o Kangaruh:

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Lech St Anton –  Arlberg Austria está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!