Restaurante Lasal – Santander

Vista exterior

Vista exterior

Hemos conocido el restaurante Lasal en plena fase de cambios ya que uno de los artífices del éxito en los últimos tiempos, Koldo Iriarte, ha abandonado recientemente su trabajo en el restaurante y los nuevos responsables están asimilando su marcha y adaptándose a la nueva realidad. Lo cierto es que cuando llegamos al lugar, sufrimos una cierta decepción ya que Koldo mantenía una magnífica relación con mi acompañante, J. R. y tenía un especial interés en que conociéramos el gran trabajo realizado por él como maitre del restaurante.

Superado el malentendido inicial, no queda otra que hablar bien de este lugar. Fuimos a cenar un domingo por la noche y apenas había tres mesas ocupadas. Sin embargo, tanto el servicio como la comida fueron magníficos y pudimos disfrutar de una cocina honesta y en un ambiente muy agradable.

El restaurante ofrece una cocina más atrevida que la mayoría de los restaurantes de la zona, con toques originales pero siempre respetando la materia prima y los platos tradicionales de la cocina del Cantábrico. La decoración es elegante y moderna y en ella sobresale la espectacular Bodega acristalada que se puede apreciar desde casi todos los rincones del salón principal. Read more