Restaurante La Dorada – Las Rozas – Madrid

Julio 14, 2012 por monthy  
Categoría Madrid Provincia

Terraza

Terraza

La Dorada de Las Rozas es un restaurante que ofrece el corte habitual de los restaurantes del Grupo aunque desconocemos si en la actualidad mantiene la misma propiedad (Félix Cabeza sigue con el mítico de Madrid de la calle Orense – ver artículo aquí - pero no tengo claro que mantenga el de Las Rozas). Sus orígenes hay que buscarlos en sus inicios en la playa de la Carihuela de Torremolinos aunque de eso ya hace bastante tiempo. Tanto que ha podido abrir restaurantes en Sevilla, Marbella, Paris, Miami, Barcelona y recientemente un nuevo establecimiento en Málaga.

Históricamente siempre ha sido un lugar donde la calidad del pescaíto frito estaba fuera de todas dudas así como sus buenos pescados a la sal (con la dorada a la cabeza como no podía ser de otra manera). Recientemente hemos visitado su local de Las Rozas y hemos cenado bastante bien un sábado por la noche y eso que apenas había clientela, algo que siempre nos da bastante pena. Read more

Restaurante Farta Brutos – Lisboa

Junio 10, 2012 por monthy  
Categoría Lisboa

Vista exterior

Vista exterior

Farta Brutos es uno de esos pequeños Rincones Secretos de Lisboa que todavía conservan intacto su sabor a barrio alto, su identificación con negocio familiar, su sensación de que adoran lo que hacen y su carácter sencillo con y para el cliente. Es también conocido como el Tavares pobre ya que está a pocos metros del que ha sido considerado muchos años como el mejor restaurante del país.

La cocina es de claras raíces portuguesas por lo que tienen como gran especialidad el bacalao cocinado de cualquier forma. Tienen una carta escueta pero debéis dejaros aconsejar por sus platos fuera de carta porque merecerán la pena con total seguridad. Los postres merecen mención aparte ya que los ofrecen en un carrito del que te dejan probar lo que quieras y comer cuanto quieras por lo que recordad que debéis dejar un hueco para ello. Todos los platos son caseros y las raciones muy amplias.

En cuanto al local, cabe advertir que es pequeño y no hay demasiadas mesas por lo que es importante reservar antes de acudir. Sin duda, lo recomendamos más para almuerzos que para cenas aunque siempre puede haber una buena disculpa para acudir a él. Y si no que se lo digan al Nobel Saramago que tenia una mesa con su propio nombre. Read more