Restaurante Pequeño Mundo – Vilamoura

Julio 13, 2014 by monthy  
Categoría Portugal

Restaurante Pequenho Mundo - Vilamoura

Restaurante Pequenho Mundo - Vilamoura

Pequeño Mundo es uno de los restaurantes que más nos han gustado de nuestro viaje a Vilamoura. Es cierto que no está en el propio Vilamoura pero sí en su zona de influencia. ¿Motivos? Sencillo, es un lugar que tiene un entorno realmente acogedor, con una terraza preciosa y un servicio atento, educado, profesional y muy cercano cuando apetece comentar alguna cosa.

La cocina es de tradición francesa y no es algo que sorprenda especialmente. Los platos que probamos nos gustaron, la calidad del producto es buena pero si intentamos recordar este lugar desde la distancia lo que menos nos vendrá a la memoria es lo que tomamos y sin embargo, esa terraza repleta de vegetación, con calabazas colgadas de los árboles es una foto difícil de olvidar.

Zona de aperitivo

Zona de aperitivo

Localización de Pequenho Mundo – Vilamoura

Se encuentra situado en el camino a Almancil, totalmente fuera del centro de la ciudad. Es una especie de finca con una casa de campo y hay que ir explícitamente allí para encontrarlo. Tiene parking y también cuenta con servicio de aparcacoches. La dirección del sitio es:

Dirección: Camino das Pereiras, 8135 – Almancil – Portugal

Teléfono: +351 289 399 866

Web: http://www.restaurantepequenomundo.com

La web del restaurante cuenta con buenas fotografías pero nada más y ni permite reservas ni ofrece la carta de platos. Nosotros tenemos varias fotos del lugar, de la carta con precios y de los platos que nos hemos tomado en nuestra reciente visita. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Pequenho Mundo – Vilamoura)

Ambiente de Pequenho Mundo – Vilamoura

Sorprende la llegada porque tienes la sensación de haberte equivocado…fuimos a cenar a una hora razonable, ya en pleno verano pero la noche estaba totalmente cerrada y el camino no tiene apenas iluminación…recordemos que en Portugal anochece un poco antes que en España. Después de recorrer diversos caminos angostos se llega a una especie de casa de campo familiar donde nos reciben con la mejor de las sonrisas.

Terraza en patio interior

Terraza en patio interior

Pasamos a la casa, la recorremos por dentro y llegamos a la terraza donde nos ofrecen asiento en una zona para tomar el aperitivo mientras nos preparan la cena. Un lugar maravilloso que parece sacado de una película. A pesar del recorrido pudimos fijarnos en los saloncitos anteriores donde nos llamó especialmente la atención un rincón con chimenea muy acogedor…seguro que en invierno también se pueden pasar buenos ratos en ese salón rodeado de antigüedades….

Terraza

Terraza

Pero pasemos a la terraza que es lo que realmente marca diferencias. Música suave de fondo, mucha vegetación, mesas muy bien dispuestas para conseguir la intimidad deseada por los visitantes y un sinfín de detalles que permiten conseguir un entorno romanticón a más no poder. Para ello, buena influencia tiene el juego de luces donde la luz de las velas cobra un protagonismo muy especial.

Carta de Pequenho Mundo – Vilamoura

La tenemos subida por completo pero digamos que se centra en cocina francesa propiamente dicha. Unas diez entradas más cinco platos de carne y otros tantos de pescado. Los primeros sobre los 10/15 euros y los segundos alrededor de 25 euros. De primero encontraremos el típico Foie Gras, verduras, carpaccio y algún plato de marisco en ensalada o en pastel; de segundo rodaballo y dorada como pescados y algo mas de variación en carnes con cordero, pollo, ternera o pato, todos ellos cocinados con las típicas salsas francesas y sus habituales guarniciones. Quizás el plato más recomendado es el Chateaubriand con salsa bearnesa que exige que sea para dos personas (58 euros).

Nuestra experiencia en Pequenho Mundo – Vilamoura

Como comentábamos al principio del artículo la experiencia es de las que merece la pena pero si no llevamos unas notas en la mano cual inspector de la famosa guía roja. En el Pequeño Mundo se pasa un rato muy agradable porque desde el primer momento te entregas un poco al lugar por el bonito entorno que ofrece. Luego la cocina es correcta y el postre que disfrutamos no pudo dejarnos mejor sabor de roca. Un habitual de nuestros artículos: el Fondant de chocolate. No lo dejen de probar si visitan este lugar y son un poco chocolateros.

Fondant de chocolate

Fondant de chocolate

A pesar de ser cocina francesa, comenzamos con las típicas empanadillas de cocina india: Las Samousas de carne con mermelada de cebolla. Fue un buen comienzo. Muy ricas.

Samousas de carne

Samousas de carne

Continuamos con la Ensalada de Camarones que la preparan con guacamole, melocotón, menta, lechuga, frutos secos y una salsa mezcla de vinagreta y yogurt que no la tienen bien conseguida. Fue el peor plato. La salsa floja, las gambas sin sabor y el plato muy soso.

Ensalada de Camarones

Ensalada de Camarones

Mejor estuvieron los segundos, Filete de Dorada acompañado con verduras y patatas asadas y Pato asado acompañado de aritos de cebolla y arroz con espárragos. Ambos de correcta calidad, con pocas sorpresas y llegaron perfectos de punto. Nos gustaron…

Filete de Dorada acompañado con verduras y patatas asadas

Filete de Dorada acompañado con verduras y patatas asadas

Pato asado acompañado de aritos de cebolla y arroz con espárragos

Pato asado acompañado de aritos de cebolla y arroz con espárragos

Bodega de Pequenho Mundo – Vilamoura

Este es otro de los puntos fuertes del lugar. Ofrecen una Bodega muy amplia, con muchos vinos portugueses pero también referencias interesantes francesas y españolas. Nos lanzamos a un vino del Douro, el Quinta dos aciprestes Grande Reserva del 2007. Un vino normalillo cuyo coste ascendió a los 62 euros, totalmente fuera de lugar. En líneas generales es una Carta de vinos bastante alta de precios.

Sobremesa de Pequenho Mundo – Vilamoura

Correcta y muy agradable. Aquí sí que hablamos del gran punto del lugar. Amplia carta de destilados y de todo tipo de licores con un clima que mejora con el paso de las horas. Estuvimos en un día caluroso como pocos y a estas alturas de la noche no habría sobrado una chaquetita. Un lujo como sobremesa…

Restaurante Pequenho Mundo - Vilamoura

Restaurante Pequenho Mundo - Vilamoura

Servicio de Pequenho Mundo – Vilamoura

También nos pareció excelente en todos los sentidos. Rápidos sirviendo, atentos a todo lo necesario y resolviendo cualquier duda. Buenos profesionales.

Precio de Pequenho Mundo – Vilamoura

Nuestra cena rondó los 80 euros por persona con copa y vino incluido. Es bastante alto pero se justifica por el coste del vino. Sin vino o con uno más barato debería moverse en el entorno de los 50/60 euros por persona.

Conclusión de Pequenho Mundo – Vilamoura

Seguro que cuando vuelva a Vilamoura tendré ganas de visitar de nuevo Pequeño Mundo y con eso creo que lo digo todo. No tengo dudas en recomendarlo porque lo positivo del lugar supera con creces aquellas cosas menos buenas. Un sitio realmente bonito!

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Pequenho Mundo – Vilamoura está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!