Osteria La Gensola – Roma

Osteria della Gensola - Externo

Osteria La Gensola

Lugar: Roma – Italia

Dirección: Piazza della Gensola, 15

Teléfono: +33 06 5816312

Web: www.osterialagensola.it

Dentro de nuestro repaso por la oferta gastronómica en la capital italiana destacamos la Osteria La Gensola. Al igual que ocurría con Piazza Caprera, representante de la cocina napolitana, La Gensola es un buen ejemplo de la oferta de cocina siciliana, si bien ofrece platos típicamente romanos asi como cocina italiana creativa.

Empecemos por su localización: el corazón del Trastevere, enfrente a la Isola Tiberina, la pequeña isla en el medio del río Tiber. Si bien el Trastevere era un barrio típicamente romano y menos frecuentado por turistas, esta tendencia se ha revertido en los últimos años y no es raro ver algunos restaurantes más turísticos cuya oferta deja bastante que desear. Sin embargo no es el caso de la Osteria La Gensola, un secreto bien guardado entre los romanos y un restaurante donde se puede disfrutar de una cocina italiana excelente con una relación calidad-precio inmejorable.

Para ambientarnos en el restaurante y sobre todo en el barrio recomendaríamos a todo el que quiera disfrutar de la buena mesa de La Gensola un paseo por el Trastevere, el cual bien pudiera comenzar por la Isla Tiberina para posteriormente adentrarse en las callejuelas del populoso barrio romano. Replicar la costumbre romana de una cerveza (”birra”) o un vino espumoso – prosecco o lambrusco son los mejores representantes – previo a la cena es una opción muy recomendable y se puede disfrutar en las múltiples tascas y llegado el buen tiempo, en las terrazas de las mismas.

Entremos en el restaurante en si. Regentado por su patrón, Claudio, y con toda su familia como apoyo logístico a los fogones y en el servicio, se percibe su amabilidad y cercanía desde que uno ingresa en el restaurante. El restaurante se configura en 2 partes: una primera y más próxima a la entrada y posiblemente más agradable en primavera y verano por su mejor refrigeración – las ventanas suelen estar abiertas con lo que la sensación es como de comer o cenar en una terraza -y una segunda, al fondo, más reservada e íntima. Las mesas son de madera, en un ambiente típico de restaurante italiano tradicional.

Abierto para comidas y cenas nuestra experiencia fue esta segunda. Debido a la enorme popularidad del lugar, particularmente para las cenas durante el fin de semana, conviene reservar con cierta antelación. Ese fue nuestro caso en una cena, además, más numerosa.

Como mencionábamos anteriormente destacan las especialidades sicilianas, romanas y algún plato más innovador, combinando ingredientes básicos de la cocina italiana.

Nuestra experiencia a la hora de elegir fue de lo más satisfactoria ya que uno de los camareros habla un perfecto español y nos dejamos llevar por sus consejos.

Para comenzar, los antipasti, variados en oferta y tipos. Nosotros optamos por una ensalada de setas de temporada y una especie de huevos rotos con fritura de verduras, ambos muy recomendables.

Posteriormente destacan sus pescados, particularmente, pero también se aprecia la variedad de su oferta en carnes. Tanto pescados como carnes se combinan con distintos tipos de pasta, muy apetecibles todas y dependiendo de las preferencias del cliente.

Los platos, a diferencia de muchos otros restaurantes romanos, son perfectos para una ración individual. En nuestra elección se combinaron pastas con pescados y carnes, todo muy recomendable.

Entre los pescados destacaríamos el Tartare de atun (”tonno”), los Linguine con anchoas y pecorino (queso de oveja), los Tagliolini con atun (”tonno”) y espárragos (”asparaggi”), la Pasta con sardinas (”sarde”) y la Pasta con gambas cocidas (”gamberi”). Si bien los Spaghetti con almejas (”vongole”) estaban precedidos por su fama, el camarero no nos los aconsejó (el sabrá el porqué).

Entre las carnes, la “Trippa”, típicamente romana y muy parecido a nuestros callos, las chuletas de cordero y algún otro plato a base de ternera.

Por ultimo, entre las pastas, las típicamente romanas como Carbonara, Amatriciana y Cacio e Pepe (preparada con pimienta negra y pecorino, un queso de oveja) destacan entre otras.

Entre los vinos, enorme variedad de caldos italianos, con especial énfasis en los vinos del sur de Italia. La verdad, nos dejamos aconsejar por el servicio, optando por un vino de la casa, de maceración carbónica, todo un acierto.

De postre y como colofón a nuestra cena optamos por dos especialidades de la casa: Pastel de manzanas y helado de canela (”Pasticcio di mele e gelato di cannella”) y Tarta de chocolate con nata (”Torta di cioccolato con panna”).

La cuenta estuvo en el entorno de los € 30 por persona, excelente relación calidad-precio a juzgar por la comida servida y el servicio prestado.

En definitiva, La Gensola es una gran opción para disfrutar de la buena cocina italiana centrada en las especialidades romanas y sicilianas. Posiblemente no es el lugar más romántico del mundo pero en cuanto a comida pocos están a su altura en la capital romana.

Valoración: 8.5 -10

Comentarios

2 Respuestas to “Osteria La Gensola – Roma”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] la Gensola (ver aquí nuestro artículo), en Piazza della Gensola [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!