La Pace del Palato – Roma (Italia)

Exterior

Exterior

En una nueva visita a Roma (ver aquí nuestro post sobre la ciudad) hemos tenido la oportunidad de conocer un restaurante que añadir a nuestra lista de favoritos en la Città Eterna. La Pace del Palato, en italiano la paz del paladar, ofrece una cocina romana que combina tradición y creatividad, plena de sabor y donde la materia prima reina por encima de todo. Desde este pequeño emporio gastronómico en las cercanías de la Piazza Navona la familia Pesce es garante de un trato cercano y muy amistoso en un restaurante siempre repleto de una clientela local de perfil medio-alto que aprecia la calidad de la cocina en un ambiente más que acogedor.

Localización

La zona de Piazza Navona es sin duda una de las más concurridas de la ciudad, siempre repleta de turistas, un marasmo de gente cautivada por la belleza de la plaza, sus fuentes barrocas y todas las callejuelas que salen de la misma. La dirección exacta en donde se ubica es la siguiente:

Dirección: Via del Teatro Pace, 42A/43 – 00186 Roma (Italia)

Teléfono: +39 (06) 68 13 54 63

Web: http://www.lapacedelpalato.com

Ambiente

El local se confunde en una zona donde se aglutinan decenas de restaurantes, la mayoría repletos de turistas y en donde el precio elevado no está directamente  relacionado con la calidad ofrecida. La Pace del Palato es una excepción a todo lo anterior. Pequeño, con una minúscula pero muy apreciada zona de terraza, se trata de un local decorado al estilo rústico y con pequeñas mesas de madera bastante próximas las unas de las otras. La decoración es abundante y de sus paredes cuelgan pinturas, fotografías y recortes de prensa relativos a la familia Pesce y a su local, en convivencia con estanterías pobladas con botellas de vino de distintas procedencias.

Vista de una mesa

Vista de una mesa

La decoración rústica del local no está reñida con el refinamiento del mismo y en este contexto la presentación de la mesa y los platos, combinada con la cercanía y calidad del servicio, hacen que uno no olvide el tipo de local en el que se encuentra.

Interior del restaurante

Interior del restaurante

El horario es más que conveniente siendo posible comer y cenar en horario extendido, algo por otra parte bastante usual en los restaurantes del centro de la capital italiana.

Carta

La oferta gastronómica del restaurante combina lo tradicional y lo creativo y se ofrecen 2 menús adaptados a cada una de las opciones. Los Pesce – padre e hijo – se complementan perfectamente con Francesco, el chef autodidacta, a los fogones y Renato, el padre, recibiendo a los clientes y explicándoles minuciosamente el contenido de cada plato.

La carta en general es de fácil lectura e incluye los bloques típicos de las cartas italianas con antipasti, selección de entrantes, primi a base de platos de pasta, secondi a base de carne y pescado y dolci, postres caseros para terminar.

La web del restaurante ofrece suficiente información acerca de la misma pero por destacar subrayaríamos la selección variada de entrantes, 5  o 6 entrantes que combinan distintas especialidades italianas en versión mini y no tan mini de las que luego hablaremos.

Los platos de pasta son típicamente romanos – alla Amatriciana, Cacio e Pepe, Carbonara, alla Checca – pero con toques de innovación como en el caso de los Fettuccine Castagne Speck e Tartufo, pasta con castañas, speck y trufa, o los Stringozzi Cacio e Pepe con scampi, pasta preparada alla Cacio e Pepe con cigalas.

Las carnes y pescados están pensados, en cuanto a cantidad, para ser combinados con la selección de entrantes y destacan en particular platos como las Polpette di carne ripiene di spinaci e pinoli, albóndigas de carne rellenas de espinacas y piñones o la Pancetta cotta a bassa temperatura con radicchio brasato, polvere di liquirizia e chips di patate, panceta de cerdo servida con chicoria y unas patatas tipo chip.

Los postres, todos caseros, son variados, destacando la tarta de chocolate con helado de avellana de Piamonte.

Nuestra experiencia

En nuestra cena para 2 comenzamos con un aperitivo de la casa, a base de unas patatas aromatizadas hechas en casa y servidas con una bebida – servida en una especie de tubo de laboratorio – que resulta ciertamente refrescante.

Patatas fritas

Patatas fritas

Aperitivo

Aperitivo

Continuamos con la selección de entrantes anteriormente mencionada, en concreto:

Mozzarella di Buffala

Mozzarella di Bufala

Mozzarella di Bufala

Prosciutto, jamón.

Prosciutto

Prosciutto

Tramezzini – especie de mini sándwiches – rellenos de gambas

Tramezzini

Tramezzini

Melanzane, berenjenas.

Fiori di zucca – flor de calabaza – frita y rellena de mozarella y anchoas

Fiori di zucca

Fiori di zucca

Caramelle Taleggio e Speck, una especie de caramelos de queso Taleggio y speck

Caramelle Taleggio e Speck

Caramelle Taleggio e Speck

Todo ello acompañado de un selección de panes incluyendo focaccia, pizzette, pan a las nueces y uvas, pan al tomate y cebolla, etc., todos ellos hechos en casa.

Cesta de pan

Cesta de pan

Para finalizar con un plato por persona. En primer lugar, una Pasta alla carbonara con tartufo.

Carbonara al tartufo

Carbonara al tartufo

Por otra parte, un Straccetti di filetto, carne de ternera servida con una chicoria   como complemento.

Straccetti di filetto con chicoria

Straccetti di filetto con chicoria

Finalizamos la cena con un postre, fragole –  mini fresas –combinadas con un helado de vainilla.

Fresas con helado de vainilla

Fresas con helado de vainilla

Bodega

La bodega se compone de referencias italianas de las distintas denominaciones de origen del territorio trasalpino. En concreto nosotros elegimos un Chianti Clasico, perfecto para el tipo de comida elegido y precedido por unas cervezas, locales y artesanales, en concreto unas Theresianer de Trieste.

Sobremesa

La sobremesa, en el interior o en la terraza – nosotros optamos por lo segundo – es muy agradable, ofreciendo licores y otros “spirits”. La grappa barricata y  el limoncello fueron nuestras elecciones respectivas.

Servicio

El servicio es muy cercano y con Renato Pesce al frente acoge al cliente como anfitrión en casa propia, algo que como hemos comentado en otras ocasiones no abunda en los establecimientos romanos.

Precio

Comer o cenar a la carta con una botella de vino de precio medio sale por € 45-50 por persona – los platos principales están en el entorno de € 20 – un precio medio-alto para los estándares romanos pero plenamente justificado.

Conclusión

Quizás nos repitamos pero tras conocer La Gensola (ver aquí nuestro post) y recientemente la Osteria del Sostegno (ver aquí nuestro post) pensábamos que el listón estaba muy alto en cuanto a restaurantes romanos de tipo tradicional se refería. Afortunadamente nos equivocamos y La Pace del Palato es otro restaurante que incorporar a esa lista de locales que no perderse en el centro de Roma y que añade un toque de innovación respecto a los anteriores. Esperemos que los Pesce continúen en esta línea…

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de la La Pace del Palato está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!