Restaurante Gold – Milan

Salón interior

Salón interior

Gold además de ser el restaurante de Dolce&Gabanna en la capital lombarda es una magnífica dirección para comer bien y disfrutar de un ambiente inigualable. No es fácil que sitios de este tipo hagan una apuesta tan brillante en la cocina como en este caso y tampoco es fácil sentirte tan a gusto dentro tanto si se va a desayunar, comer o cenar como si se va tomar el aperitivo o incluso a tener una reunión de trabajo en un ambiente smart casual.

El restaurante tiene varios ambientes y el color dorado está muy presente a lo largo de sus diferentes salones. Existe un salón independiente para el restaurante pero luego hay varias zonas con mesas altas y bajas donde se puede picar algo, tomar un cóctel o combinado o incluso poder trabajar con el portátil.

Vista exterior

Vista exterior

Localización del Restaurante Gold

Está situado al este de la ciudad, a unos diez minutos caminando de la conocida Vía Monte Napoleone y de todo el Cuadrilatero de la Moda aunque lo mejor es llegar en taxi ya que tampoco el recorrido es muy entretenido. La dirección del sitio es:

Dirección: Piazza Risorgimento – Via Carlo Poerio, 3 – 20129 – Milano

Teléfono: +39 02 757 77 71

Web: http://www.dolcegabbana.es/gold/

La web del restaurante ofrece información completa del lugar (y en castellano, por cierto) así como la carta de platos con precios incluidos. Nosotros tenemos varias fotos del restaurante y de los platos que nos hemos tomado en nuestra reciente visita. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Gold – Milan)

Ambiente del Restaurante Gold

Tanto a la hora del almuerzo como a media tarde y hasta la llegada del aperitivo hay un poco mezcla entre gente que va en plan amigos y otros con un plan más de business pero a la hora de la cena el lugar se convierte en punto de encuentro de gente guapa, muy arreglada siguiendo los cánones que exige la capital de la moda en el mundo. Por las noches, el sitio ofrece una iluminación muy bien resuelta y la elegante decoración permite una puesta en escena espectacular.

Entrada al restaurante

Entrada al restaurante

Las mesas son amplias y están muy bien separadas entre sí tanto en mesas pequeñas como en las de grupos. Hay muchas redondas lo que siempre destacamos como un gran punto a favor.

Salón interior

Salón interior

Carta del Restaurante Gold

La carta es bastante amplia y nos pareció muy completa con varios platos muy apetecibles. Cuenta con una buena oferta de pastas y risottos pero también ofrece verduras, platos de huevos, ensaladas y una buena selección de pescados y carnes. En líneas generales, la que podríamos encontrar en cualquier buen restaurante del país transalpino. Los entrantes y los platos de pasta rondan los 15/20 euros mientras que los segundos y las especialidades de la casa se van a cerca de los 30 euros. Los postres, por su parte, rondan los 12 euros.

Nuestra experiencia en el Restaurante Gold

En esta ocasión, tuvimos la suerte de coincidir en Milan con el gran Marylebone por lo que disfrutamos de una cena divertida y muy agradable. Nos atendieron bien aunque fueron bastante lentos y durante la cena era un ir y venir de modelos que se sentaban en las diferentes mesas del restaurante lo que siempre alegra la vista considerablemente. Lo cierto es que estaba totalmente lleno y doblaron varias mesas durante nuestra visita y eso que se trataba de un jueves por la noche.

De primero probamos tres platos diferentes y pudimos compartirlos sin problemas. Quizás el que más nos gustó fue el Huevo crujiente con crema de calabaza, setas porcini y caviar de trufa negra que estaba realmente espectacular.

Huevo crujiente con crema de calabaza, setas porcini y caviar de trufa negra que estaba realmente espectacular

Huevo crujiente con crema de calabaza, setas porcini y caviar de trufa negra que estaba realmente espectacular

También pudimos disfrutar de un gran Tartar de sepia e hinojo, vinagreta “negra” al champán y gotas de tomates secos. Quizás el que menos nos sorprendió fueron las Verduras con pesto de aceitunas de Liguria y grofe crocante con chile aunque también cumplió sobradamente.

Tartar de sepia e hinojo, vinagreta “negra” al champán y gotas de tomates secos

Tartar de sepia e hinojo, vinagreta “negra” al champán y gotas de tomates secos

Verduras con pesto de aceitunas de Liguria y grofe crocante con chile

Verduras con pesto de aceitunas de Liguria y grofe crocante con chile

De segundo, todo lo que probamos nos encantó pero quizás la Hamburguesa Gold con foie gras y cebolla crujiente sería el plato que más recomendaríamos. La carne tenía la misma calidad del Steak tartar y la mezcla con la cebolla crujiente y el foie nos cautivó a todos los que lo probamos.

Hamburguesa Gold con foie gras y cebolla crujiente

Hamburguesa Gold con foie gras y cebolla crujiente

Muy rico también el Steak Tartar con un toque espectacular de láminas de oro comestibles lo que provocaba que la presentación del plato fuera muy espectacular.

Steak Tartar

Steak Tartar

Por último el Solomillo de ternera quizás sorprende menos por ser más habitual pero la carne era magnífica y el toque de trufa negra con rebozuelos nos pareció brutal.

Solomillo de ternera

Solomillo de ternera

De postre, compartimos un Tiramisú por aquello de saciar nuestra vena dulce porque lo cierto es que los platos son muy consistentes y dos platos por persona y postre se nos antoja demasiado. Por cierto, el Tiramisú riquísimo siguiendo la línea de la buena cocina del lugar.

Tiramisú

Tiramisú

Bodega del Restaurante Gold

La Bodega es amplia en referencias y está perfectamente separada por zonas y tipos de uva. La gran mayoría son vinos locales pero también hay de otras zonas europeas. Los precios son muy razonables para el tipo de lugar de que se trata.

Sobremesa del Restaurante Gold

Es uno de los grandes momentos de Gold tanto si se disfruta tomando una copa en la propia mesa como en la zona más destinada a ello.

Lounge

Lounge

Servicio del Restaurante Gold

Muy bueno en amabilidad, profesionalidad y simpatía pero es un poco lento sirviendo los platos. Lo cierto es que tuvieron bastante lío durante nuestra reciente visita.

Precio del Restaurante Gold

Aproximadamente el precio por persona ronda los 60/70 euros con vino incluido lo que nos parece muy razonable para lo bien que está el sitio y la buena cocina que tiene.

Conclusión del Restaurante Gold

Gold es un lugar muy recomendable en cualquier escapada a Milan tanto sea de trabajo como de ocio. El sitio merece la pena, el diseño del local es espectacular y además se come francamente bien.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Gold – Milan está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!