La Corte di Follina – Follina, Treviso (Italia)

Exterior

Exterior

Comentábamos recientemente en nuestro post sobre el Hotel dei Chiostri (ver aquí nuestro artículo) en Follina, la existencia de un hotel “hermano” o incluso casi madre que es el vecino Relais & Chateaux Villa Abbazia. Uno de los alicientes de dicho hotel es su restaurante La Corte, todo un lujo en esta zona de Prealpi Trevigiane, en plena Strada del Prosecco. Con un ambiente refinado pero sin perder un ápice de su estilo rústico, La Corte es una amalgama de ambientes cuyo todo es un espacio romántico y donde, sobre todo, se disfruta de la buena cocina local. Se trata de una cocina local a base de ingredientes locales cuyo resultado es una mezcla de platos tradicionales y otros más innovadores donde el esmero en la presentación es realmente destacable. Con una carta de vinos influida por los caldos de la zona y un servicio a la altura de lo que uno podría esperar, el restaurante es perfecto para una cena de pareja o de grupo donde la intimidad está asegurada.

Localización

En el centro del pueblo, cercano a la famosa Abbazia di Santa Maria, su dirección coincide con la del hotel en la que su ubica, siendo es:

Dirección: Piazza IV Novembre, 3 – 31051 Follina (Italia)

Teléfono: + 39 (0) 4 3897 1277

Web: http://www.hotelabbazia.it

Ambiente

Tras pasar la recepción del hotel y el espacio bar-lounge Rouge et Noir del que posteriormente hablaremos, uno llega a lo que es el restaurante La Corte en sí. Configurado en distintos ambientes dispone de hasta 6 salas distintas y que se acoplan perfectamente a uno u otro propósito de la comida o cena. Alguna de ellas o la totalidad del restaurante permiten igualmente ser utilizados a modo de reservado para comidas o cenas privadas.

Entrada al hotel

Entrada al hotel

La principal y primera que uno atraviesa es la “Sala del Veronese”, estancia principal y que alberga el comedor de mayor tamaño. La “Saletta della Dama” se encuentra situada a continuación, perfecta para una cena romántica en pareja o bien para un grupo reducido de personas.

Sala

Sala

Del resto de salas destaca especialmente la “Sala degli Alberi”, idónea para tomar un aperitivo así como la “Sala della Fontana”, jardín de invierno que se transforma en verano en un espacio rodeado de flores y fuentes donde poder cenar al aire libre a la luz de las velas.

Sala acristalada con terraza al fondo

Sala acristalada con terraza al fondo

Se trata en general de un espacio cuidado hasta el último detalle y acogedor en cualquiera de sus ambientes o estaciones del año.

Detalle del interior

Detalle del interior

La clientela del La Corte es elegante y fundamentalmente turística, parte de la cual se aloja en el hotel y en el cercano Hotel dei Chiostri, parte que viene expresamente desde otros pueblos cercanos.

Carta

La cocina veneta en general y de la zona en particular se lleva la palma en una carta no demasiado extensa que ofrece hasta 2 tipos de menú degustación.

Esta zona pre-dolomítica es sin duda una de las tierras más fecundas de toda Italia, con especialidades de temporada que se traducen en un menú que varía según cambia la estación. Productos de la tierra como habas, espárragos, setas, etc. y de la cercana costa véneta, rivalizan con los mejores cortes de carne, todo ello acompañado de los vinos y postre por excelencia de la zona: el tiramisú.

La familia Zanon pretende que cada experiencia gastronómica sea vivida con la intensidad que se merece, explicando detalladamente la historia, ingredientes y sabores de cada uno de los platos que sirven.

Nuestra experiencia

Siendo nuestra primera visita a la zona creímos conveniente dejarnos llevar por la sugerencia del chef y escoger uno de los menús degustación ofrecidos. El mismo es una perfecta combinación de entrantes, pescado y carne, finalizado con un postre y regado por distintos vinos de la zona que se maridan con uno u otro plato.

El comienzo de nuestra cena en pareja no pudo ser mejor ya que empezamos con un entrante servido como gentileza de la casa: una crema de calabacín con espuma de mortadela y pistacho. Sorprendía la mezcla inicialmente pero realmente resultó deliciosa.

Crema de calabacín con espuma de mortadela y pistacho

Crema de calabacín con espuma de mortadela y pistacho

En ese preciso momento nos sirvieron igualmente la fuente de panes, combinación de panes diversos para acompañar nuestra cena.

Fuente de panes

Fuente de panes

Comenzamos nuestro menú degustación con el “Cicchetti Veneziani”, una especie de fish & chips o pescado frito servido como tres porciones individuales.

Cicchetti Veneziani

Cicchetti Veneziani

Sardinas o bacalao combinados con polenta – típica de la zona – son parte del plato.

Sarde in saor polenta al nero

Sarde in saor polenta al nero

Deberíamos haber continuado con “Bisi e Risi”, un arroz con guisantes, plato quizás más otoñal y que fue sustituido por un menos contundente – en sabor que no en tamaño – y sabroso Risotto de temporada.

Risotto de temporada

Risotto de temporada

Terminamos con un “Guanciale di Vitello brasato”, panceta de ternera a la brasa, un colofón perfecto a una cena abundante.

Guanciale di vitello brasato

Guanciale di vitello brasato

El Tiramisú puso un broche espectacular a una cena que resultó excepcional, permitiéndonos descubrir platos y sabores que no habíamos probado anteriormente.

Tiramisú

Tiramisú

Bodega

Echamos un ojo a la carta de vinos y la misma nos pareció muy completa, con los vinos italianos y, en concreto, de la zona del Veneto y alrededores, como principales protagonistas.

Una de las ventajas del menú degustación es que ofrece la alternativa de ser complementado por una selección de vinos así que nosotros no tuvimos que preocuparnos demasiado en escoger el vino ya que dicha tarea nos la pudimos ahorrar.

Un prosecco, como no podía ser de otro modo, inauguró la cena, seguido de un cava local, un blanco y un tinto, elegidos por el chef y maridados con cada uno de los platos.

Nos ahorramos la grappa final si bien conviene destacar que esta, al igual que lo es del prosecco, es también la ruta de la grappa.

Sobremesa

Si bien se puede extender la sobremesa en la mesa con grappa, limoncello o cualquier otro licor o combinado como protagonista, el Hotel Abazzia cuenta igualmente con una zona de lounge-bar anexa a la recepción. Con un look vintage y aspecto ochentero, el Espace Rouge et Noir ofrece la posibilidad de disfrutar de unas buenas bebidas pre o post cena.

Servicio

Al margen de su profesionalidad – algo que se espera de antemano en un restaurante de esta categoría – destacamos particularmente su amabilidad y cercanía, tratando de ayudar en la elección y dar explicaciones de los distintos platos.

Precio

Como comentábamos anteriormente, La Corte ofrece 2 tipos de menú degustación por € 55 y € 85 por persona, respectivamente. El complemento de vinos es de € 22 por persona. Podríamos decir que en media una comida o cena en La Corte se sitúa en media en los € 70 por persona.

Conclusión

La verdad es que si bien uno no suele fallar cuando elige un establecimiento con el sello de Relais & Chateaux, a veces sí que es cierto que las experiencias no colman las expectativas para el precio que uno paga. Claramente La Corte no es el caso y merece el precio que cuesta por ambiente, comida, servicio y por ofrecer una completa experiencia eno-gastronómica como pocos lugares en la zona.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de La Corte está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!