Villandry – Londres (Reino Unido)

Exterior

Exterior

Villandry es uno de los lugares más clásicos de Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad) y, posiblemente, uno de los mejores compendios de la ciudad en lo que a opciones de restauración se refiere. Surgido como tienda de delicatessen hace casi 2 décadas en su ubicación original de Marylebone High Street, el local actual de Fitzrovia incluye no sólo la tienda como columna vertebral del lugar sino un restaurante, un espacio de bar y, adicionalmente, otro intermedio denominado en el propio argot de Villandry como “Charcuterie”. Visitado por una clientela venida de todas las partes de Londres y no únicamente de Marylebone y Fitzrovia, el local alcanza su apogeo durante la mañana, desde la hora del desayuno hasta la comida, momento en el cual las opciones se incrementan, incluyendo una parte del restaurante que sirve comida para llevar a domicilio.

Localización de Villandry

Villandry se ubica en Great Portland Place, en el barrio de Fitzrovia, no muy lejos de su ubicación original en Marylebone High Street. La dirección exacta de Villandry es:

Dirección: 170, Great Portland Place – W1W 5BQ Londres

Teléfono: +44 (0) 207 6313 131

Web: http://www.villandry.com

Ambiente de Villandry

Describir el espacio que ofrece Villandry no es tarea fácil ya que se trata de un local inmenso, dividido en varias secciones y con una doble cristalera, tanto en la parte de acceso al bar y al hall de comida como en la parte posterior, ubicación esta última del restaurante.

Cuando uno entra en Villandry lo primero que se encuentra es el hall de la comida. Posiblemente es de las mejores tiendas delicatessen de Londres. Vinos franceses e internacionales, la mejor panadería, repostería y bollería francesa, las frutas y vegetales de procedencia orgánica y, adicionalmente, múltiples productos delicatessen traídos de Francia, Italia, España, etc. son los verdaderos protagonistas del espacio.

Precisamente a uno de los lados del hall de comida se ubican los mostradores de comida rápida para llevar a domicilio y donde se ofrecen sándwiches, noodles, fajitas y otros platos franceses ya cocinados, entre otros, la quiche lorraine.

Una vez pasada la sección dedicada a la comida delicatessen se llega a una zona intermedia denominada “Charcuterie”. Varias son  las mesas de madera para aquellos que quieran una opción intermedia entre la comida rápida pero de calidad y la opción del restaurante de la que pronto hablaremos.

El restaurante se ubica en el fondo y destaca por su gran cantidad de luz, la cual se filtra a través de unas enormes cristaleras.

Zona de restaurante vista de cerca

Zona de restaurante vista de cerca

El suelo es de cemento, las paredes blancas y las mesas de madera, dándole un aire rústico, como de restaurante en algún pueblo de la campiña francesa.

Restaurante visto de noche

Restaurante visto de noche

Volviendo sobre nuestros pasos a la entrada del local, si en vez de haber seguido recto hubiésemos torcido a la derecha, nos habríamos encontrado la zona de bar. Si bien tiene una entrada individual, al margen de la tienda y de las otras zonas de restauración anteriormente comentadas, ambos espacios están perfectamente conectados en el interior.

Lejos de la mayor sofisticación de la cocina del restaurante, el bar surgió para ofrecer un menú menos formal, más económico y que ofreciese una cocina rápida pero fresca y natural. Ensaladas, hamburguesas y un puñado de opciones son las que ofrece el bar, por otra parte abierto desde el desayuno – muy recomendable por cierto – hasta la hora de la comida. Cuenta igualmente con diversas sillas y mesas en el exterior del local y a modo de terraza, algo particularmente aprovechable durante la primavera y el verano.

En general la clientela, particularmente la de la tienda y la del bar, es joven, atraída por una cocina fresca y al alcance de distintos tipos de bolsillos.

Oferta de Villandry

Unimos en este post el apartado dedicado a la carta y nuestras experiencias – en plural – en Villandry. Ello se debe a que han sido tantas y en tan diversos contextos que sería imposible centrarnos en alguna de ellas en particular.

Villandry es sin duda un lugar que se adapta a múltiples fines. Comenzando desde primera hora decir que los desayunos servidos en su bar son de los mejores de la zona, con una gama completa de opciones, incluyendo frutas, dulces y salados, acompañados de los mejores zumos y el buen café.

A la hora de comer son varias las opciones y, empezando por las más básicas, diremos que el bar, tal y como apuntábamos antes, es muy buena alternativa para una comida rápida sin mayores complicaciones, sirviendo igualmente cocktails y otras bebidas durante todo el día.

La denominada “Charcuterie” es otra de las opciones para la hora de la comida, con un menú a caballo entre el bar y el restaurante, enana zona igualmente intermedia del restaurante y con mucho encanto, rodeada de estanterías de madera donde se exponen algunos de los productos de los que uno puede disfrutar tales como quesos franceses y otros productos de charcutería en sí.

Zona de Charcuterie

Zona de "Charcuterie"

Ya para una mayor sofisticación a la hora de la comida o la cena, la zona de restaurante ofrece un menú típico de brasserie francesa, en donde poder disfrutar desde una sopa a una cassoulet, pasando por un buen marisco o tal vez un steak tartare.

No podemos dejar de mencionar la parte dedicada a la restauración rápida, entendida como “take away” o comida para llevar. Distintos mostradores se ubican en la zona de entrada, desde aquellos que contienen los ingredientes para configurar una ensalada al gusto a otros con quiches, pasta del día o incluyo bocadillos a base de distintos ingredientes a elegir. Adicionalmente se completa la oferta con noodles y “fajitas” preparadas en el acto y, cuyos ingredientes, varían a diario. Villandry cuenta igualmente hoy en día con un servicio de catering que sirve a empresas, organiza eventos, etc.

Vista del interior de Villandry

Vista de la zona de la tienda

Finalmente tampoco nos podemos olvidar de la tienda delicatessen, en medio de la cual se ubica la zona de restauración rápida, verdadera génesis de Villandry. Panadería, repostería y bollería son lo primero que uno percibe al entrar por la puerta del restaurante pero poco a poco se da cuenta de las múltiples referencias en conservas, confituras, quesos, patés, etc. que ofrece Villandry.

Vista de la bollería y repostería

Vista de parte de la oferta en bollería y repostería

La oferta se completa con una variedad de frutas y vegetales de procedencia orgánica así como con una selección esmerada de vinos, fundamentalmente franceses. Como anécdota mencionar adicionalmente que Villandry es comúnmente conocido por sus cestas de Navidad, siendo uno de los mejores lugares de Londres para hacerse con una de ellas.

La web del propio restaurante da muy buenas indicaciones acerca de las distintas opciones, incluso detallando los menús, los cuales se actualizan periódicamente.

Bodega de Villandry

Mayoritariamente, las referencias de las que dispone la tienda son las que se pueden disfrutar en el restaurante. Variedad de vino francés y escasa representación del resto de geografías es quizás lo más peculiar de la oferta en vinos del restaurante.

Sobremesa en Villandry

Villandry es un sitio muy acogedor y el cual se adapta, tanto en comidas como en cenas, a múltiples finalidades. Prolongar la comida o cena en el restaurante o, pasar directamente a la zona de bar, disfrutando de sus cocktails, son alguna de las posibilidades que ofrece Villandry.

Servicio en Villandry

La legión de personal que sirve en Villandry es, por lo general, bastante atento y preocupado, por lo que definiríamos el servicio del restaurante como atento y correcto.

Precio

Por ceñirnos al restaurante, una comida o cena en Villandry, vino y postre incluido, se sitúa, en media, en las £ 35 por persona, bastante razonable viendo la calidad de la comida y la escasa oferta de restaurantes en los alrededores.

Conclusión

Villandry es un buen compendio de opciones y el tiempo le ha dado la razón para demostrar que es la apuesta correcta y lo que el público quiere. Desde el ajetreado bar al más íntimo restaurante – particularmente de noche – pasando por la zona de “Charcuterie”, todos los espacios tienen un encanto especial que esperemos que conserven por mucho tiempo.

Villandry Kitchen

Villandry Kitchen

Por cierto, ganas no nos faltan de probar el Villandry Kitchen la apuesta alternativa del grupo y la cual esperamos conocer más pronto que tarde…

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!