The Wallace Restaurant – Londres (Reino Unido)

Marzo 24, 2009 by marylebone  
Categoría Londres

 

Vista del restaurante

Vista del restaurante

The Wallace Restaurant

Lugar: Londres – Reino Unido

Dirección: The Wallace Collection, Hertford House, Manchester Square; W1U 3BN Londres

Teléfono: +44 (0) 207 563 9500

Web: http://www.wallacecollection.org/visiting/thewallacerestaurant

Otra vez más nos toca hablar de un restaurante en el barrio de Marylebone de Londres (ver aquí nuestro artículo sobre Londres). Ahora que está cada vez más de moda entre los londinenses y, progresivamente es descubierto por los turistas, nos gustaría comentar en nuestros posts distintos restaurantes que hemos descubierto recientemente. Tal es el caso de The Wallace Restaurant, un restaurante que tiene la particularidad de estar ubicado en un museo, The Wallace Collection, museo que por otra parte recoge la colección privada de arte de los Marqueses de Hertford y más en concreto de Sir Richard Wallace, hijo del cuarto Marqués de Hertford. En el atrio del museo, a ras de suelo y bajo un techo acristalado que filtra la luz natural, se ubica esta brasserie francés, de calidad media y que ofrece desde desayunos a cenas, pasando por comidas y por el tan británico té de media tarde. Reúne a una clientela primordialmente turista, muchos de ellos visitantes del propio museo – gratuito como todos los museos londinenses – si bien se puede encontrar a algún ejecutivo entre semana, en comida de negocios, atraído por la quietud del local y la conveniencia de su menú.El museo, de categoría nacional, se ubica en Manchester Square, a escasos metros de Marylebone High Street y de camino a la siempre transitada Oxford Street. Es de las pocas plazas de la zona con jardín privado, eso sí, poco utilizado debido a la presencia mayoritaria de edificios de oficinas – con aspecto de edificios residenciales en su exterior – en la propia plaza. El edificio de la Wallace Collection destaca sobremanera por su tamaño y su armonía con el resto de edificaciones de la zona.

The Wallace Collection

The Wallace Collection

Podríamos hablar largo y tendido de la colección de arte que alberga – mayoritariamente de los siglos XVIII y XIX – pero no es exactamente lo que nos ocupa en este artículo. Sin embargo es digna de mención su colección de pintura, la cual incluye cuadros de Velázquez, Tiziano, Rembrandt o Hals, por citar algunos. Igualmente nos llamaron la atención las colecciones de porcelana y cerámica así como la zona de “armería” con todo tipo de armas, armaduras y demás objetos relacionados con la guerra, desde la Edad Media hasta entrado el S.XIX.

El restaurante en sii es la creación de Oliver Peyton en forma de brasserie francesa, el mismo hombre detrás de The National Dining Rooms, el restaurante de The National Gallery, la pinacoteca más conocida de Londres. Su oferta en menús varía dependiendo de la hora del día y la comida que se trate. De este modo dispone de un menú de desayuno-brunch, un menú de todo el día y uno más específicamente para comidas y cenas. Adicionalmente la carta de postres, la de helados y en la del té de media tarde. Todas ellas se pueden encontrar en este link.

Vista del restaurante

Vista del restaurante

Nuestra experiencia en The Wallace Collection fue curiosa ya que pretendíamos que fuese un brunch pero por limitaciones de horario de la carta de desayuno-brunch – termina a las 12 a.m. – se convirtió más en una comida al uso. Eso sí, al margen del menú de comida existe otro menú – no incluido en el anteriormente adjunto – con platos más ligeros y sencillos, ideales para compartir.

En general y dentro del menú disponible todo el día destacan los productos del mar, particularmente las ostras, el caviar, los mejillones y diversos crustáceos. En el menú de comidas y cenas – el restaurante únicamente abre para cenas los viernes y los sábados por la noche – son el steak tartare, la lubina a la sal (”Seabass in salt crust”) y el pollo rostizado con foie gras (”Roasted Black leg chicken stuffed with foie gras”) los platos más destacables.

En nuestra experiencia y dado que el menú de brunch no estaba a nuestra disposición – incluye la típica combinación de dulces y salados que uno podría esperar encontrar en un brunch – escogimos un mix dentro de las opciones de la segunda carta antes mencionada.

Poached eggs, ham & toast

Poached eggs, ham & toast

Dos quiches – una de queso de cabra, la otra de bacon, ambas servidas con ensalada – para compartir, una tarrina de foie gras y finalmente, como principales, una ensalada Caesar completa y un steak tartare fueron nuestras elecciones para una comida bastante frugal.

Finalizamos, dentro de la amplia gama de postres, con una Tarta Tatin, servida con manzana caramelizada y helado de vainilla.

La verdad es que viendo a nuestro alrededor nos quedamos con pedir, dentro del “Afternoon Tea Menu” un mix de dulce y salados denominado “Thé Parisien”, un surtido de sándwiches, pastas francesas y “Croque Monsieur”, combinado o no con una buena botella de champagne. Quizás es algo más apropiado como merienda pero que no se puede descartar si se pretende hacer una comida ligera. En general estas opciones más de merienda y las de brunch, como la que incluimos a pie de texto, son bastante apetecibles.

Salmon, spinach, eggs & toast

Salmon, spinach, eggs & toast

La carta de vinos y champagnes es sencillita y destacan, especialmente, los caldos franceses ya que por algo es una brasserie al uso.

En cuanto al precio decir el precio fue de unos £ 25 por cabeza, quizás un poco caro para lo que realmente comimos pero obviamente influido por el entorno en el que se ubica el restaurante. Recientemente ha puesto a disposición de los clientes un menú cerrado, entre semana, a base de varios platos y sin bebidas, por £ 20 libras aproximadamente.

Para terminar comentaremos que el restaurante de The Wallace Collection es una buena opción si uno busca un sitio tranquilo, agradable pero para nada “trendy”. La enorme cristalera a modo de techo le da una luz envidiable, incluso en días grises, en una ciudad como Londres donde la luz es un bien escaso.

Vista del techo acristalado

Vista del techo acristalado

Adicionalmente el entorno es muy agradable ya que el museo parece más una antigua casona familiar que un museo en sí. Lo dicho, un lugar aconsejable más por el sitio que por la comida en sí pero sin duda a tener en cuenta en un barrio donde no abundan lugares del estilo.

Valoración – 6/10

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!