The Harwood Arms – Londres (Reino Unido)

Enero 17, 2011 by marylebone  
Categoría Londres

Vista desde el exterior

Vista desde el exterior

Y por el fin el día llegó. Después de casi 2 meses de espera para conseguir mesa un fin de semana conocimos The Harwood Arms. Tras ser galardonado con 1 Estrella Michelín, su fama – bien merecida – ha corrido como la pólvora. Unos dueños – Mike Robinson y Brett Graham – y un chef con amplia experiencia en la restauración británica – Steve Williams, ex de The Ledbury de Notting Hill, con 2 Estrellas Michelín en su haber – y una cocina de temporada, natural, orgánica y 100% local son las claves del éxito de un gastro-pub (ver aquí nuestro artículo sobre gastro-pubs en Londres) cuya ubicación es el único pero. En una callejuela en pleno barrio de Fulham emerge este oasis de la restauración, un gastro-pub más propio de un pequeño pueblo inglés que del corazón de Londres (ver aquí nuestro artículo sobre la ciudad). Su fama no ha hecho mella para nada en su apuesta: una cocina de primera calidad – con una caza excelente – a precios excelentes, posiblemente en el restaurante de Estrella Michelín más barato en que jamás hayamos estado.

Localización de The Harwood Arms

Lo decíamos anteriormente y es que la ubicación del pub quizás no sea su fuerte. No es que tengamos nada en contra del barrio de Fulham sino todo  lo contrario, siendo uno de los barrios más residenciales y céntricos de la capital británica. Es la localización dentro del barrio lo que falla ya que The Harwood Arms se ubica en una calle paralela a la no demasiado recomendable North End Road, no muy lejos de la estación de metro de Fulham Broadway.  La dirección exacta es:

Dirección: 27, Walham Road – SW6 1QP Londres

Teléfono: +44 (0) 207 3861 847

Web: http://www.harwoodarms.com/

Ambiente de The Harwood Arms

El que espere sofisticación en The Harwood Arms se ha equivocado claramente de lugar. La Estrella Michelín no ha variado un ápice el aspecto de un pub que había sido reformado y reinaugurado en 2008.

Vista del interior

Vista del interior

En lo que respecta al exterior se trata de un pub discreto que pasaría desapercibido en Londres ya que es uno de tantos de estilo victoriano en la esquina de una calle típicamente londinense.

En el interior se plasma el espíritu del pub, con una sencillez fuera de toda duda. No demasiado decorado, con sus mesas de madera sin mantel, sus sillas variadas y no siempre iguales entre sí, su pizarra de tiza con los especiales del día, el pub sin embargo transmite su encanto desde el primer momento.

Vista del mobiliario

Vista del mobiliario

Muy luminoso de día – cuenta con una luz natural bastante por encima de la media – y más íntimo por la noche, a la luz de las velas y otras luces más tenues, el pub se podría hasta calificar de romántico si no fuera por el ruido, el cual hace recordar a uno que se encuentra en un gastro-pub que no quiere perder para nada su esencia.

El pub es bastante espacioso y cuenta con rincones con mucho encanto, como el localizado justo frente a la chimenea.

Vista de la parte de chimenea

Vista de la parte de chimenea

Siempre animado y con aforo completo en fin de semana – con 2 meses de antelación se necesita reservar para conseguir mesa para comer o cenar de viernes noche a domingo mediodía – el pub reúne una clientela variada y de todas las edades que aprecia sin lugar a duda la apuesta de calidad de The Harwood Arms.

Carta de The Harwood Arms

Son varias las cartas del gastro-pub según el día de semana y el momento del día en que uno lo visite. Existen de ese modo un menú de comida, otro de cena y una versión dominical.

Se trata de una carta no demasiado extensa, normalmente con 7/8 entrantes y principales así como ciertas especialidades, bien del día, bien de temporada.

La cocina es británica, con ingredientes del mar y de la tierra pero siempre de las Islas Británicas. La apuesta por lo natural hace que la mayor parte de los ingredientes sean orgánicos y todo se mime hasta el último detalle.

Tanto en entrantes como en principales conviven los pescados, mariscos y las carnes, destacando especialmente los platos a base de caza, uno de los fuertes del gastro-pub.

Para rematar sorprenden los postres, combinando recetas tradicionales – particularmente en lo que a puddings se refiere – con otras más innovadoras. Adicionalmente la selección de quesos ingleses es muy buena alternativa para los que busquen acabar la comida o cena con un sabor salado.

Nuestra experiencia en The Harwood Arms

En nuestra cena para 6 personas, todos nuevos en el local, decidimos fiarnos del servicio del pub a la hora de realizar nuestra elección escogiendo 2 entrantes para compartir y un principal por cabeza.

Los entrantes no son fáciles de compartir así que decidimos hacer caso al servicio. Dejando a un lado los caracoles – una de las especialidads de temporada – empezamos la cena compartiendo unos Venisson Scotch Eggs, uno para cada 2. Se trata de una especie de huevo rebozado que forma una masa redonda y que está relleno de carne de venado. La combinación es exquisita.

Continuamos con unas ostras fritas servidas con mayonesa, rábanos y pepinillos.

Ostra frita

Ostra frita

Ambos entrantes se sirvieron en una especie de paleta, utilizada igualmente para alguno de los principales y que le da todavía un toque más genuino y rústico al pub.

Paleta de ostras fritas

Paleta de ostras fritas

Los principales fueron variados, triunfando fundamentalmente la caza. No es que los pescados fueran menos apetitosos sino que nos dejamos básicamente llevar por lo que más fama ha cobrado en el pub.

La paletilla de ciervo para compartir fue todo un acierto. Se trata de una carne tierna, no demasiado fuerte en sabor, acompañada de bacon ahumado, lombarda, ensalada de achicoria y calabaza asada con una salsa de puerros.

Paletilla de ciervo

Paletilla de ciervo

Servida en una paleta de madera, únicamente se prepara para ser compartida por 2 personas.

Paletilla de ciervo

Paletilla de ciervo

Otra de las elecciones estrella fue la pechuga de faisán acompañada, entre otros, por coles de Bruselas, salmón ahumado y una salsa de pan.

Pechuga de faisán

Pechuga de faisán

De postres y para compartir optamos por el helado de toffee con pan marrón caramelizado.

Helado de toffee

Helado de toffee

Adicionalmente, unos mini-donuts acompañados de una salsa a base de natillas de limón.

Mini-donuts

Mini-donuts

La verdad es que no nos quedamos con hambre ya que entrantes y principales se sirven en raciones abundantes.

Bodega de The Harwood Arms

Destaca The Harwood Arms por una bodega completa que empieza con una selección de cervezas premium y acaba con una completa carta de vinos y champagnes.

En concreto nosotros comenzamos con unas Stella Artois especiales, mucho más suaves y con un cierto punto mentolado en comparación con la estándar.

A continuación y dentro de los vinos, navegamos entre los vinos franceses, italianos y de otras muchas partes del mundo para acabar escogiendo un Marqués de Riscal Reserva 2005, perfecto como acompañamiento de la caza.

La verdad es que los precios del vino, tratándose de Londres, son bastante razonables.

Sobremesa en The Harwood Arms

La verdad es que conforme avanzó la velada, el ambiente se fue haciendo menos ruidoso y acabamos casi en familia. Por ello recomendamos reservar a la última hora permitida – la nuestra fue, por pronto que parezca, las 8.30 p.m. – para, llegado el momento de la sobremesa, poder disfrutarla si cabe más. Para ello se pueden pedir combinados – la variedad no es enorme pero suficiente – hasta las 12 de la noche, hora en la que se cierran las peticiones de bebidas.

Servicio en The Harwood Arms

Realmente nos pareció muy correcto y, sobre todo, atento, con mucha paciencia a la hora de recomendar qué pedir, dando explicaciones pormenorizadas de todos los platos.

Precio

El precio es quizás uno de los puntos más sorprendentes de The Harwood Arms. Es realmente loable que hayan mantenido el nivel de cocina sin variar un ápice los precios y, todo ello, después de haber sido premiados con 1 Estrella Michelín. Una comida o cena con vino y postre se suele ir, en media, a las 45 por persona.

Conclusión

Con los pubs, en concreto los gastro-pubs, en Londres uno realmente piensa que ya ha conocido el definitivo. Lo hemos experimentado con varios de ellos. Hemos de decir que The Harwood Arms es, con diferencia, el mejor en el que hemos estado. La calidad de la cocina, la bodega, el local en sí y un servicio de lo más amable son sólo algunos de los alicientes de un gastro-pub que merece la pena conocer ipso facto. A nosotros nos valió la pena esperar y ya hemos reservado para volver una segunda vez…

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de The Harwood Arms está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!