Sushinho – Londres (Reino Unido)

Exterior

Exterior

Casi recién llegado a la escena de restauración londinense, Sushinho es un restaurante fusión de cocinas brasileña y japonesa. La verdad es que la combinación puede sonar chocante pero no lo es tanto si uno conoce el dato de que la mayor comunidad japonesa expatriada vive en Brasil. Anécdotas aparte, Sushinho ha elegido el barrio de Chelsea de Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad) para abrir un local de dos plantas, que incluye zona de reservado y un cocktail-bar más que destacable. El ambiente es juvenil, propio de un sitio tan de moda y que ha sabido explotar su apuesta de una cocina innovadora con un ambiente siempre animado.

Localización de Sushinho

El restaurante se encuentra en King’s Road, arteria comercial de Chelsea, una calle que destaca más por sus comercios que por sus restaurantes. Su dirección exacta es:

Dirección: 312-314, King’s Road – SW3 5UH Londres

Teléfono: +44 (0) 207 349 7496

Web: http://www.sushinho.com/

Ambiente de Sushinho

Lo primero que nos viene a la mente es la sorpresa que nos produjo el hecho de que el local sea tan oscuro en su exterior, algo que puede hacer que durante la noche uno pase de largo sin darse cuenta de su presencia.

El interior se compone de dos plantas, una a ras de suelo, la otra en el piso inferior. Si bien las opciones en menú son las mismas, la primera es más amplia mientras que la segunda está concebida como un sushi bar, con una pequeña barra al fondo donde se sirven cocktails.

Interior

Interior

La planta inferior sirve igualmente como reservado para fiestas y eventos privados, pudiendo disponer incluso del cocktail bar para uso exclusivo de los clientes de dicho reservado.

En el interior, tanto la decoración como el colorido, son bastante sobrios, nada llamativos, con tonos verdes, beige y oscuros en general destacando por encima de cualquier otro.

Interior

Interior

Más que un mobiliario caracterizado por sus maderas oscuras, destacan las enormes y altas plantas que se encuentran por doquier y que son el único contrapunto exótico del interior del local.

Mobiliario y plantas

Mobiliario y plantas

El ambiente es juvenil, caracterizado por una clientela de Chelsea bastante homogénea. La oscuridad es particularmente palpable en el piso inferior y, en general, es un local ruidoso, con la música y el bullicio de la clientela entremezclándose constantemente.

Carta de Sushinho

Sushinho dispone de distintas opciones y la web del restaurante da buena información de las mismas. Con un lunch menu, únicamente disponible a la hora de la comida, es el full menu el más completo y variado.

Tanto uno como otro incluyen una oferta de sushi y especialidades japonesas frías así como otras más de cocina. En general se trata de una cocina fusión que no deja de sorprender y que uno no se encontraría en un restaurante japonés o un restaurante brasileño al uso.

En la parte de opciones del sushi bar, se pueden escoger opciones individuales – sushi, sashimi, nigiri – en el que se incluyen distintas piezas como platos que combinan dichas opciones. Adicionalmente se ofrece ceviche o temaki, “handed roll”, los clásicos rollos de sushi con una especie de envoltorio a base de algas.

Pese a que pueda parecer la carta de un restaurante japonés convencional, nada más lejos de la realidad ya que todas las piezas cuentan con toques exóticos, incluyendo frutas y otros vegetales tropicales así como especias aromáticas.

En las opciones más de cocina se incluyen platos pequeños, pensados para compartir, tempura de distintos tipos y platos principales.

En los entrantes destacan los calamares con lima, los distintos tipos de “gyoza” y los clásicos edamame, pequeñas vainas acompañadas de sal o chile. La tempura es una mejor opción para ser compartida, destacando la de marisco y la de gambas. Adicionalmente se dispone de alguna que otra ensalada.

Ensalada

Ensalada

En los platos principales es donde se ve el mayor grado de “exotismo” del restaurante, con unas mezclas sorprendentes resultando en platos tan llamativos como el “Pork Belly” – carne de cerdo – con un puré de feijoada o la “Japanese eggplant” con pasta miso y huevos de codorniz.

Pork belly

Pork belly

Las mezclas son para todos los gustos y la carta las describe perfectamente para uno poder anticipar si la combinación será o no de su agrado.

Japanese eggplant

Japanese eggplant

Los postres son igualmente innovadores, fundamentalmente helados, fondants y otras tartas a base de chocolate y frutas tropicales. Se dispone igualmente de una pequeña pero completa selección de vinos dulces con los que acompañar a dichos postres.

Nuestra experiencia en Sushinho

Nuestra reciente visita a Sushinho se produjo en el contexto de una cena de grupo para la cual se dispuso de la planta inferior en su totalidad a modo de reservado, incluyendo igualmente el cocktail bar.

Si bien de disponía de varias mesas la idea era celebrar una cena de pie, con lo que la elección de la comida estuvo acorde con dicho concepto.

A los edamame y calamares con lima a modo de comienzo, les siguieron la tempura uramaki y distintos platos con rolls. Comenzamos por un sushi platter que incluía una selección de especialidades de sushi del propio chef.

Sushi platter

Sushi platter

Continuamos con los “rolls” escogiendo los más recomendables, entre ellos el Dragon roll, el Sushinho roll, el Bahia roll y el Rio roll.

Nos gustó particularmente el Bahia roll, combinando lubina con aguacate y una salsa a base de jalapeño y mango.

Bahia roll

Bahia roll

 Adicionalmente, el Sushinho roll, el cual cuenta con ingredientes como el salmón y el cangrejo acompañados por una salsa de queso y soja dulce.

Sushinho roll

Sushinho roll

El Rio roll fue sin embargo el más sorprendente, eso sí, picante, a base de gambas tigre combinada con wasabi y fresa.

La verdad es que si bien no disfrutamos de los platos principales pudimos probar una buena parte de las opciones del sushi bar, destacando por su originalidad y por la sorprendente combinación de sabores.

No nos quedamos con hambre pero terminamos la cena compartiendo unos brownies de chocolate que pusieron la guinda a una buena cena entre amigos.

Bodega de Sushinho

Se nota que se han esforzado en diseñar una carta a base de caldos internacionales, compensada y con los tintos y blancos como protagonistas. En nuestro caso escogimos un Rioja como tinto y un Reisling en cuanto a blancos se refiere.

Los cocktails merecen capítulo aparte, con una impresionante selección de cocktails – alguno de ellos sin alcohol – de unos 50 en total, incluyendo clásicos mundiales, brasileños y opciones más desconocidas para el público en general pero muy típicas de ciertas partes de Brasil.

Sobremesa en Sushinho

Las posibilidades en cocktails y combinados son tantas que la sobremesa en Sushinho es, en gran medida, parte de su aliciente. El cocktail bar de la planta inferior puede ser disfrutado por clientes que no hayan cenado en el restaurante. La verdad es que tanto por su ambiente como por la cantidad y calidad de los cocktails, bien merece una visita.

Servicio en Sushinho

El servicio es muy amable, casi en su integridad brasileño, siempre dispuesto a ayudar con la elección y la explicación de los platos y sus ingredientes.

Precio

Una comida o cena sin vino y cocktails se suele ir a las £ 35 por persona, en un nivel intermedio en cuanto a restaurantes japoneses de la ciudad.

Conclusión

Nos ha parecido realmente un gran descubrimiento el de Sushinho, un local que al margen de su buen ambiente y sus cocktails, ofrece una cocina innovadora, mezcla de sabores y que no habíamos visto en mucho tiempo, particularmente destinada a los amantes de la cocina japonesa, base de la mayoría de los platos. Una cena en el mismo, seguida de unos cocktails en su bar, es algo que recomendamos a todos aquellos que busquen un sitio de moda con buena cocina y mejor ambiente.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!