McQueen – Londres (Reino Unido)

Exterior

Exterior

Queríamos salir de nuestro “sota, caballo, rey” particular en Londres (ver aquí el artículo general sobre la ciudad) y probar nuevos locales en barrios alternativos a los clásicos que frecuentamos, léase Chelsea, Kensington, Mayfair o Notting Hill, entre otros. Con un listado de sitios que conocer en el este de Londres, el destino parecía claro. El McQueen, en Shoreditch, era el primero en la mencionada lista así que por él nos decantamos. Surgido como tributo al gran actor americano Steve McQueen, se trata de un restaurante “vintage” donde la cocina americana es la protagonista. La clientela, juvenil y animada, se siente igualmente atraída por la zona de lounge-bar y de club, las cuales se pueden disfrutar antes y después de la comida y, particularmente, de la cena. Un servicio penoso es el único pero crítico lunar en un restaurante de por sí distinto y sorprendente.

Localización de McQueen

El restaurante se ubica en el área de Shoreditch, cercana a la City of London y a Old Street, siendo una de las zonas de marcha alternativa de la capital británica. Su dirección exacta es:
Dirección: 55-61, Tabernacle Street – EC2A 4AA Londres (Reino Unido)
Teléfono: +44 (0) 207 036 9229
Web: http://www.mcqueen-shoreditch.co.uk/

Ambiente de McQueen

Como comentábamos anteriormente McQueen se divide en 3 zonas – restaurante, bar y club – que ocupan toda la esquina de una calle de la zona de Shoreditch.
Sin entrar en cada uno de los 3 espacios diremos que el denominador común es el de un local vintage, con guiños a la década de los 60 y los 70. El homenajeado está presente por todas partes, desde posters de sus películas a fotografías, pasando incluso por pantallas de televisión emitiendo alguna de sus películas.
Decoración

Decoración

Por lo demás destaca, en un ambiente bastante oscuro, la decoración en ladrillo a la vista con sofás de cuero y mobiliario en maderas oscuras.
Empezando por el exterior diremos que McQueen ocupa un espacio amplio y no en vano cuenta con distintas entradas para las zonas de bar y restaurante, si bien ambos se conectan a través de una puerta interior. El exterior en general es bastante discreto pero en armonía con el interior.
Empezando por el lounge-bar diremos que es un espacio alargado, configurado alrededor de una barra bastante grande y con zonas de sillones y mesas frente a la misma. Al final se sitúa el DJ, encargado de pinchar música animada desde media tarde en adelante.
Lounge-bar

Lounge-bar

La zona de restaurante no es demasiado amplia y es la verdadera protagonista de la temática en honor a McQueen. Es un ambiente agradable que sabe combinar música e imágenes de televisión, todo ello en una escena marcada por las distintas imágenes del actor, sus películas y compañeros de reparto en las mismas.
Restaurante

Restaurante

La zona de club está en línea con la de bar en cuanto a decoración y estilo, siendo más apropiada para el post-cena y claramente más animada – si cabe – que la de bar.
Club

Club

La clientela del McQueen en cualquiera de sus espacios es juvenil, atraída por el que es, sin duda, el local más de moda del momento en un área como Shoreditch donde lo alternativo abraza a lo “cool”.

Carta de McQueen

No valía únicamente homenajear a McQueen con una cocina típicamente americana sino que se ha profundizado en una cocina local como la Cajun, típica del estado de Indiana, cuna del actor. Aparte de las distintas carnes a la brasa – “American Grill” – es una cocina que incorpora productos del mar como gambas, salmón, langosta y otros crustáceos que se combinan con salsas dándole a los platos un sabor muy particular.
La carta (ver aquíno es demasiado extensa y, a no más de una decena de entrantes le acompañan las carnes en sus distintos cortes y maneras de preparación así como otras opciones en pescados y mariscos tal y como comentábamos anteriormente. Cierran la carta los acompañantes – si bien las carnes se complementan con una guarnición más que suficiente – y los postres, pocos pero apetecibles.
Por último apuntar que el bar cuenta igualmente con una carta aparte (ver aquí), fundamentalmente centrada en hamburguesas y cocina mexicana, con numerosas opciones para compartir.

Nuestra experiencia en McQueen

En una cena para 4 optamos por una solución “a la española” y comenzamos compartiendo 2 entrantes para tampoco excedernos en demasía ya que los principales eran a base de carne.
En concreto comenzamos con unas gambas (“prawns”), aproximadamente una pieza por persona.
Prawns

Prawns

Continuamos con unos vieiras (“scallops”), de buen tamaño y mejor sabor.
Scallops

Scallops

En los principales las carnes a la brasa se llevaron la palma y, bien en Sirloin, bien en Fillet, fueron los platos elegidos. La calidad de la carne hemos de decir que nos pareció buena si bien el punto no estaba para nada logrado, pasando la misma más de la cuenta para los estándares que uno busca normalmente.
Sirloin steak

Sirloin steak

Acabamos con 2 postres, del que destacamos el crumble de rhubarb con helado de chocolate blanco.
Rhubarb Crumble

Rhubarb Crumble

Bodega de McQueen

No demasiadas referencias – apenas 20 – componen la carta de McQueen, un elenco de vinos internacionales donde los del continente americano son los más representados. Ningún vino baja de los £ 25 por botella, siendo la media bastante más alta. Nosotros elegimos un Rosso di Montalcino, en concreto un Gonfi, que cumplió las expectativas para un vino de este precio y nivel.

Sobremesa en McQueen

El lounge-bar es muy buena opción para antes o después de una visita al restaurante ya que, no en vano, abre sus puertas a media tarde y las cierra a las 2.30 de la madrugada, una hora bastante tardía para los estándares londinenses. Muy animado es el sitio ideal para disfrutar de un buenos cocktails – ver aquí la carta – muchos de ellos relacionados con McQueen o sus películas.
Para los que quieran continuar la noche en un ambiente todavía más animado, la parte de club es sin duda su mejor opción, con posibilidad incluida de celebrar fiestas privadas.

Servicio de McQueen

El punto más flojo del local. A los largos tiempos de demora entre plato y plato se unió, particularmente, el pésimo trato que nos dispensaron en la zona de bar una vez concluida nuestra cena. Chulesco y maleducado el servicio a más no poder, hizo incluso que dejásemos nuestra bebida a medias abandonando precipitadamente el local. Una pena pero lamentable…

Precio

Una comida o cena acompañada de un vino intermedio o de cocktails u otras bebidas de alta graduación se suele ir a las £ 60 por persona, una cantidad nada despreciable para una zona como Shoreditch pero en línea con el cierto toque de exclusividad “alternativa” que le quieren dar al local.

Conclusión

La verdad es que nos gustó McQueen como concepto de local en sus diferentes posibilidades. La decoración, música, animación y clientela respondieron a las expectativas e incluso nos sorprendieron positivamente, la comida nos satisfizo sin sobresalir pero, la pésima experiencia con el servicio, hará bastante difícil nuestro regreso al local. Una pena pero quien en siembra vientos…

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!