Maze – Londres (Reino Unido)

Entrada

Entrada

Posiblemente Gordon Ramsay sea el chef del momento, no sólo en el Reino Unido sino en Europa. Bajo su tutela se han abierto múltiples restaurantes en los últimos años, de los cuales varios de los radicados en Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad) han sido galardonados con Estrella Michelín. Siendo Maze uno de ellos, se trata de un restaurante de cocina internacional moderna a base de una selección de tapas individuales ubicado en el Hotel Marriott en Mayfair. Su clientela es bastante chic, la propia de cualquier local del barrio en el que se ubica. Galardonado con 1 Estrella Michelín, Maze cuenta igualmente con una zona de bar a la entrada y una impresionante bodega con caldos de todas las partes del mundo.

Localización de Maze

Maze es una de las opciones de restauración del Hotel Marriott en Grosvenor Square, una de las plazas más grandes de Londres, corazón de Mayfair, la cual alberga varias embajadas, entre ellas la estadounidense. Curiosamente a Maze se entra por una de las puertas laterales del hotel, con entrada directa desde la susodicha plaza pero no a través del propio hotel.  La dirección exacta es:

Dirección: London Marriott Hotel 10-13, Grosvenor Square – W1K 6JP Londres

Teléfono: +44 (0) 207 1070 000

Web: http://www.gordonramsay.com/maze/

Ambiente de Maze

Desde el exterior el restaurante pasa desapercibido, a pesar de tener cristalera en todo su frente y en parte debido a la oscuridad de la propia Grosvenor Square. Sin embargo y pese a su luz tenue, el interior, en tonos marrones y beige, es un espacio en el que la mano del arquitecto David Rockwell se nota y mucho.

Vista del interior

Vista del interior

A la entrada se encuentra el espacio de bar, con forma de L y muy recomendable para ser disfrutado antes de una comida o cena en Maze.

Bar

Bar

A continuación comienza el espacio de restaurante en sí, un espacio alargado en 2 alturas, de las cuales, la elevada permite disfrutar de una vista de la “open plan kitchen”, cocina abierta a los ojos del cliente.

Vista general

Vista general

Pese a la poca separación entre las mesas, en Maze se puede disfrutar de una buena conversación ya que el nivel de ruido es bastante aceptable.

La clientela es variada, eminentemente juvenil pero con el denominador común de una preferencia por un  tipo de cocina moderno e innovador, del tipo de la ofrecida por Maze. Ni que decir tiene que la Estrella Michelín de Maze es igualmente un factor importante que hace que el aforo del restaurante, particularmente durante el fin de semana, sea de abarrote, con lo que la reserva sea imperativa.

Carta de Maze

El chef Jason Atherton ha sabido ganarse el reconocimiento de la clientela londinense e internacional a base de una carta innovadora en donde su fórmula a base de pequeñas tapas permite disfrutar de una mayor cantidad de sabores en una misma comida o cena.

Son varias las opciones que ofrece el restaurante en cuanto a menús, con alternativas más económicas a la hora de la comida o para los que opten por una cena más temprana.

Sin embargo son el menú degustación y, por supuesto, la opción a la carta, las que se llevan la palma.

La carta es bastante sencilla en cuanto a lectura se trata, con una decena de entrantes y otros tantos principales, todos ellos pensados para ser disfrutados a nivel individual. Adicionalmente y por separado, distintas tapas “vegetarianas” y unas cuantas opciones en postres.

Idealmente, una comida o cena estándar debería incluir no menos de 4 tapas, entre entrantes y principales, seguidas posiblemente de 1 postre. A diferencia del resto de tapas, los postres sí dan más pie a ser compartidos.

El menú degustación incluye 6 tapas, dando a elegir 4 entrantes y principales amén de 2 postres adicionales, todo ello por 70 por persona.

Cuando uno lee por primera vez la carta y al ser tapas individuales, la elección se torna más difícil ya que es la típica carta en la que todo parece apetecible. El hecho de que se trate de tapas individuales tiene la ventaja de probar más sabores pero cuenta con el handicap de dejar a uno con las ganas de algo más, ello debido al tamaño reducido de sus raciones.

Nuestra experiencia en Maze

En nuestra cena para 6 personas la elección inicial fue la de darle prioridad a la carta y no al menú degustación. Fiándonos del servicio de Maze decidimos escoger 3 o 4 tapas por persona, dependiendo del menor o mayor hambre de unos y otros.

La verdad es que fue bastante variada la elección, algo que nos permitió descubrir bastantes más tapas de las que hubiésemos pensado inicialmente.

Dentro de los entrantes y empezando por los más fríos, una de las tapas fue el “Tea-smoked salmon, apple, various radishes, apple vinaigrette”, salmón ahumado, muy correcto la verdad.

Salmón ahumado

Salmón ahumado

Quizás uno de los entrantes que más nos gustó fue el “Poached duck egg, Jerusalem artichoke velouté, persillade of ceps”, huevo de pato pochado con alcachofa y una salsa de setas servida por encima.

Huevo de pato pochado

Huevo de pato pochado

Otro de los entrantes, el más recomendado por el servicio de Maze fue el “Orkney hand-dived scallop, raisin and ginger vinaigrette, textures of turnip, crispy chicken skin”, una vieira servida con una vinagreta de pasas y gengibre.

Vieira

Vieira

Finalmente y dentro del capítulo de entrantes, el “Braised veal shin, sage and onion pesto, white onion risotto”, un jarrete de venado con pesto y risotto.

Jarrete de venado

Jarrete de venado

Siguiendo con las carnes y pese a haber unas cuantas opciones en pescados, comenzamos los principales con un “Suffolk pork cheek and belly, mostarda of pear and swede, quince purée, choucroute”, con un sabor que nos recordó mucho al del cochinillo.

Pork cheek & belly

Pork cheek & belly

Adicionalmente, el “Muntjac deer, celeriac cannelloni, red cabbage, spiced chocolate”, carne de ciervo con canelones, repollo rojo y una salsa de chocolate picante.

Carne de ciervo

Carne de ciervo

De postres ya decidimos compartir y fueron 2 nuestras elecciones. La primera, un “Bitter chocolate délice, honey gelatine, honeycomb ice cream”, chocolate con un punto amargo acompañado de gelatina y helado de miel.

Chocolate amargo con helado y gelatina de miel

Chocolate amargo con helado y gelatina de miel

La segunda fue “Blackberry and apple crumble”, el clásico crumble inglés, en este caso de manzana y mora, con una salsa de dichas frutas por encima.

Blackberry & Apple crumble

Blackberry & Apple crumble

Los cafés pusieron la nota final a la cena, acompañados de distintos chocolates y otros dulces gentileza de la casa.

Bodega de Maze

La bodega de Maze es muy completa, con un libro como guía para la elección. La verdad es que el orden y el detalle de las procedencias, las zonas, los tipos de uva, etc. ayuda y mucho a la hora de elegir. Champagnes, vinos de aperitivo, tintos, blancos, rosados y de postre tienen cabida en una carta de lo más internacional y con opciones en copa, media botella y botella entera, estas últimas sin bajar de las 30 en ningún caso.

Empeñados en probar un vino distinto y después de varias elecciones en Italia, optamos por un vino siciliano. No pudo ser mejor el capricho ya que el sumiller era italiano y nos dio cumplida información acerca de las distintas opciones y las diferencias, pros y contras de cada una de ellas.

Elegimos un Phithos Rosso 2008, de la cooperativa agrícola siciliana Cos Vittoria, un vino tinto afrutado, cuyo proceso de elaboración incluye su paso por las ánforas de arcilla, siguiendo un estilo tradicional.

Sobremesa en Maze

El hecho de que cuente con una zona de bar y la posibilidad de cenar tarde – nosotros reservamos a las 10 p.m.,  algo para nada habitual en Londres – hace que la sobremesa se disfrute más si cabe, acompañada o no de los combinados y los cocktails que se sirven en la barra del bar.

Servicio en Maze

Elegantemente vestido y con un toque “fashion”, el servicio de Maze está a la altura de lo que uno puede esperar de un restaurante de esta categoría. La verdad es que es todo amabilidad y simpatía desde que uno entra por la puerta hasta que abandona el local, dando explicaciones detalladas de los platos y comprobando la satisfacción del cliente después de cada uno de ellos.

Precio

Con 1 Estrella Michelín nadie se puede esperar que sea un sitio económico. Sin embargo sí podríamos decir que es razonable de acuerdo con el tipo de cocina que se rive. Una comida o cena con vino y postre a la carta se suele ir, en media, a las 70-75 por persona, un poco más de tratarse del menú degustación.

Conclusión

Nos gustó este primer contacto con uno de los tantos restaurantes de un chef tan sumamente aclamado como Gordon Ramsay. Maze, tanto para una comida de amigos como de negocios, es un sitio que nunca va a defraudar, con una cocina que no deja de sorprender por más que uno visite el restaurante una y otra vez. Ahora, lo siguiente es decidir cuál de las otras apuestas del mencionado chef elegir para la próxima vez. Petrus con su Estrella Michelín o tal vez Gordon Ramsay con sus 3 Estrellas? En cualquiera de los 2 casos y como esta última vez, la ocasión lo merecerá…

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Maze está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!