Electric Brasserie – Londres (Reino Unido)

Enero 30, 2010 by marylebone  
Categoría Londres

Vista exterior del cine y del restaurante

Vista exterior del cine y del restaurante

La Electric Brasserie se encuentra situada en Notting Hill, junto a los cines de idéntico nombre – el Electric Cinema –, quizás unos de los cines más conocidos de todo Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad). Con menús variados y adaptados a todos los gustos y bolsillos, el restaurante ofrece una cocina particularmente destacable por sus opciones en desayuno/brunch así como por una carta de comidas y cenas a base de platos de temporada, nada sofisticados y con un especial énfasis en los pescados y mariscos. Siempre animado, el local no defrauda por su ambiente, juvenil y relajado principalmente, sino quizás por una comida que no está a la altura del precio que uno puede llegar a pagar.

Localización

En la popular Portobello Road, corazón del barrio de Notting Hill, y comúnmente conocida por albergar el mercadillo de los sábados, se ubica la Electric Brasserie, sin duda en una fenomenal localización para desayunar, hacer un brunch o comer si uno se encuentra el sábado por dicha zona.

En concreto la misma es:

Dirección: 191, Portobello Road; W11 2ED Londres

Teléfono: +44 (0) 207 908 9696

Web: http://www.electricbrasserie.com

Ambiente

El ambiente es juvenil y muy animado, en un restaurante siempre repleto de clientes, bien locales del barrio, bien turistas atraídos por las bondades de Notting Hill y/o el mercadillo de Portobello o, por qué no, por el cine en sí.

Vista exterior del cine

Vista exterior del cine

La parte principal del restaurante se sitúa a ras de suelo, anexo al cine, contando adicionalmente con un comedor separado localizado en una planta superior. Las mesas, especialmente en la planta baja, se sitúan bastante próximas las unas de las otras y raro es no mezclarse con las conversaciones de las mesas contiguas debido a lo ruidoso del local.

Vista del interior

Vista del interior

En la época de primavera/verano y cuando el tiempo lo permite, el restaurante saca unas cuantas mesas al exterior, a modo de terraza, algo que se agradece ya que normalmente el calor aprieta en el interior del mismo.

Carta

Existen varias opciones de carta en la Electric Brasserie, durante semana y en fin de semana. Por orden cronológico en el día, existe una primera carta de desayunos, válida a diario hasta el mediodía. Precisamente desde las 12 de la mañana y en fin de semana toma el relevo la carta de brunch, con opciones más contundentes y más variedad de salados que la anterior; adicionalmente y a diario, existe la oportunidad de escoger un menú del día a la hora de la comida; finalmente, la carta estándar, común para comidas y cenas, la más completa pero también la más cara.

La verdad es que poco podemos aportar al contenido que uno puede encontrar en la página web del restaurante, convenientemente actualizado cuando existen variaciones anuales o de temporada. Muy rápidamente diremos que la Electric Brasserie destaca, por una parte, en lo que se refiere a opciones en desayunos y brunch, de las cuales hablaremos posteriormente en el capítulo de nuestra experiencia en el local; por otra parte, en cuanto a comidas y cenas, aconsejaríamos que cuanto más simple sea el plato elegido, mayor calidad tendrá. Los pescados – la lubina especialmente – y mariscos – ostras, langosta, etc. – son los platos estrellas de una carta sin demasiados alardes.

Nuestra experiencia

En nuestra reciente experiencia – un desayuno / brunch de fin de semana – hemos de decir que reservamos poco antes de las 12 del mediodía, algo que nos permitió poder elegir entre uno u otro menú.

Desayuno

Desayuno

Tal y como decíamos anteriormente, las opciones en desayuno son más variadas en cuanto a fruta, cereales y dulces –mención especial reciben sus afamados pancakes – si bien cuenta también con el clásico desayuno inglés. En brunch y al margen de los huevos preparados a gusto del cliente, ensaladas, “Croques” y más opciones en salados completan las opciones.

Bodega

No pudimos hacer un análisis todo el profundo que nos hubiese gustado – volveremos a comer o a cenar a la brasserie – pero a bote pronto diremos que la carta es bastante normal, con referencias francesas e italianas como protagonistas

Sobremesa

Existe curiosamente una buena variedad de vinos dulces y licores pero, sin duda, la Electric Brasserie no es el sitio más adecuado para disfrutar de una buena sobremesa con amigos.

Servicio

Sin duda, uno de los puntos más flojos del restaurante. El servicio es, en general, confuso y se toma demasiado tiempo tanto a la hora de pedir como a la hora de servir.

Precio

Depende de la experiencia que uno tenga en la Electric Brasserie pero se sitúa normalmente en las 20 por persona en los desayunos/brunch, las 25/30 por persona de las comidas a base de menú del día y las 45 por persona de las comidas o cenas a la carta, una cifra que se puede ver sustancialmente incrementada de pedir determinados tipos de mariscos o elegir un vino más caro.

Conclusión

En definitiva y a base de conclusión diremos que, pese a haber podido únicamente disfrutar de un brunch y no haber analizado el restaurante en su totalidad, la Electric Brasserie vive del nombre del cine anexo. Nos parece que su ubicación es muy conveniente pero ahí se quedan los alicientes de un restaurante que mucho tiene que cambiar para no dilapidar su nombre en la ciudad. Comida bastante normalita para unos precios no tan normales – particularmente en comidas y cenas a la carta – no se justifica ni siquiera por el buen ambiente, siempre “trendy” del local, en especial durante el fin de semana.

Comentarios

Una respuesta to “Electric Brasserie – Londres (Reino Unido)”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] nombre en Maida Vale y con unos precios sobre £20 por persona. Para brunch, Electric Brasserie (ver aquí nuestro artículo), anexa a los famosos cines del mismo [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!