Clarke’s – Londres (Reino Unido)

Marzo 16, 2010 by marylebone  
Categoría Londres

  

Vista exterior

Vista exterior

Sally Clarke, la mujer detrás del restaurante del mismo nombre, se puede considerar una pionera en el mundo de los restaurantes de comida orgánica en Londres. Su restaurante, en el barrio de Notting Hill de Londres (ver aquí nuestro artículo sobre la ciudad) lleva más de 2 décadas ofreciendo cocina sana y variada a partir de los mejores ingredientes, traídos a diario desde distintos puntos de Europa. La fórmula del éxito es la de una cocina de temporada, con unos precios medio-altos y en un ambiente muy agradable, hasta cierto punto romántico. Al margen de un café-tienda delicatessen anexo al restaurante, Clarke’s cuenta con panadería propia, siendo el proveedor de lugares tan dispares como Harvey Nichols, Selfridges o el Blake’s Hotel.

Localización

El restaurante se ubica enfrente en la conocida Kensington Church St., una calle larga que comunica la parada de metro de Notting Hill Gate con Kensington High Street. Enfrente al pub The Churchill Arms (ver aquí nuestro artículo sobre gastro-pubs en Londres), lugar del que hemos hablado en distintas ocasiones, el local se confunde desde el exterior, en perfecta armonía con las casas y negocios que lo rodean. La dirección exacta es:

Dirección: 124, Kensington Church St.; W8 4BH Londres

Teléfono: + 44 (0) 207 7221 9225

Web: http://www.sallyclarke.com

Ambiente

Nos sorprendió sin duda la tranquilidad que reina en el restaurante, la cual, combinada con la elegancia y buen gusto en la decoración y ambientación, hace que los ingleses lo denominen como un lugar “cosy”.

Vista del conjunto desde el exterior

Vista del conjunto desde el exterior

Repartido en 2 plantas, la planta a ras de calle es quizás más acogedora, gozando de las vistas al exterior, gracias en gran parte a la enorme cristalera que da a la mencionada Kensington Church Street. La planta inferior es más tranquila – la planta superior suele estar llena – si bien es más fría aunque cuenta con el aliciente de las vistas a la cocina abierta ubicada en dicho nivel.

Mesas en la planta superior

Mesas en la planta superior

Luz tenue y música tranquila le dan un cierto aire romántico convirtiéndolo en un lugar idóneo para una comida o cena en pareja o con un grupo de amigos en donde se pretenda disfrutar de una buena conversación.

Carta

La cocina de Clarke’s es de temporada y la innovación en los platos es constante. Baste decir que, al margen de la carta de temporada, el restaurante suele contar con una opción de menú diario que se actualiza semanalmente, algo que demuestra el mimo con el que se trata dicho capítulo. Muchos de los productos que uno puede encontrar en el anexo delicatessen son los que uno disfruta en el restaurante, comprendiendo desde pescados del Canal de la Mancha, a los mejores aceites de oliva italianos y españoles, quesos franceses o irlandeses o carne de Gales y Escocia, entre otros. Luego la manera de combinarlos ya corresponde a Sally Clarke y su equipo, buscando siempre sorprender al cliente de tal manera que experimente sabores nuevos cada vez que visite el restaurante.

No nos explayaremos en la carta toda vez que la estacionalidad y la innovación afectan a la misma de manera determinante. No obstante, Clarke’s es un ejemplo de orientación al cliente, actualizando a diario dicho capítulo de su página web (ver aquí). En general diremos que, al margen de la carta en sí, muy escueta y de temporada, el restaurante ofrece el mencionado menú diario, incluyendo entrante, principal y postre a un precio más que razonable.

Nuestra experiencia

Cuando uno visita Clarke’s, la comida o cena – en este caso lo último – no puede comenzar sino con la elección del pan, uno de los productos estrellas del restaurante. Nada tiene que envidiar un producto tan básico, pero tan difícil de encontrar de semejante calidad en Londres, a lugares como Aubaine (ver aquí nuestro artículo), siendo el mismo pan que a diario se distribuye a La Fromagerie (ver aquí nuestro artículo) del barrio de Marylebone.

En cuanto a nuestra experiencia – una cena de grupo – hubo variedad de opciones, escogiendo parte el menú, parte a la carta. Cierto es que comenzamos compartiendo los entrantes, en primer lugar un plato a base de embutidos, aceitunas de distintos tipos y cacahuetes picantes. Posteriormente, como parte del menú del día, una ensalada a base de berros, espinacas, alcachofas y granada, combinada con una salsa a base de crema fresca.

Ensalada

Ensalada

Ya en los principales, división de elecciones, en pescados, carnes y arroces. En los primeros, el filete de rape con aceitunas negras, cebollas rojas, uvas pasas y vinagre balsámico, acompañado de una especie de arroz Basmati.

Filete de rape

Filete de rape

En carnes, la carne de cerdo a la brasa con vegetales, incluidas, curiosamente, unas cuantas cortezas de cerdo.

Carne de cerdo

Carne de cerdo

Por último y en arroces, el risotto con setas y piñones.

Risotto

Risotto

De postre e ideal para compartir, una clásica Tarte Tatin.

Tarte Tatin

Tarte Tatin

Bodega

No podía ser de otra manera y Sally Clarke se ha esmerado en configurar una carta de vinos con caldos de distintas procedencias, sin profundizar en ninguna de ellas y con vinos no tan conocidos. En nuestro caso, optamos por un caldo chileno, de precio razonable y calidad más que aceptable.

Sobremesa

Sitio agradable, con buena acústica, es ideal para la conversación sosegada y sin prisas post-comida o cena. Los horarios extendidos del restaurante hacen que uno se lo pueda tomar con calma. Quizás le falla el hecho de no tener una carta de combinados a la altura, si bien el lugar no nació con dicha vocación.

Servicio

Impecable y atento desde el primer momento, informa de las opciones a la carta así como el menú diario. Se nota que tienen en Sally Clarke, educada culinariamente en Francia y Estados Unidos, un muy buen referente. 

Precio

El precio del menú diario, el cual incluye, tanto en comidas como en cenas, entrante, principal y postre, es de 39,5 libras por persona, bebida e impuestos no incluidos. Una comida o cena a la carta se va, sin embargo, a las 50 libras por persona.

Conclusión

Después de haber conocido lugares como Bumpkin (ver aquí nuestro artículo), que pregonan las excelencias de la comida orgánica, tan de moda en el Reino Unido, hemos de decir que mucho tienen que aprender de todo un pionero como Clarke’s, un lugar que sabe innovar como pocos, manteniendo la calidad suprema de todos los ingredientes utilizados. En definitiva, la cocina de temporada ayuda a que volvamos muy pronto..Os lo contaremos..

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum del Clarke’s está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!