Britannia – Londres (Reino Unido)

Vista desde el exterior

Vista desde el exterior

El Britannia es un pub más que centenario, ubicado en una antigua fábrica de cerveza de idéntico nombre en el barrio de Kensington de Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad). Habiendo pasado por múltiples reformas y cambios de dueño, lo único que ha perdurado a lo largo de todo este tiempo  es prácticamente su nombre. El pub es hoy en día uno de los mejores gastro-pubs de la ciudad (ver aquí nuestro artículo sobre los mejores gastro-pubs de Londres) gracias a la fórmula de una cocina orgánica – británica y europea – combinada con un ambiente muy acogedor y romántico así como una clientela variada pero a la vez bastante local.

Localización de Britannia

El pub está situado muy cerca de High Street Kensington, en pleno barrio de Kensington, y es vecino de 2 pubs comentados anteriormente en concreto The Abingdon (ver aquí nuestro artículo) y The Devonshire Arms (ver aquí nuestro artículo). La dirección exacta es:

Dirección: 1, Allen Street – W8 6UX Londres

Teléfono: +44 (0) 207 7937 6905

Web: http://www.britanniakensington.co.uk/

Ambiente de Britannia

Lo primero que uno repara es en el cuidado aspecto exterior del pub, algo no tan usual en los locales londinenses. Desde el exterior se puede ver la entrada al pub,  en concreto el salón-bar inicial que se divisa a través del ventanal.

Adicionalmente y pegado a dicha entrada, una especie de pasadizo a modo de terraza exterior en la que justamente caben un par de mesas para la época de mejor clima y, fundamentalmente, para los fumadores en invierno.

Terraza

"Terraza"

Una vez que uno entra en el pub se encuentra con un primer espacio. Lo calificaríamos más como de salón-bar ya que cuenta con una barra principal y, entorno a la misma, distintos sofás, butacas y sillas entorno a distintos grupos de mesas. Se nota el esmero en la decoración y el conjunto sorprende por su modernidad – hablando de pubs ingleses, obviamente – y buen gusto.

Salón-bar

Salón-bar

Bajando unas escaleras se entra en la zona de comedor. En primer lugar y a mano derecha, un espacio más apartado con varios sofás y mesas.

Interior

Interior

Posteriormente, un espacio central con varias mesas pequeñas y una capacidad más reducida.

Zona intermedia

Zona intermedia

Finalmente, el comedor principal, un espacio bastante grande y que puede ser reservado, junto al pequeño espacio de terraza anteriormente mencionado.

Zona de comedor

Zona de comedor

Cuenta con chimenea y una decoración en línea con el resto del pub, configurando un ambiente muy acogedor, ideal para una fría tarde de otoño o invierno en la capital británica.

Chimenea

Chimenea

El ambiente es bastante refinado y la clientela es bastante heterogénea en cuanto a edades pero homogénea en cuanto a estilo y clase.

Un único pero es el sistema de refrigeración y aire acondicionado del restaurante. Pese a ser un día de pleno otoño, lluvioso y de bastante frío, el aire acondicionado funcionaba como si de un día de verano se tratase, con lo que la sensación de frío era bastante desagradable.

Carta de Britannia

Son varias las cartas del gastro-pub según el día de semana en que uno lo visite. De lunes a sábado existe un Lunch Menu y un Main Menu, más extensos que el Sunday Menu del que luego hablaremos y el que se nos ofreció en nuestra reciente visita.

Tanto el Lunch como el Main Menu reúnen una buena amalgama de entrantes y principales, a base de carnes y pescados, acompañados de una buena selección de los mejores productos orgánicos de la tierra. La web del pub da buena información de ello así como del Bar Menu, opciones en barra que se pueden disfrutar en cualquier momento del día.

El domingo, día en que recomendamos especialmente visitar el pub, la carta de Britannia es la que uno esperaría encontrarse en un Gastro-pub de esta categoría, más caracterizada por la calidad que por la cantidad de platos ofrecidos.

Entrantes y principales no suman casi ni una docena, acompañados por los Puddings, las distintas opciones en postres que se ofrecen.

Empezando por los entrantes, hemos de decir que son casi exclusivamente opciones de mar, desde los calamares fritos, a los mejillones, la media docena de ostras e incluso una especie de paté de pescado del que luego hablaremos.

En los principales y como no podía ser de otra forma son las carnes las que se llevan el protagonismo. El Roast es la estrella, en sus versiones de vaca (“Ribeye of Beef”), pollo (“Corn fed Chicken”) y cerdo (“Pork belly”). Obvia decir que los “Roast” se sirven con patatas, zanahorias, coliflor, brócoli y otros vegetales.

Adicionalmente destaca alguna que otra carne como la pierna de cordero (“Leg of Lam”) y pescados, solos como la raya (“Roasted skate”) o con pasta, como los Linguine con almejas.

Los postres, muy parecidos en todas las versiones de carta, son clásicos de la repostería británica como el “Crumble” de manzana y mora, el pudding de Toffee o el Chocolate pudding con helado de chocolate.

Nuestra experiencia en Britannia

Visitamos el Britannia un domingo, en una comida de grupo para la cual nos ubicaron en la zona intermedia entre el salón-bar y el comedor principal.

Comenzamos la comida con varios entrantes para compartir, más o menos uno para cada 2 personas, quizás raciones un poco escasas. Para comenzar pedimos Taramasalata, una especie de paté de pescado, especialidad griega y turca por excelencia.

Tarasamalata

Tarasamalata

Posteriormente, compartimos unos calamares (“Squid”) con alioli.

Calamares fritos

Calamares fritos

Para pasar a los principales, en los que los roast triunfaron por encima de cualquier otra opción. Nos gustó particularmente el de Beef, con una carne de vaca muy tierna, la mejor que hemos probado en bastante tiempo.

Ribeye of Beef

Ribeye of Beef

El Pork belly nos sorprendió al estar acompañado de una salsa de manzana.

Pork Belly

Pork Belly

Y el Corn fed Chicken, servido con salsa de pan y bacon crujiente.

Corn fed chicken

Corn fed chicken

Hubo quien eligió pescado – en concreto raya – y tampoco “pinchó” si bien la especialidad del local, máxime siendo domingo, son los “Roast”.

Para finalizar escogimos varios postres para compartir. Nos parecieron muy buenos, con un sabor nada artificial.

Particularmente destacable es el Chocolate Pudding con helado de chocolate.

Chocolate Pudding con helado de chocolate

Chocolate Pudding con helado de chocolate

Si bien el Apple & Blackberry Crumble casero no se queda atrás.

Apple & Blackberry Crumble

Apple & Blackberry Crumble

Bodega de Britannia

Nos gustó la bodega de Britannia, no por ser demasiado extensa ni profunda pero sí por tener una más que correcta selección de caldos, divididos en tintos, rosados, blancos y espumosos.

En vez de categorizarlos por procedencias, los vinos se clasifican por sus atributos en cuanto a sabor, cuerpo, etc. con lo que la elección es mucho más fácil en función de los gustos de cada uno.

Adicionalmente, los caldos son internacionales y la selección, en cuanto a denominación de origen de cada país y tipo de vino, es bastante acertada.

Sobremesa en Britannia

El pub es muy agradable e invita a la sobremesa, particularmente en otoño o invierno, al calor de la chimenea. Si bien no muy extensa, cuenta con una carta de licores y destilados para aquel quiera disfrutar de alguno de ellos.

Servicio en Britannia

Uno de los puntos a mejorar del pub. Si bien en la educación y la atención del personal no tenemos ningún pero, los tiempos de espera entre plato y plato son enormes, algo que, unido al problema con el aire acondicionado, hicieron de la experiencia algo menos satisfactorio.

Precio

Los platos principales suelen estar en los £ 13-15por persona con lo que en Britannia – con entrante, vino y postre incluido – la cuenta total no se suele ir a las £ 30por persona, quizás un poco por encima de la media en cuanto a gastro-pubs se refiere.

Conclusión

Teníamos muchas ganas de conocer Britannia después de verlo recomendado en guías y también por amigos. En cuanto a ambiente, local y comida en sí, nos ha parecido de lo mejorcito de Londres. Salvando los 2 puntos negativos anteriormente mencionados, el pub es una opción redonda para aquellos que busquen buena comida de gastro-pub y un ambiente agradable que por las noches bien podría considerarse como romántico. Volveremos…

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Britannia está aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!