Bloody French – Londres (Reino Unido)

Exterior

Exterior

En las antípodas en cuanto a concepto de la mayoría de restaurantes franceses de Londres (ver aquí nuestro artículo general sobre la ciudad) Bloody French es una apuesta de 3 jóvenes franceses afincados en la capital británica por ofrecer cocina francesa/internacional en un ambiente mucho más distendido y juvenil que el que uno encuentra en los “Bistro” al uso. En Westbourne Grove, cerca de Notting Hill, el Bloody French es un local no demasiado grande, con mesas comunales, poca luz y una música apropiada para el público joven y a la moda que lo visita a diario. Con una oferta básica de platos y vinos, la relación calidad-precio es aceptable para un restaurante francés, máxime teniendo en cuenta su ubicación.

Localización

Bloody French se encuentra situado en la propia Westbourne Grove, calle repleta de restaurantes y tiendas “a la última”, no muy alejada de Portobello Road y, por ende, de toda la zona de Notting Hill.

Su dirección exacta es:

Dirección: 149, Westbourne Grove – W11 2RS Londres

Teléfono: +44 (0) 207 727 7770

Web: n.d.

Ambiente

El ambiente lo es casi todo – la cocina y la materia prima 100% francesa son, obviamente, lo primordial – en Bloody French. Con este nombre tan llamativo y autodespectivo hasta cierto punto – puesto por los dueños, franceses, del local – el restaurante ocupa un espacio relativamente pequeño y alargado, con una cristalera mirando a la calle.

Muros oscuros, luz tenue y enormes mesas de madera con uso comunal son las principales características de un interior que sorprende nada más divisarlo desde el exterior.

Interior

Interior

Para completar el cuadro, los menús, tanto de vino como de comida, se presentan en pequeñas pizarritas de tiza, haciendo de la experiencia de acogida algo todavía más singular. Ah, y los manteles, recortes de periódico para estar, nunca mejor dicho, a la última.

Menú

Menú

Clientela joven, muy francesa – el servicio es, por cierto, exclusivamente francés – dan la impresión de transportarnos a un lugar de moda en el centro de la capital gala. Mezcla de turistas en busca de lugares chic por Portobello y alrededores y locales, los cuales vuelven una y otra vez al Bloody French, son los principales comensales de un restaurante abierto todos los días de la semana.

Carta / Nuestra experiencia

Combinamos en este post la descripción de la carta con nuestra experiencia reciente.

La carta es en su todo un mix de distintos platos y cocinas. A los que uno se imaginaría encontrar en un Bistro francés de toda la vida se unen otros platos de cocina francesa más sofisticada y, por último, algún toque de cocina internacional. Adicionalmente y según temporada se incorporan a las mencionadas “pizarritas” diversos platos, aumentando las posibilidades de elección.

Las pizarras dan para lo que dan y, por ello, la carta no es muy extensa. Bromas aparte, decir que la carta es de muy fácil lectura. Por una parte, los entrantes, combinación de clásicos como la tarrina de Foie-gras, las sopas o los “Moules” – mejillones acompañados de distintas salsas –  y una rica variedad de tartaletas y hojaldres en forma de “quiche”, “croustillant”, etc. rellenas de quesos, frutas, carnes, vegetales y un sinfín de sabores variados, simplemente salados o combinación de salados y dulces.

Croustillant

Croustillant

En cierto modo similares se encuentran las ensaladas, variadas, imaginativas y mezclando lo inimaginable.

Ensalada

Ensalada

Los principales son principalmente carnes. Destacable es el Confit de pato, el Beef Bourguignon y los platos a base de cordero, tanto la pata como las chuletas. Idealmente acompañados de guarnición y patatas fritas, su cantidad no deja indiferente a quien los escoge.

Cordero

Cordero

Para finiquitar, una buena selección de postres y, sobre todo, quesos franceses, como colofón a una comida o cena para la que recomendamos 1 entrante para cada 2 aproximadamente y un plato principal. Aseguramos que uno no se queda con hambre.

Lo anterior, en cuanto a la carta. Bloody French dispone también de un menú que, por unas ₤ 22 ofrece una selección de 3 platos sin bebida.

Bodega

También los vinos tienen su pizarra particular. Blancos y tintos, 100% franceses, copan la carta, en donde el vino más económico no baja de ₤ 20. De domingo a martes y conservando una costumbre de los restaurantes londinenses hace unos cuantos años, uno puede llevar su propio vino, asegurando el acierto en la elección al 100%.

Sobremesa

No es Bloody French un sitio para hacer una sobremesa larga. El caso es que el ruido del ambiente hace difícil, a veces, la conversación. Adicionalmente, el hecho de que las mesas sean comunales no invita precisamente a permanecer mucho en rato en ellas, excluido, eso sí, el caso en que toda la mesa esté ocupada por un grupo de personas en reunión de amigos o familiar.

Servicio

Exclusivamente francés, intenta ayudar en la elección de platos y vino pero la verdad es que destaca en todo menos en su rapidez, haciéndose soporífera la espera.

Precio

Diríamos que una comida o cena sin vino se suele ir a las £ 30 por persona, sensiblemente inferior a la mayoría de restaurantes franceses de la ciudad y en línea con la calidad de comida ofrecida.

Conclusión

En fin, no diremos que nos encantó pero sí hemos de reconocer que Bloody French es un sitio distinto. La verdad es que en su género – cocina francesa – es de lo mejor en la zona de Notting Hill y, sobre todo, ofrece una relación calidad-precio más que aceptable..El ambiente chic y trendy lo damos por descontado…

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!