Restaurante Izquiña – Pasajes, Guipúzcoa (España)

Exterior

Exterior

Antes de hablar del protagonista de nuestro artículo, conviene detenerse, aunque sea brevemente, en su ubicación. Y es que no se podría entender el carácter del Izquiña sin conocer su entorno, el cual ha marcado fuertemente su tipo de cocina y su concepto como restaurante. La Bahía de Pasajes, a 5 km. de San Sebastián, es posiblemente una de las zonas con más tradición y arraigo marinero de todo el litoral cantábrico en general y guipuzcoano en particular. En pleno barrio pesquero de Pasajes San Pedro se sitúa el restaurante, sencillo en su aspecto pero sublime en su cocina, tradicional y marinera, a base de pescados recién sacados del mar y mariscos de distintas procedencias. Se trata de un restaurante que ha sido constantemente elegido por sus clientes, locales en su mayoría, por su excelente materia prima y un servicio más que correcto. Buenos entrantes, pescados y mariscos como protagonistas – la carne casi no aparece en la carta – y postres caseros, acompañados de una cuidada selección de vinos, son las bazas del Izquiña. Si bien no es un restaurante para nada barato – tampoco lo son los ingredientes de los platos ofrecidos – rara vez defrauda con lo que el precio está más que justificado. 

Pasajes es, como pocas zonas de la costa norteña, una amalgama de paisajes y sensaciones. Con su puerto, uno de los mejores abrigados del Cantábrico, como referencia principal, el pueblo se caracteriza por la presencia de todo tipo de industrias relacionadas con el mar, desde la propia actividad pesquera a los astilleros pasando por los secaderos de bacalao. Cercano a la Bella Easo y en las proximidades del monte Jaizkibel, la zona ofrece unas vistas envidiables de la estampa costera e, incluso, invita a una caminata por senderos hasta la capital donostiarra.

Vista del comedor

Vista del comedor

Una vez descubierto su entorno, que va siendo progresivamente más conocido entre los turistas, es hora de pasar a repasar el restaurante y nuestra experiencia en el mismo. El local en sí, tal y como anticipábamos anteriormente, es sencillo en su decoración, típicamente marinera, homogénea en los distintos restaurantes de la zona. Cuenta con dos plantas, una a ras de calle, la otra baja, en la que se ubican 3 comedores, uno de ellos privado para aquellos que deseen reservarlo.

Comedor privado

Comedor privado

La carta es muy sencilla en cuanto a lectura y también en cuanto a número de platos ofrecidos se refiere ya que si por algo se caracteriza el restaurante es por ofrecer platos clásicos sujetos a disponibilidad de la materia prima. Empezando por los entrantes decir que es, sin temor a equivocarnos, la parte más ecléctica de la carta, incluyendo desde embutidos Cinco Jotas a Foie, pasando por ensaladas a base de distintos tipos de marisco. Lo realmente trascendental en el restaurante es la elección de los mariscos y pescados, protagonistas reales de la carta. Los primeros, casi todos a la plancha, desde almejas a berberechos pasando por gambas o navajas, si bien existen posibilidades no relacionadas con la parrilla como las vieiras al horno, los percebes y, particularmente las ostras. Precisamente en nuestra visita al restaurante comenzamos con unas navajas a la plancha y una docena de ostras, todo para compartir, de un tamaño y calidad indiscutible.  

Pescados y mariscos

Pescados y mariscos

Los pescados son el plato fuerte de la casa. A la plancha o al horno, destacan la merluza, el rodaballo, las cocochas, el changurro o el chipirón, entre otros. Recomendamos escoger algún plato que incluya alguna de estas dos últimos ingredientes, solos o en combinación con algún otro pescado. La merluza con almejas y cocochas, el chipirón encebollado o, muy especialmente, la merluza rellena de changurro – nuestra elección – son peaje obligatorio en Izquiña, la quintaesencia del lugar.

De las carnes, prácticamente nulas en la carta, casi ni hablamos, eclipsadas por los pescados y mariscos, si bien estamos seguros de que su calidad tampoco defraudará a quien quiera poner un toque carnívoro en este restaurante eminentemente marinero. En lo que sí merece la pena detenerse es en los postres caseros, otro de los alicientes del restaurante. Nosotros optamos por los sorbetes – destaca en particular el de vodka a la Mandarina – por el hecho de bajar la comida pero, sin duda, las opciones son variadas, desde las tartas de trufa o queso a las torrijas caseras o al tiramisú.

En vinos, mucha denominación Rioja en general y de variadas procedencias en cuanto a blancos se refiere, incluyendo el chacolí de Guetaria.

En lo que se refiere a precios diremos que la media, vino incluido, no bajará normalmente de los 70-90 euros por persona, dependiendo, obviamente, del tipo de mariscos y vinos escogidos.

En definitiva, el Izquiña es una excelente opción si uno quiere palpar el alma marinera de Pasajes y una buena alternativa a las opciones, quizás más sofisticadas, de restaurantes de primera línea en San Sebastián. Recomendamos visitar el pueblo y si se tiene tiempo el entorno – con sus faros y atalayas donde gozar de vistas increíbles de la costa – para luego disfrutar de un tapeo previo en alguno de los bares del pueblo y una comida o cena en el Izquiña. Planazo…

Valoración: 8-10

Restaurante Izquiña

Lugar: Pasajes, Guipúzcoa – España

Dirección: Euskadi Etorbidea, 19; 20110 Pasajes (Guipúzcoa)

Teléfono: +34 943 399 043

Web: http:// www.restauranteizkina.com

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante Izquiña – Pasajes, Guipúzcoa (España)”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Exterior Antes de hablar del protagonista de nuestro artículo, conviene detenerse, aunque sea brevemente, en su ubicación. Y es que no se podría entender el carácter del Izquiña sin conocer su entorno, el cual ha marcado f…



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!