Restaurante Bascook – Bilbao

Logo en la entrada del local

Logo en la entrada del local

No hace mucho, hace menos de tres meses, escribíamos el primer artículo de los restaurantes de Aitor Elizegi, concretamente sobre Baita Gaminiz (aquí tenéis la dirección del artículo al restaurante Baita Gaminiz), y nos hacíamos eco de la inminente apertura del cuarto de ellos: BASCOOK. Pues bien, por fin hemos podido disfrutar (en este caso gracias a la invitación de JLL, mil gracias guapa!) de la experiencia gastronómica que nos ha preparado el inquieto e innovador chef con licencia para aliñar (parafraseando el eslogan de su blog, que es además, y de momento, la única referencia en la web sobre el restaurante Bascook, además de la propia página en Facebook de Aitor Elizegi.)

En este mismo blog, se puede ver en gran medida la historia del proyecto hasta que se convierte en realidad. Una interesante experiencia en la que Aitor ha ido compartiendo ideas, dudas, opciones, y hasta los bocetos iniciales de cómo iba a ser Bascook (antes sólo “El Proyecto”).

Entrada al local

Entrada al local

Todo comienza, en su blog, en octubre de 2009, en una entrada en la que Aitor títula “La vamos a liar parda”, refiriéndose a que ya tenía localizado el local, en el centro de Bilbao, en el que iba a ubicar su Proyecto. En ese artículo Aitor comenta “Las posibilidades son infinitas y aquí es dónde abrimos el melón para la colaboración, participación, sugerencias de aquellas personas que piensen, como yo, que en Bilbao todavía se puede sorprender en materia de restauración.”

Y un poco más adelante pregunta “¿Quieres ayudarnos a hacer el local de tus sueños? Pues no lo dudes y coméntame lo que quieras. ¿Cuáles son los locales que más te gustan en Bilbao, en el mundo?”

Y no se para ahí, porque sigue preguntando “¿Qué quieres comer o beber tú en nuestro local? ¿Y cuánto quieres pagar? Atrévete y cuéntamelo.”

Este fue el comienzo, y desde entonces, hasta que abrió el 7 de junio de 2010, Aitor ha ido compartiendo los pasos que iba dando, y preguntando el parecer de las opciones que barajaba.

Toda una experiencia 2.0 en la creación de un nuevo concepto-espacio-propuesta gastronómicos.

Localización

No se encuentran muy lejos el uno del otro, pero como ya he dicho en más de una ocasión, en Bilbao, nada está lejos. Son unos 700 m, unos 10 minutos andando, o 2 minutos en coche. Situado en la calle Barroeta Aldamar 8, (conocida como la calle de los juzgados, que se encuentran en la otra manzana), está muy próximo a la Plaza Pío Baroja (bajo la que hay un aparcamiento), y justo al comienzo del Paseo de Uribitarte, el que es eje peatonal del remodelado Bilbao, y por el que llegaremos al Palacio Euskalduna, en su otra punta, un bonito paseo de 2 kilómetros, bordeando la ría, donde noes encontramos, a pocos metros, con la Pasarela Zubi Ziuri, de Calatrava, pasando después por delante de las Torres Izozaki, el Museo Giggengeim Bilbao, la Biblioteca de la Universidad de Deusto (situada en frente de del campus, al otro lado de la Ría, de dicha universidad, y unidas por la Pasarela (de madera) de Pedro Arrupe, y finalmente, el Palacio Euskalduna, y si seguimos un poco más, el museo marítimo con la famosa grúa Carola, y todo ello en más o menos media hora de paseo, en el que seguramente, nos encontraremos con el tranvía, que hace nuestro mismo recorrido, y que es ideal para volver al punto de partida, por ejemplo.

Os dejamos el mapa para que oo ubiquéis mejor.


Ver Rincones Secretos by rinconessecretos.com en un mapa más grande

Ah! El resto de puntos azules, son sitios visitados (y con artículo, por suepuesto) por miembros de rinconessecretos.com.

Bascook
Dirección: Barroeta Aldamar, 8. Bilbao.

Teléfono: 944 00 99 77
Web: www.bascook.com
Blog: http://elizegiaitor.wordpress.com (ahora mismo, la web es el blog)
Email: reserva@bascook.com
Facebook: http://www.facebook.com/profile.php?id=100000332900713

Ambiente

Desde el exterior es cierto que no se ve a simple vista (y quizás este sea parte de su encanto). Hay que fijarse bien en la fachada del edificio para encontrar la entrada al lado del luminoso, colgado en la pared, con las letras Bascook presididas de la estrella roja de cinco puntas. Casi es más fácil de localizar si buscamos un letrero que sobresale, a la altura del primer piso, y que nos indica el lugar de un “Almacén de Sal”.

Antiguo letrero que anunciaba el viejo almacén de sal, sobre el que se asienta Bascook

Antiguo letrero que anunciaba el viejo almacén de sal sobre el que se asienta Bascook

Por que, sí, es ahí, en las dependencia de un viejo almacén de sal (y más antiguamente almacén de carbón) donde Aitor Elizegi eligió colocar Bascook.

Antes de Bascook

Antes de Bascook

Flanqueamos la entrada por unas puertas automáticas deslizantes con el logo, estrella y letras, xerografiadas en grandes caracteres.

(c) bascook.com

(c) bascook.com

Tras la puerta, la tienda, Bascook Denda, con “productos del Mundo seleccionados con mimo y por supuesto los de Km0, los de aquí, los de la tierra”, productos vascos delicatesen, sales del mundo, tés y su parafernalia. Justo enfrente de las vitrinas, el mostrador, en el que recibir a los clientes.

Vitrina de la Bascook Denda

Vitrina de la Bascook Denda

Y de ahí, a dejarse acompañar, descendiendo las escaleras del viejo almacén, que según avanzamos se aprecia que ha sido rescatado de manera magistral.

Barra

Barra

Se han respetado los muros, de piedra y ladrillo, y las columnas y vigas de piedra también. La cocina es abierta, y también encontramos una bañera llena vinos y licores del mundo.

Barra

Barra

También hay una barra, una para degustar licores, vinos, champan, etc., a la que se enfrenta una mesa alta con taburetes, para tomar unos pintxos de forma más informal.

Comedor

Comedor

De ahí se pasa al comedor: techos altos, luz suave (que bien iluminado está), y una amplias mesas, con buen espacio entre ellas. Hay también mesas redondas colocadas en algunas de las esquinas. Redes que caen del techo ayudan a crear zonas más reservadas.

Comerdor

Comerdor

Aunque lo realmente reservado son los Txocook, que son una bodegas cerradas con verjas, que sólo se abren los miércoles, y están reservadas para los miembros del Kurding Club, “un club sin cuotas, sin obligaciones y que tendrá como único requisito ser invitado para poder gozar de sus ventajas.”

Txocook

Txocook, (c) bascook.com

El “Kurding Club”

Así es como nos lo cuentan en el número 1 de su Bascook Magazine, (podéis descargaros de aquí un ejemplar en PDF, sacado del Blog de Aitor”. Y continúa diciendo “Las noches de los miércoles en Bascook serán su momento y, previa reserva, sus miembros podrán disfrutar, solos o con sus amigos, de un menú propuesto con mucho mimo y de su maridaje con cervezas, tés, cafés, vinos y licores muy escogidos. Además, todo un abanico de eventos e iniciativas harán aún más atractivas esas noches: cocineros invitados, catas, charlas gastronómicas y mucho más que se irá anunciando a los socios con antelación. Y para todos los días de la semana, con reserva previa, cada socio tendrá en Bascook una llave de acceso a los Txokos, una llave real, pero también simbólica, como dice Aitor Eizegi: “esta llave abrirá las puertas en primicia de todas nuestras iniciativas gastronómicas, abre la puerta de nuestro corazón culinario, de un rincón donde espera una cocina cuidada y personalizada”.

Logotipo del Kurding Club

Logotipo del Kurding Club

Una anécdota, Kurding, viene de Kurda, y el Kurding Club original, se gestó a finales del siglo XIX. Tenéis la historia en este artículo de su blog, o en el propio Bascook Magazine.

Volviendo al ambiente, y llegando a la zona de las mesas, nos recibe un espacio amplio, limpio, generoso, dando protagonismo a las mesas, y a las paredes y columnas, jugando con las luces y creando una atmósfera muy my agradable. Un lugar en el que prima la historia de lo que fue, con la inteligencia ambiental de desaparecer para  dejar el protagonismo a quienes están sentados en la mesa.

Comedor

Comedor

Carta

Lo tenía muy claro su creador desde un comienzo: aunar nuevos conceptos para hacer algo distinto y para todos: Cocina verde, Slow Food, Km0, y cocina de maleta.

Y eso es lo que ha hecho! La carta en Bascook es… cuando menos original! Antes de hablar de su cocina, decir que la carta está en las páginas centrales del Bascook Magazine; y los postres, en la contraportada! Genial!

Pero volviendo a la cocina, Aitor Elizegi nos ha preparado una serie de platos vistos de tres formas distintas: ) platos, en 3 versiones. 27 platos distintos.

En la primera columna, la opción verde; en la segunda columna, la opción Km0, los platos hechos con productos de menos de 100 km a la redonda, sanos, naturales y autóctonos; y en la tercera, la versión internacional, el traveling mundutik.

Originalidad, calidad, y bien hecho!

En la revista Bascook Magazine, como hemos dicho, está la carta, que podéis descargar desde aquí en PDF.

Nuestra experiencia

Queríamos probarlo todo, pero nos conformamos con coger algo de cada columna, y habrá volver para ir conociendo las variaciones de cada plato.

Lo primero que nos llamó la atención fue el pan. Lo probamos y… sencillamente excepcional. Alguna vez lo he comentado, que difícil es encontrar buen pan en los restaurantes. Este es una de esas excepciones.

El Pan

Nos atiende un personal joven, en su mayoría femenino, vestido con Dockers, en plan muy casual. Luego volveremos al servicio, pero nos pareció de lo mejor de Bascook.

Nos trajeron la carta, que está en las páginas centrales de la revista. Nos explican como “funciona” y como se interpreta. Tras una lectura y una re-lectura, vamos eligiendo con que debutar en Bascook, no sin antes pedir algo de ayuda al amable personal.

Para empezar, una ensalada en versión “Traveling Mundutik”, unos “bombones de foie ,brotes de mostaza y muesli de cerezas“. “Probad a removerlo todo, porque la mezcla con el muesli de cerezas hace que el plato gane mucho en sabor, nos recomiendan sabiamente.” Probamos el plato sin removerlo, y ciertamente, después de removerlo esta mucho mejor. Nos encantaron los dados de foie, que como he dicho, bien mezclados con los brotes de mostaza y las cerezas, gana mucho.

bombones de foie ,brotes de mostaza y muesli de cerezas

Seguimos con unos Vegetales en su variedad Verde que en este caso con unos vegetales “al carbón con tabule en emulsión de misho reserva”. Muy buenos los pimientos, y muy acertada la combinación mezclada.

vegetales al carbón con tabule en emulsión de misho reserva

Después el tocaba el turno a un plato más autóctono, unos frit@s Km0, “croquetas de manitas a la Bizkaina”. Este fue el plato que más nos sorprendio: excelente conbinación de sabores, excelente elaboración y sorprendente la habilidad dehacer esas croquetas con una base tan delicada. Sensacional!

croquetas de manitas a la Bizkaina

croquetas de manitas a la Bizkaina

Para terminar, un plato al Carbón Vegetal, versión, de nuevo, “Traveling Mundutik”, “buey picado al día, con mahonesa de sisho y brioche picante”. Nos encantó! Excelente también!

buey picado al día, con mahonesa de sisho y brioche picante

buey picado al día, con mahonesa de sisho y brioche picante

Y como no, el postre tenía que estar presido por el chocolate. Tras un intercambio de pareceres con el personal de servicio, nos decantamos por un “chocolate chocolate”, “bizcocho caliente de chocolate y pistachos verdes”. Excelente chocolate. Yo no soy muy de pistachos, así que para mi, estaban de más, pero al que le gusten, seguro que le encanta la mezcla.

bizcocho caliente de chocolate y pistachos verdes

bizcocho caliente de chocolate y pistachos verdes

Bodega

Acertada, y en línea con la idea Bascook. Una representación de vinos, ordenados por uva, no por DOC o región. Que incluye un tinto ecológico, el Noralba de las Bodegas Castillo de Mendoza, que ya hemos comentado en este artículo. También nos sorprendió encontrar un Solabal, del que también hemos hablado en alguna ocasión “aquí un artículo sobre la bodega”. Otra sorpresa, encontrar algo de la uva Godello, característica de los vinos gallegos, entre los que se encuentran los vinos de Monterrei (otro de nuestros artículos). Y por terminar con las coincidencias, un excelente tinto Callet Syrah, de Baleares, el Ánima Negra AN/2, al que también hemos dedicado un artículo.

En resumen, una bodega que no siendo extensa, si está muy bien seleccionada.

Nosotros nos decidimos por un espléndido Carmelo Rodero Crianza, un ribera del Duero magnifico, al que espero pronto dedica algún artículo.

Tinto Carmelo Rodero

Tinto Carmelo Rodero

Servicio

Genial! Gente joven, alegre, simpática, amable, de buen hacer, antentos… Algo difícil de conseguir hoy en día. Mi enhorabuena a todos los que nos antendieron.

Precio

Como se puede apreciar en la carta, los precios son muy contenidos. Nosotros, con el Carmelo Rodero de 18 €, dos platos por persona, postres y cafés, salimos por 35 € el tenedor. A día de hoy, esto se puede considerar un regalo!

Conclusión

Tienes que ir a Bascook. Para comprobar que todo es posible, para darte cuenta de que en gastronomía se pueden hacer cosas diferentes, divertidas, al alcance de todos, y muy deliciosas.

Enhorabuena Aitor!

Multimedia

Fotos

Acceso a fotografías

Actualizaciones:

Nueva carta agosto/septiembre 2010 en Bascook: aquí el enlace

Comentarios

8 Respuestas to “Restaurante Bascook – Bilbao”
  1. maikel dice:

    una cosita……..hay una cosa que me revienta de estos modernos cocineros….los platos parecen plazas de toros………pero lo que hay dentro casi que lo tienes que buscar con lupa……..o poneis platos mas pequeños o llenais mas el plato….por que te queda una sensacion desde el primer momento que vas a salir con mas hambre de lo que has entrado…..ojito que de regalo nada…….por que con la que esta callendo 35€ no es moco de pavo….lo comido por lo servido y punto.

  2. naialor dice:

    Hola Maikel, la verdad, no se muy bien si te refieres al caso de Aitor Elizegi, que entiendo que no, y lo digo, porque he comido varias veces en sus restaurantes, y te puedo asegurar que en ninguna ocasión he salido con hambre. Quizás sea de poca ración, no digo que no, pero el caso es que quienes me han acompañado, y te puedo asegurar que he ido con disparidad de gente, nunca me han trasmitido nada de eso. Otra cosa es que te guste o no la cocina que hace, que ya se sabe, sobre gustos no hay nada escrito.

  3. Mafalda dice:

    He ido dos veces con gente diferente y la verdad es que gusta a la mayoría.
    Un detalle muy, muy feo es que durante la Aste Nagusía (fiestas de Bilbao) los mismos platos sean 4 euros más caros!

  4. rakel dice:

    Aitor, el servicio tiene un toque de prepotente, cuida ese detalle, que un buen plato y un buen restaurante se lo puede cargar un mal servicio.

  5. Noa dice:

    Solo he ido una vez a comer al Bascook, el sitio me parece precioso y la decoración estupenda, sin embargo y dado que a un restaurante voy a comer he de decir que habiendo probado el menú de 20 €, no voy a volver. El menú me decepcionó muchisimo. Solo os diré que lo mejor que probamos fue el vino y esto no es merito del cocinero.

  6. Virginia dice:

    Ayer estuve cenando en el Bascook con unos amigos. Me ha encantado. Todo, todo buenísimo. Y tan distinto, tan especial. Todo está genial: el sitio, la atención, la comida, …

  7. naialor dice:

    Estuve este pasado jueves cenando de nuevo en Bascook! Espectacular como siempre!
    Brutal el “Wok de noddles, bosque brasa y ajotomillo”!!!!!
    No puedo evitar comparar la cena de este jueves con la que hace unas semanas disfruté en un recien “estrellado” que no está muy lejos de Bascook, y de corazón os digo que prefiero mil veces Bascook!
    Gracias Aitor! :)

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] Hoy A. ha escogido el Bascook que hasta la fecha se ha mostrado para mí siempre como una apuesta segura. [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!