Restaurante Silk&Soya – Alcobendas – Madrid

Terraza exterior - Silk&Soya Outspace

Terraza exterior - Silk&Soya Outspace

Restaurante Silk&Soya

Dirección: Avenida de la Ermita, esquina avenida Olímpica – 28108 – Alcobendas – Madrid

Teléfono: 91 662 03 15

Web: http://www.silkandsoya.es/

No podríamos definir Silk&Soya como un simple restaurante ya que forma parte de un complejo de ocio que ofrece dos restaurantes de comida oriental, un bar de copas y una terraza de verano. Se encuentra situado en el Centro Comercial Arroyo de la Vega, en Alcobendas, a unos 15 minutos de Madrid en coche, yendo por la Autopista de Burgos.

En coche es fácil acceder ya que está muy cerca de la salida 16 de la A1. Luego, buscar aparcamiento es algo más complicado, especialmente por las noches pero hay bastantes sitios y antes o después se termina consiguiendo. En cualquier caso, cuenta con servicio de aparcacoches.  

Recepción - Entrada principal

Recepción - Entrada principal

Silk&Soya es un proyecto del conocido empresario Cipri Quintas que siempre se ha caracterizado por su profesionalidad y por el enorme éxito al llevar sus ideas a la práctica. En este caso, ha contado con la inestimable ayuda de Ignacio García de Vinuesa, conocido interiorista que nunca deja de sorprendernos con sus trabajos. La oferta de ocio incluye: un restaurante tailandés llamado Silk&Spice; uno que fusiona la cocina japonesa, coreana y la mediterránea denominado Soya&Oliva; un bar de copas lounge llamado Still Lounge y por último una terraza de verano, el Silk&Soya Outspace que tienen abierto los fines de semana hasta las 4:30 de la mañana. El horario es muy amplio. Desde la 13:00 hasta las 16:00 se puede comer y, desde las 20:30 hasta las 0:00 podemos ir a cenar.

Desde hace tiempo teníamos ganas de conocer este sitio del que habíamos oído maravillas pero unas veces porque estaba lleno (quizás llamábamos muy tarde) y otras veces por su situación, no habíamos logrado encontrar el momento. Nuestra primera y única visita fue por casualidad. No teníamos ninguna reserva el fin de semana pasado y a última hora se nos ocurrió llamar para ver si había sitio. Grata sorpresa, teníamos mesa confirmado y allí fuimos.

Terraza vista desde la altura principal

Terraza vista desde la altura principal

Sólo quedaba mesa en Soya&Oliva, el restaurante de fusión oriental y mediterránea por lo que fue el que pudimos disfrutar. La primera impresión es francamente buena. Los restaurantes se encuentran situados en el piso superior por lo que es necesario tomar un ascensor. Nada más salir, nos encontramos con una especie de recepción muy conseguida, decorada en tonos oscuros, con luces llamativas de colores chillones, diríamos que elegante pero sobre todo moderna y muy original.

El menú es muy amplio, entradas variadas tipo empanadillas, tempura y algo de marisco, ensaladas variadas, tartare, sashimi, maki, sushi, woks, parrilla de carnes, varios platos de fusión y los típicos arroces y tallarines que siempre acompañan en la cocina oriental. Muchas opciones ya que también cuentan con diferentes menús, dos degustación (uno por 27 euros y el otro por 35 euros) y un sorprendente Menú Beautiful Skin con cocina sana y saludable que varía en función de si vamos a comer o cenar (25 o 48 euros). Por último, cuenta con varios menús de mediodía que cuestan entre los 15 y los 25 euros con bebida y postre incluido.

Detalle de mesas de Soya&Oliva

Detalle de mesas de Soya&Oliva

Los platos con sus precios no los tienen disponibles en la web. Tenemos varias fotos de sus platos y de su carta aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Soya&Oliva está - aquí -.

En nuestra reciente visita, fuimos a cenar y pedimos varios platos para compartir:

  • Mixto Mandoo. Surtido de empanadillas (8) coreanas de carne y verduras. Duras y demasiado crujientes. La masa no estaba bien cocinada.
  • Vegetarian 100%. Arroz con verduras salteadas. Un plato muy normalito, un simple acompañamiento.
  • Noodles Chic. Tallarines con pollo y verduras. Francamente ricos. Lo único que se salvó de la cena.
  • Secret Fusion. Entrecot marinado, asado en barbacoa. Carne de muy baja calidad, excesivamente cocinada y una salsa poco elaborada, que ni siquiera consigue ocultar la calidad de la carne, a pesar de rebozarla totalmente. Un plato para olvidar. Se quedó casi entero y ni nos preguntaron el motivo. Por supuesto, lo cobraron.
  • Fried Chick. Filete de muslo de pollo marinado con salsa Brown y salteado al wok. Algo mejor que el anterior pero con una salsa similar. También duro y pasado de punto.

Las raciones son bastante grandes y para dos personas nos pareció demasiada comida. Además, el servicio fue francamente malo porque sólo sirvieron de primero el Mixto Mandoo y los cuatro platos restantes llegaron a la mesa a la vez. Dado el reducido tamaño de las mesas de dos personas, la situación era realmente agobiante.

De postres, pedimos un espectacular Hot Choco, fundido de chocolate belga con helado de vainilla. Por lo menos, el sabor de boca final fue completamente diferente.

La carta de vinos está bastante bien. Alguna referencia más no estaría mal pero hay vinos para todos los gustos, incluida una interesante oferta de espumosos. Precios correctos, excepto los reservas de Rioja, incomprensiblemente disparados. Nos alegró mucho encontrar un vino con una excelente relación calidad precio, el Martúe, del que ya hemos hablado alguna vez en el blog (ver post aquí).

La sobremesa es correcta aunque poco pudimos disfrutarla ya que pronto bajamos a la terraza.

El servicio fue bastante malo. Las esperas para que nos tomaran nota, entre plato y plato y a la llegada del postre fueron eternas. Sin copa, tardamos más de dos horas en cenar. Desde luego, se notaba falta de personal.

En cuanto al precio, nuestra cena rondó, aproximadamente, los 45 euros por persona. Calidad de comida y servicio no lo merecieron.

Detalle de mesas

Detalle de mesas

Respecto a la terraza de verano, el Silk&Soya Outspace, nos encantó. Muy bien iluminada, con una curiosa mezcla de colores, camas balinesas, rincones perfectos para guardar una cierta independencia, mesas bajas, barras agradables. Sin duda, una de las mejores terrazas que hemos disfrutado este verano en Madrid. Si a esto unimos, la aglomeración de gente guapa (Darek andaba por ahí con cierto disimulo) y la buena música que permitía conversaciones sin gritos, el resultado merece notable alto. El sobresaliente lo hubiera merecido si la oferta de destilados hubiera sido un poco más atractiva ya que se dejaban referencias muy demandadas en la actualidad, especialmente en el mundo de la Ginebra.

Camas balinesas en la terraza

Camas balinesas en la terraza

Hemos leído multitud de críticas positivas en otros blogs, opiniones muy buenas en varias revistas del sector, artículos numerosos recomendando el lugar y prácticamente ninguna negativa. Este post no pretende buscar polémica ni mucho menos. El lugar nos encantó, la terraza nos pareció maravillosa, el trato fue amable y correcto pero la comida y el servicio fue realmente malo. Cuando suceden estas cosas, creo que es muy posible que se deba a fallos de un día (recordemos que era el último fin de semana de agosto) y no debemos generalizar una opinión. Tuvimos mala suerte y ya está. Volveremos para probar la cocina tailandesa de Silk&Spice y esperemos tener más éxito

Valoración – 5/10

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante Silk&Soya – Alcobendas – Madrid”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] un par de meses comentábamos en un artículo (ver artículo en este vínculo) nuestra primera experiencia en Silk&Soya. Desde un principio, el nuevo proyecto del conocido [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!