Restaurante Uno by Dani García – Madrid

Entrada del restaurante

Entrada del restaurante

Restaurante Uno by Dani García – Hotel Meliá Princesa

Dirección: c/ Princesa, 27 – 28008 – Madrid

Teléfono: 91 541 82 00

Web: http://www.meliamadridprincesa.com/es/restaurantes-madrid.html

Restaurante supervisado por el joven chef Dani García. Se encuentra situado en el Hotel Meliá Princesa, a escasos metros de la Plaza de España. Cuenta con parking público cubierto en la misma puerta.

El Meliá Princesa es un hotel de cinco estrellas, clásico pero recientemente renovado con el fin de actualizar un poco su estilo conservador. Sin embargo, el exterior sigue siendo un poco obsoleto.

El hotel tiene 274 habitaciones bastante similares aunque hay alguna de categoría superior. Entre las instalaciones destaca principalmente su oferta para la celebración de reuniones de empresa y todo tipo de eventos. También tiene SPA con piscina cubierta. Es un hotel muy adecuado para viajes de trabajo y para los de turismo ya que la gran situación que ofrece permite una gran cantidad de actividades cercanas, especialmente del Madrid más antiguo y clásico.

Mesas altas para cenar

Mesas altas para cenar

El restaurante Uno by Dani García es una de las mayores novedades del último año en el campo de la restauración de la capital española. Es inevitable relacionar al magnífico chef con su trabajo en el restaurante Calima del Hotel Meliá Don Pepe en Marbella. No en vano, ya ha sido premiado, con todo merecimiento, con su primera estrella Michelín.

Nosotros tuvimos la oportunidad de conocerlo el año pasado, antes de la reciente reforma y salimos entusiasmados. Cuenta con un precio elevado pero la experiencia es espectacular. No hemos subido post del lugar en Rincones Secretos ya que queremos hacerlo después de una visita más reciente pero, en nuestra opinión, es muy recomendable. En cualquier caso, mientras lo volvemos a visitar os recomendamos navegar por el blog de Melvin (ver post – aquí-) ya que tiene un completo post del lugar con un gran nivel de detalle. Pero Calima no sólo es cocina. El servicio, el ambiente, la carta de vinos y la preciosa terraza sobre el mar merecen un sobresaliente alto.

Mesas del salón

Mesas del salón

El local que nos ocupa se encuentra en la planta inferior del Hotel y cuenta con una decoración moderna y bastante vanguardista. Nuevas tendencias, con mesas altas y bajas, de espacio reducido y sin manteles. Muy acorde con las recientes modas que no terminamos de compartir. En nuestra reciente visita, un viernes noche, el local estaba completamente vacío, si exceptuamos la mesa que ocupábamos nosotros. Obviamente, un ambiente un tanto desangelado.

La experiencia gastronómica nada tiene que ver con lo que nos ofrece Calima. Nosotros esperábamos una cocina similar y por ello salimos bastante decepcionados. Es importante enfocar la visita a este restaurante intentando olvidar las sensaciones disfrutadas en Calima. Por ello, intentaremos evitar las excesivas comparaciones.

Mesas altas para cenar

Mesas altas para cenar

La carta de platos es reducida, ocho entradas, cuatro platos de pescados y otros tanto de carnes. Los platos con sus precios no los tienen disponibles en la web. Tenemos varias fotos de sus platos y de su carta aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Uno by Dani García está - aquí -.

En nuestra cena, probablemente por la escasez de clientela, nos ofrecieron una especie de Menú Degustación con el fin de probar varios platos y no tuvimos duda en escogerlo. Pudimos elegir los siguientes platos:

  • Croquetas de “Pringá” del puchero. Correctas de punto y muy sabrosas. Bonita presentación.
  • Pulpo templado a la gallega con emulsión de pimentón dulce. Decepcionante tanto la calidad como la salsa de pimentón. Las patatas, duras y mal cocinadas. Plato para olvidar.
  • Milhojas de foie y queso de cabra con manzana verde caramelizada.
  • Merluza asada con espinacas mini esparragadas, garbanzos y piñones. El pescado está correcto pero no cuenta con ningún tipo de salsa y las verduras que lo acompañan no lucen nada. Plato muy simple pero más o menos correcto.
  • Rabo de toro envuelto en ravioli con coliflor y trufa. El mejor plato de la cena. Estupenda mezcla de sabores consiguiendo una carne suave y muy bien conjuntada. Muy rico!
  • Paletilla de Lechal con mollejas suavemente apistachadas. El plato se parece más al que pueden ofrecernos en un asador que al que disfrutamos el año pasado en Calima. Sin embargo la calidad de la carne tampoco nos emocionó. Un desastre!

La carta de postres, cuenta con varias posibilidades. Optamos por la Opera (bizcocho de almendras, mousse de chocolate y chantilly de café) y por varios Helados de cítricos. Nos gustaron pero no tanto como para terminar contentos de la cena.

Barra del bar

Barra del bar

La carta de vinos es muy sencilla. Le falta variedad pero ofrece etiquetas muy interesantes. Precios altos y poco equilibrada en regiones nacionales. Nos decidimos por un vino que no habíamos probado y que no nos gustó demasiado: Abadía Ramat del 2005 por 24 euros. Es potente en nariz y en boca no parece muy equilibrado. Tiene varias uvas, cabernet sauvignon, tempranillo y merlot pero no parecen muy bien ensambladas. Nos pareció caro en relación calidad/precio. Poco recomendable.

La sobremesa fue en el bar del restaurante ya que no permite fumar en ninguna parte del restaurante. Limitada carta de destilados pero bien servidos.

Exterior del restaurante - espacio para fumadores

Exterior del restaurante - espacio para fumadores

El servicio fue correcto. Muy pendientes de nosotros y con mucha amabilidad. Pero se veía poca gente. No tenemos claro que sea bueno en días que se cuelgue el cartel de “completo”.

En cuanto al precio, salimos por 60 euros por persona lo que también confirma que está bastante lejos de Calima pero tampoco nos parece un precio adecuado a la calidad ofrecida.

No terminamos satisfechos y estamos por asegurar que Dani García no ha hecho demasiadas visitas desde su apertura. No terminamos de entender este mundo del asesoramiento de restaurantes o de poner tu nombre en lugares que poco tienen que ver con tu experiencia en los fogones. Creo que este lugar es contraproducente con el nombre de Dani García pero ellos sabrán por qué lo hacen. Está claro que es una moda extendida por el mundo entero pero creo que es necesario hacer un esfuerzo mayor en el control de los chefs que lo llevan y en la presencia más continuada en el lugar.

Valoración – 5/10

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante Uno by Dani García – Madrid”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!