Restaurante Principe de Viana – Madrid

Vista exterior

Vista exterior

No podemos negar que nos gusta escribir sobre sitios de siempre, sobre lugares tradicionales de los que guardamos un bonito recuerdo aunque en algún caso como el que nos ocupa hoy, se nos antoja demasiado lejano en el tiempo. No hay duda de que nos gusta conocer restaurantes nuevos pero es una pena que haya pasado tanto tiempo desde la última vez que estuvimos en Príncipe de Viana. Bueno, dejemos de lamentarnos y vamos al lío porque lo cierto es que hay cosas que se mantienen de forma idéntica. Desde le exquisita educación de su personal hasta la elegancia de sus salones pasando por su cuidado de la materia prima.

Por desgracia se nos ha ido su fundador, don Jesús Oyarbide, una de las personas que más ha hecho por la gastronomía española y que sólo el tiempo sabrá reconocérselo. Como muchos sabréis fue el fundador de Zalacain y el que consiguió convertir aquél restaurante, durante una buen época, como la mejor mesa de España. Detrás de él siempre estaba Chelo Alapategui y hoy sus hijos Javier e Iñaki siguen al pie del cañón. Pero fue Maite la que nos atendió el fin de semana pasado de la misma forma que siempre lo han hecho en esta casa, de maravilla.

Recientemente han inaugurado en el piso inferior El Despacho de Príncipe de Viana, un espacio moderno, algo más informal y con precios más ajustados. Sin duda, un síntoma de que no son ajenos a las tendencias actuales de muchos lugares similares.

Salón principal

Salón principal

Localización del Restaurante Príncipe de Viana

Se encuentra situado en la zona de influencia del estadio Santiago Bernabeu, a dos pasos del Paseo de la Castellana. La verdad es que aparcar no suele ser fácil en la zona pero ofrece servicio de aparcacoches. La dirección del sitio es:

Dirección: Calle Manuel de Falla, 5 – 28036 – Madrid

Teléfono: 91 457 15 49

Web: n/d

Tenemos varias fotos del restaurante, de la carta de platos y de los platos que nos hemos tomado en nuestra reciente visita así como un video del salón del piso superior. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Príncipe de Viana)

Ambiente del Restaurante Príncipe de Viana

Clásico, elegante y señorial pero con un punto alegre y sin música de fondo. Muy buena disposición de las mesas siendo muchas de ellas redondas lo que siempre nos ha gustado ya que favorece mucho la conversación. Cuenta con dos salones, uno en la planta superior, el del restaurante de siempre y otro en el inferior, el del Despacho comentado anteriormente. A continuación os dejamos un video del salón del piso superior:

La madera es un elemento común pero está lacada en tonos claros mientras que las sillas son muy cómodas, también con madera y cuero. El suelo, de moqueta, seguro que no gustará a todo el mundo pero la apariencia es excelente. También nos gustó mucho la iluminación así como la correcta insonorización.

Carta del Restaurante Príncipe de Viana

No merece mucho la pena detenernos en la carta ya que nosotros la tenemos totalmente reflejada en nuestra galería de fotos en flickr. Tan sólo comentar que ofrece un par de menús degustación, uno sin vino y otro con un vino Lan crianza (65 y 75 euros, respectivamente) que son una buena alternativa para probar los platos más característicos de su cocina.

En cuanto al tipo de cocina se mantiene fiel a su estilo, a sus raíces vasco-navarras, con platos de siempre que los hacen de maravilla. Quizás, la menestra de verduras es el plato más famoso pero son muchos los que merecen la pena: Alubias, Bacalao al ajoarriero, Rape al pil-pil, Huevo poché en caldo de alubias y hongos, Steak tartar, etc.

Nuestra experiencia en el Restaurante Príncipe de Viana

La verdad es que ha sido un reencuentro emotivo y pudimos disfrutar mucho de la cena. Quizás, el único punto negativo fue lo lentos que estuvieron sirviendo los primeros platos. No sé si hubo algún fallo en cocina o es frecuente pero es cierto que se nos hizo un poco pesado. Pero a diferencia de otros lugares, fueron conscientes de la situación y no pararon de disculparse hasta tal punto de invitar a una copa a los que sufrimos dicho retraso.

No disfrutamos de una cena muy copiosa tal y como solemos acostumbrar y compartimos de primero el Crujiente de salmón ahumado y patata cuya ración era un poco justa pero suficiente. Nos gustó mucho a pesar de que no es uno de sus platos clásicos.

Crujiente de salmón ahumado y patata

Crujiente de salmón ahumado y patata

De segundo nos fuimos a dos platos clásicos de su cocina que no nos defraudaron ni lo más mínimo: Albóndigas de ternera y cerdo con arroz blanco y Carrillera de cerdo ibérico al vino tinto.

Albóndigas de ternera y cerdo con arroz blanco

Albóndigas de ternera y cerdo con arroz blanco

Carrillera ibérica al vino tinto

Carrillera ibérica al vino tinto

De postre, espectacular el Tatín de manzana con un toque soberbio de fruta caramelizada. Fuera de carta nos ofrecieron Tarta de chocolate y Cuajada.

Tatín de manzana

Tatín de manzana

Bodega del Restaurante Príncipe de Viana

La Bodega no es excesivamente amplia de referencias y tampoco recoge una oferta variada. Se centra mucho en Riojas, Riberas y vinos navarros con algún que otro espumoso. Lo bueno es que no es tan cara como cabría imaginar por el tipo de sitio que es.  El único vino que ofrecen por copas es un Reserva Viña Lanciano que no está nada mal.

Sobremesa del Restaurante Príncipe de Viana

Es correcta y agradable. Las mesas son amplias y no hay problema en alargarla tanto como se quiera. Cuentan con una correcta oferta de destilados, especialmente de cognacs y whiskys aunque era algo más floja en ginebras y vodkas Premium.

Salón principal

Salón principal

Servicio del Restaurante Príncipe de Viana

Sin duda, es uno de sus puntos más fuertes. Las camareras todavía llevan el atuendo de la época, con cofia incluida y siempre están intentando agradar. Son unos profesionales de los que ya no quedan en casi ningún lugar.

Precio del Restaurante Príncipe de Viana

Nuestra cena rondó los 60 euros por persona, aproximadamente aunque es cierto que compartimos un primero y el postre. Además, no tomamos mucho vino y la copa fue invitación de la casa. El coste medio de una comida con vino ascenderá a  80/90 euros aproximadamente.

Conclusión del Restaurante Príncipe de Viana

Príncipe de Viana es un lugar que merece mucho la pena. Su cocina no sorprende y su ambiente no es cool pero la elegancia y la profesionalidad son valores que llevan intrínsecos y es un lugar perfecto para pasar una agradable velada.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Príncipe de Viana está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!