Restaurante La Tasquita de Enfrente – Madrid

Abril 22, 2010 by monthy  
Categoría Madrid Ciudad

Entrada al restaurante

Entrada al restaurante

Por fin hemos conocido uno de los restaurantes que más está dando que hablar en los últimos tiempos en Madrid. Su nombre procede de la situación del local, justo enfrente del Restaurante La Gran Tasca (ver post aquí), aunque en la actualidad, este último ha cambiado la ubicación ya que se encuentra situado en la calle Santa Engracia. Por cierto, también merece la pena que lo conozcáis ya que hacen un espectacular cocido madrileño.

La Tasquita de Enfrente se ubica en una zona de reputación históricamente mala por la afluencia de prostitución y otros vicios parecidos. Sin embargo, en la actualidad se ha renovado completamente y se nota que el barrio va mejorando poco a poco. Aún así, hay que advertir que el barrio no es de lo más recomendable de la ciudad.

El local es pequeño, íntimo, acogedor y de decoración sencilla. Tan sólo cuenta con ocho mesas pero están todas bien separadas entre sí. El problema radica en la dificultad de conseguir una reserva porque tiene una demanda altísima y hay que llamar con mucha antelación. Nada más entrar nos encontramos con una barra a mano izquierda pero es tan estrecha que no resulta cómoda para estar demasiado tiempo. Luego, otro pequeño pasillo conduce al salón principal que no tendrá más de 50 m2.

A lo largo del post iremos contando nuestra experiencia pero a modo de introducción, os diremos que la cocina es excelente, el ambiente notable y el servicio contradictorio. No tiene carta de platos ya que todos los días cambia la oferta en función del mercado. Este tema provoca inquietud y alguna que otra sorpresa a la hora de recibir la dolorosa y eso es algo que no nos termina de gustar.

Barra y visión general

Barra y visión general

Localización

Se encuentra situado al lado de la Gran Vía, a dos pasos de la Plaza de Callao. No tiene aparcacoches pero hay varios aparcamientos cercanos. El que más cerca está es el de Tudescos, apenas a 5 minutos caminado del restaurante. La dirección del sitio es:

Dirección: Calle Ballesta, 6 – 28004 – Madrid

Teléfono: 91 532 54 49

Web: http://www.latasquitadeenfrente.com/

La web ofrece información interesante del sitio y os recomendamos visitarla, sobre todo para haceros una idea de los precios ya que existe una carta de platos que más o menos se aproxima a la realidad. Nosotros os ofrecemos nuestra galería de fotos en flickr donde están las fotografías de platos y genéricas del lugar (pinchar aquí)

Ambiente

Es la típica tasca venida a más. Se han esforzado por crear un clima cercano y agradable, poco ruidoso y a fe que lo han conseguido. Juanjo está constantemente dando vueltas por el restaurante y muy pendiente de todo lo que necesita el cliente. A Mercedes no la vimos, fue un jueves por la noche y debió librar.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

En cualquier caso, sin ser un sitio elegante, sí vimos a la gente más o menos arreglada por lo que la vestimenta recomendable es de tipo “casual”. El restaurante permite fumar en todo el local.

Carta

Como hemos dicho anteriormente no ofrecen una carta sino que Juanjo canta los platos del día. Es cierto que se suelen repetir varios platos típicos que ya nos habían recomendado como es el caso de la Ensaladilla rusa con erizos de mar, la Hamburguesa de carabineros o la Raya a la mantequilla negra.

En nuestra reciente visita nos ofrecieron los siguientes primeros: Ensaladilla rusa con erizos de mar, Almejas salteadas o a la marinera, Perrochicos salteados, Quisquillas, Pulpitos salteados y Morro de salmón. Dentro de las Carnes había Carrillada ibérica, Chuletón de Buey y Pichón. Finalmente, entre los Pescados, la ya comentada Hamburguesa de carabineros, Cocochas, Tartar de atún y la Raya .

Entre los postres, la Torrija en su versión, Panacota, Arroz con leche, Tiramisú y Crema de castañas. Todos ellos sobre los 8 euros.

No es más que un ejemplo de lo que puede haber un día cualquiera ya que todo depende del mercado diario.

Nuestra experiencia

En líneas generales ha sido una experiencia gastronómica francamente satisfactoria aunque en nuestra opinión no alcanza el grado de matrícula de honor que le dan muchos críticos. Es cierto que nos ha gustado pero sin pedir nada del otro mundo la cuenta ascendió a 90 euros por persona y en estos precios creo que hay exigirles algo más de valor añadido.

Pedimos la famosa Ensaladilla rusa con caviar de erizo de mar que nos gustó mucho aunque la mayonesa tapaba demasiado el sabor del erizo. Aún así, el plato está riquísimo pero nunca puede justificar los 23 euros de coste.

Ensaladilla rusa con caviar de erizo de mar

Ensaladilla rusa con caviar de erizo de mar

Seguimos con las Almejas salteadas que eran de una calidad extraordinaria. De hecho, es difícil ver ese tamaño si no estamos en la localidad gallega de Carril o sus  alrededores. La sensación en boca es bastante dura ya que tienen mucho sabor a mar, tanto que parecía que estábamos tomando ostras más que almejas. El precio, 27 euros, también muy elevado para tan sólo 6 almejas (en la foto, media ración).

Almejas salteadas

Almejas salteadas

Luego, la Hamburguesa de carabineros es un plato que gusta tanto por la originalidad como por la calidad del marisco. Lo sirven con un caldo hecho con las cáscaras del carabinero. Muy buena en todos los sentidos. Quizás los 27 euros del plato están más o menos justificados.

Hamburguesa de carabineros

Hamburguesa de carabineros

Y finalmente, el mejor plato de la noche, la Raya a la mantequilla negra que estaba sencillamente espectacular. El toque de las alcaparras, sublime.

Raya a la mantequilla negra

Raya a la mantequilla negra

De postre, pedimos la Torrija a su manera que también nos pareció maravillosa. Difícil dejar un mejor sabor de boca.

Torrija a su manera

Torrija a su manera

Bodega

La Bodega es seleccionada por Abraham quien no contó con nuestra simpatía. Lo mejor es que da la sensación de que sabe bastante pero forma parte de ese suculento elenco de prepotentes que se creen seres superiores por conocer muchos tipos de vinos. Nos recomendó dos botellas, la primera fue El Almirez de Toro que nosotros descartamos (pertenece al grupo Termanthia de la familia Eguren) mientras que la segunda fue nuestra elección final, un espectacular vino francés del Ródano llamado E. Guigal Cotes du Rhône (Ampuis) que mezcla las uvas syrah, garnacha y movedre. Aunque no sabemos la proporción exacta de las uvas diríamos que las dos primeras son predominantes, especialmente la segunda. Se trata de un vino suave, con frutas rojas, bien de cuerpo y complejo en aromas. Quizás lo mejor, o mejor dicho, lo que más nos ha gustado, es el largo final y su elegancia general…Las dos recomendaciones a precios razonables (sobre los 25 euros)

Vino E. Guigal Cotes du Rhône

Vino E. Guigal Cotes du Rhône

La carta de vinos es amplia y bien equilibrada. Ofrece muchas referencias francesas y alguna procedente del país transalpino así como de EEUU y de Sudáfrica. Además se complementa con referencias muy interesantes de champagnes, algunas de las cuales las hemos comentado en el artículo de nuestro reciente viaje a la región francesa de Champagne-Ardenne (ver post aquí).  Curioso el detalle de incluir en su carta varios vinos de los que elabora el Marqués de Griñón (Carlos Falcó) más que nada por su elevado desprecio a dichas referencias. Digo yo que si no le gustan hasta el punto de despreciarlas y encima no las tiene disponibles, ¿no será mejor que las quite de la carta? En fin, cosas de este tipo de personajes.

Sobremesa

En nuestra reciente visita nos resultó muy agradable. La mayoría de las mesas optaron por levantarse pronto y tan sólo nos quedamos dos mesas disfrutando de una copa y de una larga sobremesa. A pesar de ello, no pusieron ninguna mala cara y nos atendieron muy bien. De hecho, en este momento incluso se llega a disfrutar de un clima cercano ya que el propio Juanjo cenaba con algún amigo en otra mesa del restaurante que había quedado vacía. Respecto a copas, no sabemos si cuenta o no con una gran oferta de licores y destilados pero es cierto que queríamos un Gin–tonic de Citadelle con tónica Fever Tree y nos los pusieron muy bien, en copa de balón y sin problema alguno, a un precio de 9 euros.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

Servicio

Globalmente muy bien, tanto el trabajo de Juanjo y su gran preocupación porque todo fuera bien como la atención de la gran mayoría de camareros. Exceptuando las innecesarias confianzas de Abraham y sus aires de grandeza, todo lo demás resultó correcto.

Precio

Nuestra cuenta ascendió a los 90 euros por persona con un vino de 25 euros para dos personas y la copa ya comentada. A pesar del gran nivel culinario, no deja de ser una tasca y no creo que ni el ambiente ni el servicio justifique dichos coste. De hecho, se sale con la sensación de haber recibido un buen estacazo. Es el típico lugar donde una cuenta sobre los 50/60 euros justificaría bien lo que ofrece pero por encima de este precio nos parece desproporcionado.

Conclusión

La Tasquita de Enfrente merece todos los elogios respecto a su cocina y su cuidado con la materia prima pero tiene que mejorar otros aspectos para llegar a justificar el coste de su factura. A nosotros nos ha gustado mucho y creemos que el éxito es merecido aunque recomendaríamos algún retoque si pretende conservar la alta demanda que disfruta en estos tiempos.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Tasquita de Enfrente está – aquí -.

Acceso a fotografías

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante La Tasquita de Enfrente – Madrid”
  1. Ana de la Fuente dice:

    Cenamos el sábado pasado y sufrimos una decepción tremenda, la cocina es buena simplemente, nada notable, por el contrario, las raciones muy escasas. El servicio deficiente, y la ausencia de carta, simplemente una forma de estafa encubierta, los precios desorbitados, al menos lo que pagamos nosotros 175 euros 2 personas, sin vino. Para olvidar.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!