Restaurante La Penela – Madrid

Abril 27, 2009 by monthy  
Categoría Madrid Ciudad

Vista exterior

Restaurante de cocina gallega situado en la parte alta de la calle Infanta Mercedes, cerca de la Plaza Castilla y justo enfrente del restaurante Casa Juan del que hemos subido un artículo hace unos días (Ver post aquí). En la zona no es fácil aparcar pero cuenta con varios aparcamientos cubiertos cercanos así como servicio de aparcacoches.

El restaurante cuenta con una decoración clásica, un tanto anodina, con paredes en tonos oscuros y en el suelo un gres claro que tampoco dice demasiado. Las mesas están bastante juntas y no gozan de un tamaño grande. Cuenta con zona de fumadores pero el salón en el que estuvimos cenando (piso a la altura de la calle) es demasiado ruidoso y eso que no contaba ni con la mitad de las mesas ocupadas.

Salón principal

En un restaurante de este tipo, la cocina pasa a un relativo segundo plano ya que las materias primas deben representar la parte más importante. Sin embargo, en nuestra reciente visita nos decepcionaron ambos aspectos.

La carta de platos no es demasiado amplia pero incluye todo lo esperado: entrantes variados, mariscos, pescados y cuatro platos de carne. En su web no figura la carta de platos pero nosotros tenemos varias fotos del lugar, de los platos y de la carta con sus precios aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor -aqui-, monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de La Penela está - aquí -.

En vez de optar por unas entradas para compartir y diferentes segundos platos, en esta ocasión optamos por cenar a base de raciones y todo lo que pedimos fueron primeros platos. Entre los entrantes, hay varias opciones con muy buena pinta. Recordábamos de alguna visita anterior la magnífica Tortilla de Betanzos y no dudamos en repetir plato. Sigue a la misma altura, es un plato espectacular para los amantes de este nivel de cocción en las tortillas de patatas. Sin embargo, el Pulpo con patatas decepciona totalmente tanto en la calidad del marisco como en el acompañamiento ya que las patatas no merecen ni el aprobado. Por cierto, el plato típico de madera corresponde al Pulpo sin patatas, algo extraño pero seguro que merecerá más la pena que el que pedimos nosotros.

Tortilla de Betanzos

Tortilla de Betanzos

Tanto la Empanada como las Almejas a la Marinera no las tenían disponibles (nos dijeron que se les habían terminado) por lo que elegimos como tercera opción unas tristísimas Navajas a la Plancha, duras, con arena y salvo una o dos, el resto de tamaño diminuto. Una auténtica pena de plato que merecía haber sido devuelto. Por último, nuestra mayor decepción fue el Salpicón de Bogavante. Por 29 euros sólo ofrecen un Bogavante de baja calidad disfrazado de un exceso de salsa mahonesa que conseguía eliminar el pobre sabor del marisco. En definitiva, un plato decepcionante tanto en calidad como en cantidad.

Navajas a la Plancha

Navajas a la Plancha

Pulpo con patatas

Pulpo con patatas

Entre los segundos platos, recordábamos buenos pescados y tanto el Rodaballo salvaje como la Merluza nos habían dejado buen sabor de boca en el pasado pero en esta última visita no los probamos. Como opciones de carne, tan sólo recomiendan la Ternera Asada.

Salpicón de Bogavante

Salpicón de Bogavante

En lo referente a los postres hay una oferta variada. Todos cuestan sobre los 5,50 euros. Probamos las Filloas rellenas y tampoco tuvieron su día. Muy pobre la presentación, la cantidad y el sabor del plato.

Filloas rellenas

Filloas rellenas

La sobremesa no la disfrutamos demasiado debido al enorme ruido que había por un par de mesas muy concurridas. Fue mala suerte pero tampoco tiene pinta de ser demasiado interesante.

El servicio no estuvo mal pero tampoco destacó. El maitre fue muy amable pero sólo le vimos al tomar la comanda y al despedirnos. El resto son camareros que tampoco destacan por su amabilidad y su profesionalidad.

Detalle de mesa

La carta de vinos es variada y ofrece alguna botella interesante, especialmente en vinos blancos procedentes de tierras gallegas. Como tintos, nos gustó encontrar el Summa Varietalis (25,50 euros) y no dudamos en pedirlo ya que es un magnífico tinto para poder maridar con pescados y mariscos (ver post del vino aquí).

En cuanto al precio, nos costó 60 euros por persona. Si pensamos en que sólo pedimos raciones y como único plato algo más caro el dichoso Salpicón de Bogavante, creo sinceramente que el coste es muy elevado incluso si hubiéramos contado con una calidad superior a la que tuvimos en nuestra cena.

Recapitulando un poco lo que fue nuestra cena, debo reconocer que fue un auténtico desastre y si hubiera sido nuestra única visita la decepción habría sido doble. Menos mal que en ocasiones anteriores nos había gustado más porque de lo contrario no entenderíamos la buena fama que le precede. Aún así, creo que un lugar así tiene que prestar más atención todos los días que esté abierto. Hubo fallos imperdonables y se pueden evitar conduciendo al cliente a otros platos que ese día presenten una calidad superior. Me refiero especialmente a las Navajas y al Bogavante. Tienen que ser conscientes de que vender esos platos les van a causar más problemas que satisfacciones, incluso en días malos que todos aceptamos que se puedan dar.

De momento, vamos a dar un margen de tiempo para regresar y supongo que lo haremos en su nueva apuesta del local de Velázquez (antiguo Yuan) pero la decepción de esta cena ha sido importante y no nos atrevemos a recomendarlo.

Valoración Global – 4/10

Restaurante La Penela
Dirección: Infanta Mercedes, 98 – 28020 – Madrid
Teléfono: 91 579 91 78
Web: http://www.lapenela.com/

Comentarios

4 Respuestas to “Restaurante La Penela – Madrid”
  1. juan dice:

    Respecto al local de Velázquez, nos pareció de una lamentable calidad el plato principal (merluza a la gallega). Tampoco nos gustaron las disculpas del camarero, que debía pensar que nos tragaríamos las tontísimas disculpas que dió. Para no repetir

  2. Noe dice:

    En el local de Mª Pita (A Coruña), pasa exactamente lo mismo. tienen al suerte de estar situados en un emblemático edificio con una situación privilegiada que els permite una gran afluencia de público, el único motivo por el cual pueden tener lleno.

    Una tarde noche del pasado agosto nos acercamos por allí luego de disfrutar el centro de esta ciudad. Tenían la puerta abierta de par en par, eran las 20:55 h.
    Entramos, nadie nos recibió, y de repente alguien nos gritó desde el fondo “está cerrado abrimos a las nueve!!!”, en un tono nada agradable.
    Yo sugerí a mis dos acompañantes buscar un mejor destino, pero ante la insistencia de uno de ellos a quien se lo habían recomendado, volvimos sobre las 21:15 h a dicho local. De nuevo nadie en la puerta. Instantes después se nos recibió en no muy buen tono inquiriendonos sobre nuestra reserva. Le dijimos que no teníamos, ya que habia sido una decisión no planificada. Nos pregunta ¿fumadores o no fumadores?, mira su libro de reservas y en ese momento poco más y nos grita “¿Cómo se les ocurre tal insolencia?”, aunque su cara lo reflejaba perfectamente (alguno se cree Adriá…). nos dijo (en el mismo mal tono y voz elevada (desde las mesas cercanas se quedaron mirando) que para acudir a ese local es necesario reservar previamente. Reconozco que ni le contesté, di media vuelta y me dirigí a la puerta, y en esto nos dice (vendiendonos el favor): “Bueno, si quieren podemos ponerles una mesa auxiliar junto al baño en la zona de fumadores”. Eso desde luego desató mi ira, solté un “para cenar como un perro intoxicándome de humo, no gracias”, reconozco que mis acompañantes se quedaron sorprendidos, entre otras cosas porque tengo acudido a zonas de fumadores sin problemas, pero una cosa es que lo decida yo, y otra que me lo impongan simplemente por hacer caja.

    Les aseguro que en esa ciudad hay muy buenas mesas donde comer mejor, con mejor trato, mejores vistas y edificos igual de bellos.

    Siento no ofrecerles una critica culinaria del local, pero desde luego, no pienso volver.

  3. marylebone dice:

    Hola Noe,
    Desde luego nuestras quejas y lamentos eran por el local de Madrid en mayor medida que los locales originales en Galicia, de los que nunca hemos salido descontentos.
    Hace tiempo que no pasamos por el de La Coruña o el de Betanzos pero, en cuanto lo hagamos, pondremos una nueva reseña al respecto.
    Saludos,
    Marylebone

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] Su oferta gastronómica es prácticamente idéntica a la que ofrecen sus hermanos mayores, especialmente, el que se encuentra en la calle Infanta Mercedes y del que ya hemos hablado en Rincones Secretos. Quizás la principal diferencia es la decoración porque la carta es casi idéntica tanto en platos como en precios. (ver anterior artículo aquí: Restaurante La Penela). [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!