Restaurante Annapurna – Madrid

Salón principal

Salón principal

Annapurna se ha ganado por méritos propios ser el restaurante hindú de referencia en Madrid. Probablemente es el mejor o por lo menos, uno de los mejores, pero no tanto porque se diferencie mucho en su cocina sino más bien por el conjunto que ofrece incluyendo ambiente, servicio y decoración del lugar. La verdad es que nosotros hemos sido más aficionados a Ganges, restaurante hindú situado al lado del Mercado de Chamartin (Calle de Potosí) pero en la última visita nos ha encantado y nos parece totalmente recomendable.

Fuimos a cenar con otra pareja y se encargó de la reserva Javier M. que la hizo a través de El Tenedor. A pesar de tener que hacer algún cambio de última hora, nos atendieron con amabilidad y diligencia desde el primer momento. Pudimos cenar en una mesa situada junto al bonito patio interior y os recomendamos especialmente que no dejéis de solicitar una mesa similar al hacer la reserva porque el ambiente gana bastante.

A lo largo del artículo iremos contando nuestra experiencia pero nos gustó especialmente la gran ayuda en la elección de platos (y eso que al final nos quedamos con el Menú Degustación) ya que no todos éramos expertos en este tipo de cocina y tuvieron la paciencia de explicar con detalle la carta de platos.

El restaurante lleva abierto desde hace casi 25 años por lo que se ha convertido en un clásico en la capital. Es cierto que existen muchos restaurantes indios pero los días que apetece una comida o cena con esta cocina siempre tenemos en la cabeza los mismos: Annapurna, Ganges y Tandoori Station.

Detalle de jardín interior

Detalle de jardín interior

Localización

Se encuentra situado en el barrio de Chamberi, pegado a la calle Génova por lo que está perfectamente comunicado por transporte público. Para aparcar creo que el parking más próximo es el de la calle Almagro a unos 7 u 8 minutos caminando aunque lo mejor es dejar el coche al aparcacoches. Aparcar en la calle es misión casi imposible. La dirección del sitio es:

Dirección: Calle Zurbano, 5 – 28010 – Madrid

Teléfono: 91 319 87 16

Web: http://www.annapurnarestaurante.com/

La web del restaurante es muy completa y ofrece buenas fotografías del lugar así como la carta de platos aunque le faltan los precios. Como curiosidad os diremos que en la web ofrecen varios menús con precios de 30, 34 y 39 euros respectivamente y luego en el restaurante no los ofrecen al traer las cartas. Si los pides específicamente no hay ningún problema tal y como hicimos nosotros. Tenemos varias fotos del restaurante y de los platos que nos hemos tomado en nuestra reciente visita. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Annapurna)

Ambiente

Se trata de un lugar elegante, decorado de forma clásica pero con bastante gusto y tiene un cierto toque romántico. De hecho, las mesas tienen las típicas “velitas” aunque la iluminación del sitio es bastante potente por lo que aportan bastante poco. Los suelos son de moqueta, de color rojo, mientras que las paredes presentan un color marrón oscuro. Las mesas están bien separadas entre sí, son cómodas y muy amplias. Nos gustan mucho las mesas pegadas al jardín interior así como los reservados que tiene ya que resultan muy adecuados para reuniones familiares o de empresas.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

Quizás el mayor defecto es el ruido interior ya que cuando está lleno es un poco molesto. Y una gran virtud es la amplitud de horarios ya que no son nada estrictos con las horas de reserva. También es justo destacar el bar de la entrada que es grande y cómodo y resulta perfecto para esperar al resto de comensales.

Carta

El restaurante ofrece una cocina hindú con una carta de platos muy amplia en la que se puede recorrer de forma brillante los platos más interesantes procedentes de este maravilloso país. La carta de platos de estructura en los siguientes grandes grupos: Aperitivos, Tandoor, Arroz Basmati, Panes, salsas y ensaladas, y finalmente los Currys que los hay de pollo, cordero, pescado y verdura. De primer plato se suelen pedir aperitivos ya que el arroz es acompañante de los segundos. Lo mejor es no pedir muchos porque llenan bastante y es una pena llegar al Curry demasiado lleno. Los Tandoor son platos cocinados con el famoso horno de barro hindú que se cocina al carbón vegetal. En este restaurante los hacen riquísimos y merece mucho la pena llegar con fuerzas a este plato.

Y, finalmente están los Currys con los que hay que tener un cierto cuidado porque hay algunos muy picantes. De hecho, este tema siempre es importante en los restaurantes que ofrecen esta cocina y si no os gustan demasiado siempre hay que advertirlo al pedir la comanda al maitre

La carta de postres nunca nos ha sorprendido demasiado pero quizás haya influido que se suele llegar bastante lleno ya que la comida india es bastante pesada.

En cualquier caso, en las primeras visitas siempre recomendamos valorar la opción de pedir alguno de los menús ya que es más cómodo y en este restaurante están muy bien seleccionados.

Nuestra experiencia

En nuestra reciente visita nos decidimos por uno de los Menús Degustación, en concreto, por el que cuesta 30 euros más IVA por persona.

Comenzamos por un Surtido variado de aperitivos que los traen conjuntamente y en el mismo plato tal y como se puede ver en la fotografía. El plato cuenta con:

Samosas vegetales que son unas empanadillas  rellenas de verduras

Sabzi Tikki que son unos pastelitos fritos de patata, verdura y perejil

Bhajías que son unos buñuelos de cebolla frita

Surtido de aperitivos: empanadillas, muslitos de pollo y buñuelos de cebolla

Surtido de aperitivos: empanadillas, muslitos de pollo y buñuelos de cebolla

Todo está muy rico pero creo que el aperitivo más imprescindible en cualquier menú son las Bhajías ya que son suaves y con un sabor muy peculiar que las hacen estar deliciosas.

Como Tandoor, ofrecen el Murgh Tandoori que son unas piezas de pollo adobadas con gengibre, yogurt y limón. Quizás es el plato más prescindible pero no tanto porque no esté bueno sino porque hay otros tandoor que merecen más la pena.

Tandoor de pollo

Tandoor de pollo

Respecto al Curry, el menú incluye tres platos, uno de cordero, uno de langostinos y otro de verdura lo que permite hacerse una idea perfecta de la habilidad con que preparan estos platos. Son los siguientes:

Rogan Josht que es del cordero cocinado a fuego lento con cebolla y tomate.

Jeenga Annapurna que son los langostinos salteados con semillas de mostaza y salsa de tamarindo

Sabzi que es el típico curry de verdura de temporada

Curry de verduras, langostinos y cordero

Curry de verduras, langostinos y cordero

Y como acompañamiento, dos tipos de arroz basmati, uno aromático y el otro con frutos secos y azafrán.

Arroz basmati

Arroz basmati

De postre nos trajeron un helado de zanahoria y otro de pistacho, bastantes flojos.

Postre: helado de zanahoria y de pistacho

Postre: helado de zanahoria y de pistacho

Bodega

La Bodega no es muy amplia pero está muy bien equilibrada tanto en lo que respecta a la oferta de vinos con diferentes tipos de uva como al origen de todos ellos ya que es bastante variado dentro de la geografía nacional. El descorche es correcto y traen copas de buena calidad. Quizás el principal fallo es que está algo elevada de precios.

En cualquier caso, el restaurante de cocina hindú es uno de los pocos lugares donde el vino es prescindible ya que se trata de una cocina bastante especiada y picante por lo que no es fácil disfrutar de los matices aromáticos más característicos. Si sois como nosotros y no sabéis cenar sin vino, os recomendamos El Regajal cuyo coste ronda los 20 euros y es un caldo que puede pasar bien en esta comida, incluso algo desapercibido.

Otra buena opción es comer o cenar con la típico bebida india que se llama Lassi y es una especie de yogurt bebido, de los que recomendamos especialmente el de Mango. Y por supuesto, se puede comer o cenar con la cerveza típica india llamada Cobra.

Sobremesa

Es muy agradable, la verdad y no meten prisa por levantarse. No recuerdo el nivel de oferta de licores y destilados y en la última visita no tuvimos oportunidad de probar nada. Espero que algún amable comentario pueda complementar el post o de lo contrario tendremos que volver a conocerlos.

Salón principal

Salón principal

Servicio

En general es correcto. Recomiendan bastante bien y traen los platos bastante rápido. Además, son amables y conocen perfectamente los platos que ofrecen. Se nota que llevan tiempo trabajando en el restaurante.

Precio

Nuestra cena salió por unos 40 euros por persona. Totalmente justo y adecuado para lo que ofrece el restaurante. De hecho, nos parece barato para los precios de hoy en día y lo bonito que es el lugar.

Conclusión

Annapurna se mantiene a la cabeza de la restauración hindú en Madrid. El restaurante goza de muy buena salud tanto en su cocina como en el ambiente y servicio. Desde luego, es un gran lugar si un día hay ganas especiales de cenar probando esta cocina aromática y refinada.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Annapurna está – aquí -.

Acceso a fotografías

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante Annapurna – Madrid”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] que nos seguís habitualmente habréis visto que hace poco hemos subido un artículo sobre Annapurna, su principal competidor en Madrid junto a Tandoori Station del que esperamos escribir un artículo [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!