Mesón Don Carnal – Madrid

Junio 9, 2008 by monthy  
Categoría Madrid Ciudad

Entrada

Mesón Don Carnal
Dirección: Cava de San Miguel, 6 – 28005 – Madrid
Teléfono: 91 366 10 14

Se encuentra situado en una de las calles más castizas de la ciudad, a pocos metros de la Plaza Mayor. Es el lugar ideal para comer o cenar de raciones el típico día que apetece dar una vuelta por el Madrid antiguo. En esa misma calle hay varios mesones que están francamente bien. El más conocido quizás sea el Mesón de la Tortilla pero yo os recomiendo mejor éste ya que suele haber menos gente y la calidad es algo superior.

Lo que está claro es que los clientes más habituales son turistas que quieren probar los típicos platos de nuestra cocina castellana. Pero es el sitio perfecto para rememorar los sabores de siempre. En una época con grandes discusiones entre la comida tradicional y la innovadora o vanguardista, viene bien olvidarse de vez en cuando de las nuevas modas y disfrutar de uno de los lugares más clásicos de toda la ciudad.

El Mesón Don Carnal ha cambiado de nombre hace pocos años. Los que seáis clientes de la zona desde hace muchos años, recordaréis el famoso Mesón del Toro con una de las decoraciones más auténticas que había en toda la zona céntrica. Yo, sinceramente, lo hecho un poco de menos. Ahora está mejor puesto y la reforma les habrá costado bastante pero el sabor que tenía antes, era fantástico.

Mesas de la planta superior

La comida incluye los platos típicos de la región: una fabulosa tortilla de patatas, riquísimas croquetas y espectacular la morcilla de Burgos. Casi todo está muy rico, entrantes ibéricos, patatas bravas, calamares, sepia, oreja, pulpo a la gallega, lacón, etc. Luego también hay buena carne a la brasa que lo ideal es pedirla para compartir: entrecot, solomillo o una entraña francamente buena. También hay algún pescado pero no lo he pedido nunca.

En general, las raciones son bastante grandes.

El local está dividido en dos plantas. Nada más entrar nos encontramos, a la derecha, una amplia barra y, a la izquierda una primera zona de mesas. Tanto en la barra como en dichas mesas podemos disfrutar de una cena más informal.

La planta baja podríamos considerarla como el restaurante propiamente dicho. Es la que más cambiada está después de la citada reforma. Mantiene la decoración en ladrillo visto y tiene un par de salones separados que son perfectos para cenas de grupos o de empresas. Aunque esta zona esté mejor puesta, toda la decoración mantiene el vivo recuerdo del típico mesón castellano.

Detalle de mesas

De bebida, lo más habitual es pedir la sangría de la casa. Cuesta 10 euros la jarra y, aunque el vino es un poco peleón, está bastante rica. Pega bastante con el plan de cenar de tapas y de mesones. La carta de vinos es muy clásica y vale bastante poco.

El servicio es francamente bueno. El máximo responsable, Andrés, lleva muchos años al frente del equipo y es un profesional de los de “antes”.

En cuanto al precio, la media está, aproximadamente, en unos 15/25 euros por persona. Me parece una relación calidad/precio más que acertada.

Un problema serio de la zona es el aparcamiento. Lo mejor, ir en transporte público o dejar el coche en el parking cubierto de la Plaza Mayor.

Valoración – 7/10

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!