El Club Allard – Madrid

Restaurante Allard - Madrid - Salon Principal
Lugar: Restaurante El Club Allard
Dirección: Ferraz, 2 – 28008 – Madrid
Teléfono: 91 559 09 39
Web: www.elcluballard.com

Hace unos días, estaba repasando los principales cambios de la nueva Guía Michelin 2008, cuando encontré una sorpresa que me provocó automáticamente unas tremendas ganas de salir a cenar. Y la novedad no es otra que este magnífico lugar. No seré yo el defensor a ultranza de esta Guía ni mucho menos, pero nunca negaré que la mayor parte de los restaurantes que distinguen con sus propios galardones, suelen ser una gran opción para disfrutar del placer del buen comer. Otra cosa muy distinta son las notables ausencias que tienen, pero eso no es el objetivo de este artículo.

La primera vez que fui a comer a este sitio data de muchos años (ni lo recuerdo) pero debo reconocer que los cambios no han sido tan abultados como cabría pensar después de los últimos cambios sufridos.

El Club Allard no es un restaurante al tipo. Yo lo conocí a través de un amigo que era socio del Club. Que yo sepa (nunca intenté ir de otra manera), sólo admitía a socios y a sus acompañantes y eso lo hacía ser algo diferente. Actualmente, se ha convertido en uno de los mejores restaurantes de Madrid y, sin embargo, conserva muchos factores de los que lo hacían diferente en aquella época. En el año 2003, ficharon a un joven Diego Guerrero procedente del mítico Goizeko Kabi. No tuve el honor de conocerle allí pero nadie (salvo la Guía Michelin claro) podrá negar lo que Jesús Santos ha hecho por la cocina en España.

Está situado frente al Templo de Debod, en un piso de la primera planta del edificio que hace esquina entre la calle Ferraz y la Plaza de España. Aparentemente no hay nada y es imposible ver algún dato que implique lo que hay detrás. Sólo podemos preguntar al portero o al aparcacoches para confirmar que no estamos equivocados en nuestra primera visita.

La decoración es totalmente clásica, lujosa, con grandes ventanales a la Plaza de España y techos muy altos. No es comparable a la tendencia actual de decoración. Se rige por el corte clásico, al más puro estilo de Club Tradicional Castizo. Lo más parecido que viene a mi memoria es el restaurante del Casino de Madrid (antes del último espectacular cambio) o, mejor dicho, a la decoración del propio Casino de Madrid, salvando las distancias obvias.

Restaurante Allard - Madrid - Mesas

En lo que respecta a la comida, mis sensaciones cada vez que voy son mejores. Se trata de la llamada cocina de autor. En mi reciente visita, comimos de carta aunque existen dos buenas opciones de Menú Degustación (ver web). Probamos de primeros platos, Los Huevos con pan y panceta sobre crema ligera de patata y el El Jamón en caldo rancio con chipirones y palomitas de arroz rojo. Nos los trajeron rápido, después del aperitivo de degustación, y os aseguro que los dos platos son espectaculares. El único defecto es la escasez de los mismos ya que para personas con mucho apetito les va a resultar un poco tomadura de pelo.

En los segundos platos probamos un Rape del día y la Carrillada de Ternera glaseada al jugo de Móneda, yuca y membrillo de plátano al romero. Me gustó especialmente el punto perfecto de la carne lo que no es nada fácil de conseguir en este plato. Me gustaron menos de lo que esperaba los acompañantes sin ser malos ni mucho menos.

La carta de vinos no es amplia pero es de las más equilibradas que he visto últimamente, con referencias de casi todos los lugares de España. Para los más puristas, podemos echar de menos referencias internacionales pero no es mi caso. Probablemente deberán incluirlas si quieren mantener la estrella o incluso obtener alguna más.

La sobremesa fue muy digna, con licores de todo tipo, cócteles bien preparados y una más que acertada selección de puros.

Por todo ello, volví a salir muy contento de este lugar. Los precios han subido algo pero nada fuera de lo normal. El precio medio por comensal está en torno a los 60-80 euros y creo que la relación calidad-precio es muy correcta. Otra gran virtud del lugar es la posibilidad que nos ofrecieron en todo momento de probar medias raciones (todavía más escasas claro) lo que permite probar más platos y hacer nuestros “propios” menús degustación.

Me gustaría destacar que la web la tienen totalmente actualizada, tanto en carta como en precios lo que es muy de agradecer en estos días que nos llevamos demasiadas sorpresas en muchos sitios.

Valoración 8,5/10


Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!