Asador Madrileño – Madrid

Junio 6, 2009 by javi  
Categoría Madrid Ciudad

Fachada exterior   

Fachada exterior

Metido en la acera, casi escondido si no fuera por la buena iluminación de la entrada, pasando Orense en dirección Bravo Murillo, y compitiendo con su hermano de sangre La Maquina (justo enfrente, ver post aquí), todo hace sospechar que al Asador Madrileño le va a costar estar a la altura de otros de la misma especie. Nada más alejado de la realidad.

En la entrada, nos encontramos con una zona de barra, amplia y agradable, con algunas mesas, para picar algo, o esperar al resto de comensales.

Separando el salón, tenemos un pequeño “control de pasaportes” donde aguardan para indicarnos la mesa.

Vista del comedor

Vista del comedor

Entramos al salón y vemos que se divide entre zona de fumadores y no, con una mampara. Aunque la zona de fumadores es muy amplia y, para los no iniciados, no se hace agobiante ni molesto.

Lo que más sorprende desde la entrada es la decoración del local. No es necesaria la visita a la página Web del asador para darnos cuenta que los materiales y los tonos conseguidos, han sido elegidos adrede persiguiendo un objetivo claro.

La madera noble del suelo y el gres de las paredes, contrastan con los manteles rojos de las mesas.

Si a este cóctel le añadimos la agradable  iluminación, el resultado es una estancia acogedora pero moderna, donde se crea una atmósfera extremadamente seductora desde la entrada hasta la llegada a la mesa.

La disposición del comedor es bastante modulable, las diferentes veces que hemos ido, había grupos sentados de formas diferentes. En cualquier caso, el ruido es aceptable y la separación entre las mesas muy correcta. Aunque una mención aparte se merece la número 29: una espectacular mesa redonda al fondo del local, donde pueden cenar hasta 10 personas. Ante una cena de grupo, recomiendo encarecidamente solicitar dicha mesa (u otra gemela que existe) en el momento de la reserva.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

El personal está a la altura del local, elegante, amable y muy profesional, desde los maîtres hasta los camareros. Todo el servicio maneja los tiempos de la velada de forma exquisita. Siempre atentos, no suelen dejar que nadie pase sed antes de rellenar el vaso con agua.

La carta es muy del estilo a la de otros sitios parecidos, donde se cumple el posicionamiento de los restaurantes del grupo La Máquina: la cocina tradicional española y la materia prima de primera calidad como valores predominantes.

Por la noche, como en la mayoría de los restaurantes del grupo, ofrecen varios menús que nos han dejado muy satisfechos: entre 35 y 40 € por persona, podemos cenar con jamón, una langosta a la plancha, huevos rotos y un excelente plato de pescado o una carne. Aunque la cuenta pueda subir algo más al final, por los aperitivos y espirituosos de rigor, o por algún plato de refuerzo al menú, la relación calidad precio no puede ser sospechosa en ningún momento.

De lo que hemos comido, sin duda me quedo con el chuletón. Aparte de la calidad, la carne tiene un sabor inconfundible donde seguro la forma de cocinarla ha puesto su sello.

El punto es siempre el adecuado, lo que hace que ni nos acordemos del plato caliente, tan deseado y buscado en otros sitios, pero que tanta humareda provoca, y que desde luego no va con este local.

Si tuviera que poner un pero, solo diría que el plato de jamón podría ser mejorable.

Otros platos que hemos podido probar de la carta, como la ensalada de pimientos o la merluza, han cumplido perfectamente las expectativas. Especialmente la merluza, cuya calidad no dejaba dudas.

Los menús vienen bañados con vinos blancos y tintos, como un Marqués de Riscal verdejo del que soy fan número 2, ya que mi primera opción siempre es el Sauvignon de la misma firma.

La carta de vinos es amplia y compensada, se pueden encontrar referencias que están de moda actualmente. Aunque quizá algunos precios pueden estar desposicionados, no mucho, y pienso que se podrían permitir ser algo mas atrevidos en lo que a referencias se refiere. Aunque como siempre digo, entiendo que muchas veces es difícil si las botellas no rotan lo suficiente.

Tras el completo surtido de postres, con la sobremesa podemos contar con una selección acertada de licores, como no debiere ser menos. Creo que es difícil no estar de acuerdo, cuando opino que es el personal quien le da la puntilla a la agradable sobremesa, ya que no hay prisa ninguna para terminar.

Así como algunos asadores son idóneos para hacer una cena de amigos, como Casa Juan por ejemplo, lo provocador del Asador Madrileño es que no solo puedo recomendarlo para este divertido propósito. Sino que además, podemos organizar perfectamente una cena con grupos variados, nuestras mujeres o pretendidas, y demás.

Estoy de acuerdo con lo que puede pensar quien lo lea, la palabra asador no pega con lo que afirmo en este último párrafo, por esta razón animo a los amantes del arte del llantar a probar el Asador Madrileño.

Restaurante Asador Madrileño
Dirección: Sor Ángela de la Cruz, 17. 28020 - Madrid
Teléfono: 91 570 65 45

Comentarios

Una respuesta to “Asador Madrileño – Madrid”
  1. MARIA dice:

    BUENISIMO!!!! EL RABO DE TORO.INSUPERABLE!

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!