Asador Frontón – Madrid

Entrada al restaurante

Entrada al restaurante

Siguiendo nuestro tranquilo repaso a los restaurantes clásicos de Madrid, uno que no puede faltar es el que nos ocupa en este artículo. Hoy en día cuenta con otros dos restaurantes más, uno en Tirso de Molina (quizás fuera el primero en abrir) y otro en Velázquez 54, abierto recientemente. Pero para nosotros siempre hay uno que nos viene a la cabeza cuando pensamos en el Frontón y no es otro que el de Pedro Muguruza. Por cierto, el de la calle Montalbán, aunque se llama igual, no es de los mismos propietarios.

Al igual que otros lugares similares ha sido, es y será lugar de encuentro de políticos, deportistas, empresarios y taurinos. De hecho, hubo un tiempo que se rumoreó que lo iban a comprar o que iban a participar en su accionariado los futbolistas Raúl y Morientes. Lo cierto es que no tenemos ni idea de quienes son los propietarios actuales porque ha habido muchas habladurías del tema, que si Ansorena, que si Antonio Alonso, que si varios inversores anónimos, etc. pero es lo de menos porque en nuestra reciente visita sigue conservando los valores que le han hecho famoso.

Detalle de barra

Detalle de barra

Se encuentra situado muy cerca de la Plaza de Castilla, a pocos pasos de la calle Padre Damián, en una pequeña semiplaza. Llegar y encontrarlo es sencillo pero aparcar es más complicado. Hay aparcamientos cubiertos más o menos cercanos y cuenta con servicio de aparcacoches.

El Frontón es uno de esos lugares que siempre tiene clientela, tanto sea a la hora de la comida o de la cena a cualquier hora de la semana. Aunque es cierto que en una interesante conversación con su alma mater, nos confirmaba que el último años había bajado bastante la demanda. Lo que parece evidente es que ellos sufren menos que otros lugares pero llegamos a ver alguna mesa vacía, algo impensable hace un par de años. Su oferta se basa en el uso de una gran materia prima y una cocina tradicional, que no se pierde en mezclas ni en salsas ni en extrañas texturas ni en cosas similares.

Salón principal

Salón principal

El local del restaurante es grande, cómodo y decorado al estilo de los asadores tradicionales, con suelo de madera, y tonos pastel en las paredes. Las mesas son de tamaño amplio y están bien separadas entre sí. Quizás le falla la barra que es demasiado pequeña para tomar algo mientras se espera al resto de comensales. La clientela tipo es de personas de mediana edad así como gentes de oficinas cercanas.

La cocina es de tipo vasco/castellana pero le faltan platos tan castizos como un buen cordero o cochinillo. La carta de platos es tradicional e incluye embutidos ibéricos, pimientos, ensaladas, sopas, verduras y algún marisco que otro. De segundo, buenas carnes y pescados de gran calidad tipo merluza, lubina, besugo, bacalao y rape.

La web del restaurante es sencilla y ofrece poca información sobre la carta de platos y la de vinos. Nosotros tenemos varias fotos del lugar, de los platos y de la carta con sus precios aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor -aqui-, monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Asador Frontón está - aquí -.

Salón principal

Salón principal

Tal y como hemos ido viendo y comentando en Rincones Secretos, hay un grupo de restaurantes en Madrid con gran nombre y clientela bastante fija que sorprenden poco pero cumplen a la perfección con lo que demandan sus clientelas. Desde nuestro punto de vista, este grupo de restaurantes podría separarse en dos partes: aquellos que intentan evolucionar de alguna manera y los que prefieren hacerlo subiendo los precios. No pretendemos dictar sentencia pero lugares del tipo de Txistu (ver post aquí), el Asador Donostierra o Lucio, por poner algún ejemplo de los más conocidos, muestran una evolución importante en sus precios y no tanto en otras cuestiones. No negaremos nosotros que se coma bien en estos sitios pero también hay que reconocer que los precios están muy por encima de lo que estipula el mercado, por muy buena materia prima que pongan. Sin embargo, lugares del tipo que nos ocupa o Gaztelupe (ver post aquí) por poner otro ejemplo cada día buscan una mayor oferta de buena calidad sin aumentar escandalosamente los precios. Un buen ejemplo es la magnífica carta de vinos que ofrecen ambos lugares.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

En nuestra reciente visita optamos por varios platos para compartir, incluida la carne de segundo. Entre los primeros, nos decidimos por unas riquísimas Anchoas, y unos Pimientos de Guernica. Todo ello francamente bueno pero ya no recordaba las buenas pimentadas que me he tomado en el Frontón. Son todos escandalosamente buenos. Los del piquillo que nos tomamos de segundo, junto a la carne merecen un auténtico 10 en calidad.

Anchoas frescas

Anchoas frescas

De segundo, la Carne o Chuletón de Buey, estuvo perfecta de punto, cantidad y sabor como suele ser habitual. Se pide y se cobra por cantidad/peso por lo que el precio depende de lo que cada una quiera. La de la foto fue más que suficiente para tres personas y costó 21 euros por cabeza.

Chuletón de buey

Chuletón de buey

En lo referente a Postres, todos son caseros y cuentan también con una buena oferta de tartas y helados. Destacan el Arroz con leche, las Natillas, el Flan y el Arroz con leche. Todos cuestan sobre los 7 euros.

La sobremesa es tranquila, cómoda y se puede alargar sin problemas. De hecho, el cliente asiduo del restaurante le gusta mucho disfrutar de una sobremesa en toda su plenitud, con copa y puro incluidos. La oferta de ginebras no es muy amplia ya que sólo cuenta con London Gin como ginebra premium y tampoco son expertos en su preparación. En otro tipo de licores como el ron o el whisky, la oferta es bastante más amplia.

El servicio es correcto. La mayoría es gente joven, bien formada y amables. Además, siempre están liderados por los grandes profesionales que velan constantemente por su negocio. Son realmente rápidos sirviendo los platos. El local cuenta con zona de fumadores.

Mesa de grupo

Mesa de grupo

La carta de vinos es francamente completa. Cuenta con una magnífica bodega en la que los Ribera y Rioja cobran mucho protagonismo pero hay vinos de casi todos los rincones de España y eso que no se trata de una Bodega demasiado amplia. Aún así, el equilibrio de tipos de uva y de denominaciones de origen merece todos los elogios. Incluso cuenta con buena oferta de espumosos y de varios caldos extranjeros. El Fincas de Ganuza de la magnífica bodega Remírez de Ganuza (ver post aquí) es una gran opción por algo menos de 30 euros pero hay mucho donde elegir a precios bien ajustados.

En cuanto al precio, nuestra cena con vino y copa (bueno, un gran detalle fue que nos invitaran a la copa), costó 60 euros por persona. Correcta relación calidad/precio ya que tienen buena cocina y tanto la materia prima como el servicio son fantásticos. Un sitio muy recomendable cuando apetezca este tipo de cocina. Por cierto, cuenta con varios salones privados.

Valoración Global – 8,5/10

Comentarios

7 Respuestas to “Asador Frontón – Madrid”
  1. Ignacio Sánchez Cupido dice:

    De un tiempo a esta parte, este restaurante que era un templo del comer en Madrid, se ha convertido en un comedero malo y caro. Querer engañar al cliente con materia prima lowcost cobrándola a precio de restaurate de moda no es el camino a seguir.
    Vivir de tiempos pasados, no evolucionar la cocina, la decadente decoración, no hay más que ver las sillas y las cortinas, no conduce más que al fracaso.
    Ha llegado a mis oídos que hace unos años cambiaron los propietarios y parece que este nuevo equipo no entiende mucho de hostelería, una pena.
    En definitiva, un restaurante decadente y muy poco recomendable.

  2. javi dice:

    Para comer carne, me parece una buena opción. Sobre todo porque la sirven en platos ardiendo donde se termina de hacer, pero no emplean la piedra que tan mal olor deja en la sala.

    Pero además de la carne y los pimientos rojos, la carta de entrantes es bastante escueta. Se salva la ensalada de perdiz, pero poco más. Desde luego, el modelo de negocio tiene que ser extremadamente rentable, porque hay pocos platos que no requieren además excesiva preparacion. Me recuerda a Julian de Tolosa en La Latina.

    Es un restaurante al que no hemos vuelto más, las cenas eran demasiado protocolarias desde un punto de vista de los tiempos, poca sorpresa: todo muy rápido y siempre lo mismo. En definitiva, demasiado precio quizá por pagar la moda de la que se comenta más arriba.

    Respecto a lo de la materia prima, no puedo corroborarlo, nunca he tenido esa sensacion pero cierto es que hace tiempo que no voy.

  3. Excelente dice:

    Cuando opino de este tradicional restaurante lo hago de sus 3 locales; Pedro Muguruza, Tirso de Molina y el nuevo en Velázquez, pues he estado en los 3 y en todos ellos la sensación ha sido la misma:
    La materia prima es magnífica, la atención muy buena y el ambiente y precio similar al de todos los restaurantes de este tipo.
    He de destacar que el restaurante situado en Velázquez es quizá el que más alternativas ofrece pues se pueden comer tanto unos pintxos magníficos así como comer a la carta de forma formidable al igual que en los otros 2 restaurantes.

    Un saludo.

  4. SANTIAGO dice:

    Excelente lugar para comer, servicio excepcional, camareras guapas y profesionales, siempre sonrientes. Yo destacaría todo, las carnes, los pescados, vinos, postres, y sobre todo el trato. Quiero hacer una alusión especial a su METRE, el CRISTIANO RONALDO de los metres ANTONIO ALONSO, gran persona y gran profesional.
    LO RECOMIENDO, VALE LA PENA

    UN SALUDO
    S.L.A.

  5. abilio dice:

    Lo que ha sido este restaurante y en lo que se ha convertido.
    La calidad de las carnes mediocre.
    El arroz con leche era leche con arroz.
    Eso si,lo unico que mantiene son los precios desmesurados.
    Solo reconmedable a enemigos.

  6. JMD dice:

    Comparto las opiniones negativas que he leido. Conocia desde hace años El fronton de Tirso de Molina y quise conocer el de la Calle Velazquez. Una decepcion. El local un sotano cutre a mas no poder. Nos cobraron 14€ por el aperitivo de chistorra recalentada. La carta de vinos intratable. El mas barato casi 20€. Los platos de pescado 28€ y el chuleton que te lo traen ya hecho, y no a la piedra en la mesa, 58€/kg. Y toda lamateria prima, como indica otro opinante, low-cost

  7. Degustación10 dice:

    He estado recientemente en el nuevo Frontón en C/ Velázquez, 54 y me ha encantado! Ádemás de la tradicional oferta de los “frontones”, cuenta con varias tostas o raciones con una gran relación calidad – precio. Un lugar bien decorado y bien atendido.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!