Es Castell, Es Vi: Restaurantes y más, en el Castillo Hotel Son Vida – Palma de Mallorca

Castillo Hotel Son Vida - Palma de Mallorca

Completamos con este artículo la visita al Castillo Hotel Son Vida de Palma de Mallorca que iniciamos hace unos días. En esta ocasión nos ocupamos de la oferta gastronómica, bares y diversos salones que nos ofrece el Castillo Hotel.

Castillo Hotel Son Vida: Restaurantes, Bares, y Salones

Junto con la oferta de Golf, la oferta gastronómica del Castillo Hotel, son, sin  duda los principales reclamos de este Resort.

Aunque no tuvimos la ocasión de visitarlos todos, si creemos que merece la pena que hagamos una pequeña reseña de lo que podemos encontrar en cada uno de ellos.

Y por supuesto, nos centraremos sólo en la oferta del propio Castillo Hotel Son Vida, ya que, además de estos, se ofrecen el resto de restaurantes del Resort Arabella. En la propia página del Castillo Hotel Son Vida está disponible esta información.

Es Castell Restaurant

Vista del Comerdor

Vista del Comedor

Este fue el restaurante principal que frecuentamos en nuestra visita al Castillo Hotel: En el disfrutamos de un espectacular bufet desayuno. Y también fue nuestro restaurante para las comidas y las cenas que hicimos en el hotel..

El restaurante Es Castell fue renovado totalmente en el año 2003, y esta decorado como un bistró español-francés, en una combinación de piedras y maderas, con un colorido en naranja oscuro con rojo caoba y verde aceituna. El toque final lo ponen las telas lujosas y el mobiliario en madera de tonos oscuros. Un ambiente que encaja perfectamente con el estilo de Castillo Hotel, y en el que, por encima de todo, destacan las vistas sobre la Bahía Palma que se disfrutan desde el frente acristalad zo del Es Castell, o desde su terraza.

Mesa del comedor

Mesa del comedor

El Restaurante Es Castell ofrece una cocina mediterránea, francesa para rescatar a los clásicos, y con toques internacionales, a cargo del chef Juan López, que además, en verano, aprovecha el buen tiempo para ofrecer parrilladas temáticas en la amplia terraza. Entre los platos destacaríamos Chateaubriand, la Lubina a la Sal, Solomillo de ternera y por supuesto, Lechona rellena de foiee-gras y trufa a la Royale.

El precio ronda los 70 € el cubierto, sin vino.

Es Vi

El Restaurante Es Vi, como su nombre nos indica, está muy relacionado con el vino. De hecho, uno se siente como se imagina sería estar en la bodega de un gran castillo bien surtido, rodeado de muebles de madera oscura, y estantes (acristalados) repletos de botellas de vino. Según nos dicen, y según se puede ver, hay más de 800 referencias de las mejores cosechas de los mejores viñedos del mundo. Y están expuestas 400 de ellas en las cristaleras, para deleite, o para tortura según se mire, de los comensales. Entre ellas se encuentran las cosechas Rothschild desde 1950 hasta el 2000 y más de 35 variedades de Vega Sicilia Único. La responsable de esta colección es la maitre-sumillier Virgina González.

Interior del Restaurante Es Vi - (c) starwoodhotels.com

Interior del Restaurante Es Vi - (c) starwoodhotels.com

Es Vi abrió sus puertas en el 2006 con 22 plazas, y situando al mando de la cocina a Catalina Pieras (Caty Pieras), titulada en la Escuela de Hostelería de las Islas Baleares, y curtida en los fogones de la mano de Carme Ruscalleda (San Pau) ó, Nando Jubany (de Can Jubany)  o Ramón Freixa (Ramón Freixa Madrid, Freixa Tradició, Avalon Barcelona, Hilton Melburne).

De su formación, y de su creatividad, ha dotado a Es Vi de personalidad propia: predomina la cocina mallorquina, con sus platos clásicos, pero a los que aporta su propia manera de entenderlos y su creatividad, que explota cambiando cada temporada la carta, y en la que se ha podido encontrar un Bogavante Nacional en Caldereta Mallorquina, y en otra variedad Bogavante Ligeramente Escabechado con Trampó y Sopa fría de Cerezas con Sorbete de Hinojo, o la Terrina de Lechona con Manzana Asada a la Vainilla, o la no menos sugerente Crema Fría de Ensaimada Quemada con Licor de Palo. Y para muestra de su potencial, ahí va un plato lleno de creatividad, un tartar de gambas con pañuelo de aceite, esferificaciones de aceitunas negras, fresas confitadas y flor de hielo.

Esta primavera-verano, su carta cuenta con un menú degustación que incluye la Tapa de Gelatina de Ostra con Pomada y Caviar, o el Carpacio de Gamba con pa am oli, o la Ternera Rosada Dos Cocciones, y como postre, por ejemplo, la Esencia del Bosque Balear, entre otros.

Este menú, compuesto por cuatro platos (75 euros), y con la opción de maridar con sus respectivos vinos (a 115 euros), fue valorado muy positivamente por sus refinadas creaciones a base de ceps, níscalos, rebozuelos y trompetas amarillas.

Interior del Restaurante Es Vi - (c) starwoodhotels.com

Interior del Restaurante Es Vi - (c) starwoodhotels.com

Además, hay otras posibilidades gastronómicas en Es Vi: dietas especiales, como vegetariana o sin lácteos y sin gluten, y unas estupendas jornadas temáticas gastronómicas, etc.

El precio ronda los 75 €, sin vino, y el menú degustación 80 €, también vino a parte.

El servicio es impecable: atentos y discretos, casi adivinan lo que necesitas en cada momento y parecen surgir de la nada.

Restaurante El Pato

Por último una breve reseña de el Restaurante El Pato del que os hablamos con ocasión del artículo dedicado a la oferta de Golf y Spa del Castillo Hotel Son Vida ubicado en el campo de golf Son Vida Golf.

Bar Armas

Bar Armas

Bar Armas

El Bar Armas, de ambiente cosy, atesora una vitrina con armas peculiares: una colección de armas famosas que fueron descubiertas en el castillo en los año cincuenta, cuando dejó de ser una residencia privada para convertirse en un hotel. Está decorado con paredes con revestimiento de madera y pinturas originales, y una alfombra color rojo carmesí, un piano, butacas de cuero, cómodos sofás, iluminado por elegantes candelabros.

Bar Armas

Bar Armas

Como contrapartida, para las refrecantes noches de verano la maravillosa terraza se convierte en a opción ideal para disfrutar de sus delicias mientras se contempla la vista panorámica a la ciudad de Palma, con la Bahía al fondo, escanciando champán, acompañando el sushi, las ostras, el salmón báltico y las raciones con jamón de Jabugo, o se puede optar por un wisky, vino o coctel, con o sin alcohol.

George Sand, un Lounge de Cigarros

Cigar Lounge George Sand

Cigar Lounge George Sand

Los amantes del Whisky y los Puros encontrarán en este salón uno de sus sitios preferidos. El salón debe el nombre al pseudónimo de la escritora francesa Amandine Aurore Lucile Dupin, baronesa Dudevant, que paso una temporada en la isla (el invierno de 1838-39) con sus hijos y el compositor Frederic Chopin, y que es recordada por la marca de cigarros puros que fumana, según dicen además, sin parar.

En el George Sand Lounge se pueden encontrar más de 170 marcas de cigarros y 70 marcas de whiskys que incluyen habanos Gran Corona 47/235 de Montecristo “A”, cigarros Blend Churchill 172/19 de Davidoff Millenium, cigarros especiales 19/194 Baron Ullmann Don Paco y Ron Clement Millesime de 1970. Eso en cuanto a cigarros, en el caso de los whiskys tenemos: Whisky Macallan (30 años), Brandy Luis Felipe y Coñac Hennessy Ellipse.

Cartel Bar Armas - George Sand Cigar Lounge

Cartel Bar Armas - George Sand Cigar Lounge

Un ambiente rodeado de maderas oscuras, chimenea de leña, tapicería en tonos caramelo, chocolate y crema, y paredes adornadas con cristaleras en las que el Castillo Hotel alberga una increíble colección de soldados de plomo, regalados a uno de sus propietarios, Stefan Schörghuber, quien prometió que permanecerían en la isla como exposición permanente.

Salón Real

Saló Real

Saló Real

Por su aspecto todos diríamos que se trata del típico salón de té, que también lo es; pero a lo que realmente hay que ir al Salón Real es a tomar chocolate. El chocolate caliente es una de las tradiciones de la isla de Mallorca, y en este Saló Real del Castillo Hotel Son Vida hay nada más y nada menos que 32 variedades distintas, que van desde un chocolate aterciopelado o vainilla hasta la menta refrescante o el, cuando menos sorprendente, chocolate con chile.

Por supuesto, también se puede tomar un té, uno de entre las muchas variedades disponibles, con sus pastas, o sándwiches a la plancha. Todo ello, rodeados de elegancia, en sillones, o sofás, y con las vistas a la terraza principal o frente a la chimenea.

Salón Real

Salón Real

Sa Font

El bar de la piscina exterior, que como comentamos al hablar de la misma, ofrece bebidas y aperitivos (ensaladas, platos del día especiales, platos de pescado fresco, solomillos, etc.) en las propias camas solares a borde de piscina, bajo la sombra de pinos y palmeras, o bien en cualquiera de las de las 31 plazas. También se puede disfrutar de  cócteles recién preparados, batidos de frutas, zumos, té helado, granizado de café, y un sin fin de exquisiteces.

Sa Font, al fondo, desde el jardín

Sa Font, al fondo, desde el jardín

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!