Restaurante Ombu – Hotel Don Carlos – Marbella

Vista exterior del restaurante

Vista exterior del restaurante

Una de las novedades que presentó el Hotel Don Carlos la pasada temporada fue la apertura de este restaurante gastronómico situado en una terraza exterior sobre sus propios jardines tropicales. Se encuentra en la parte alta del hotel, pocos metros detrás de la piscina principal que no se debe confundir con la más famosa del hotel que no es otra que la del Beach Club del Don Carlos (ver post aquí).

El hotel está ubicado unos 10 kms antes de llegar a Marbella, según se viene de Málaga, en la zona conocida como Elviria. Es muy fácil de identificar por la alta torre principal que lo identifica. El aparcamiento también es muy sencillo en el mismo hotel. Para llegar al restaurante, tan sólo hay que pasar la recepción principal dejándola a mano derecha, seguir recto en dirección a la piscina y bajar unas escaleras que conducen directamente al lugar.

Vista exterior del restaurante

Vista exterior del restaurante

La primera impresión al llegar a la terraza es magnífica. Se trata de un lugar muy bonito, rodeado de mucha vegetación, con una iluminación fantástica. La decoración también nos gustó mucho, con suelo de madera de teka, mesas de jardín acristaladas y sillas cómodas y muy originales. Además las mesas están bien separadas entre sí. Desde luego, en las noches de verano se crea un clima romántico y agradable.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

En nuestra visita de este verano tan sólo vimos una terraza pero alguna foto que se puede ver en la web oficial del restaurante invita a pensar que también hay un comedor cerrado pero nosotros no lo conocimos.

La carta de platos como tal no existe ya que tan sólo ofrecen un menú degustación compuesto por cinco platos más postre aunque a nosotros nos ofrecieron fuera de carta el famoso Chivo malagueño para sustituir (si queríamos) el plato de carne de dicho menú. El precio del menú son 55 euros más IVA y si se quiere maridar con los vinos seleccionados por ellos es de 85 euros más IVA.

Decoración del lugar

Decoración del lugar

La web del restaurante apenas ofrece información interesante. Nosotros tenemos varias fotos del lugar, de los platos y de la carta con sus precios aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor -aqui-, monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Ombu está - aquí -.

Como aperitivo nos ofrecieron dos platos: el primero de ellos estuvo compuesto por tres pequeños snacks un poco historiados pero con un buen resultado final: Zumo de naranja y zanahoria; pan crujiente de atún y fresa; y una original versión del rissoto con queso parmesano.

Zumo de naranja y zanahoria; pan crujiente de atún y fresa; y su versión del rissoto con queso parmesano

Zumo de naranja y zanahoria; pan crujiente de atún y fresa; y su versión del rissoto con queso parmesano

Seguimos con la riquísima Ensalada de Berberechos también a modo de snack:

Ensalada de Berberechos

Ensalada de Berberechos

Siguiendo con los platos del menú, el siguiente plato fueron las Sardinas con pipirrana servidas con gelatina de pimiento verde, tierra de aceituna negra y aire de lima con puré de apio y tomillo de eucalipto. Uno de esos platos cuyo nombre exige un bloc de notas completo para acordarse. Lo cierto es que no estaba mal pero resulta demasiado elaborado con una mezcla de sabores algo compleja y por momentos, innecesaria.

Sardinas con pipirrana

Sardinas con pipirrana

A continuación, un espectacular Carabinero con refrescante de lima y sésamo, con un marisco de gran calidad y mucho menos historiado. De lo más rico de toda la cena.

Carabinero con refrescante de lima y sésamo

Carabinero con refrescante de lima y sésamo

De pescado, nos ofrecieron el Salmonete con menestra de verduras, de buena calidad y perfecto de punto.

Salmonete con menestra de verduras

Salmonete con menestra de verduras

Y terminamos con un decepcionante Chivo malagueño. La carne proviene del chivo lechal malagueño que es una especie de cabra que se cría en dicha provincia y que tiene un sabor exquisito, en cierta medida, del corte del cordero lechal pero más suave, con algo menos de grasa. Sin embargo, el que nos dieron no consiguió alcanzar ese sabor tan peculiar e incluso le faltó ser algo más crujiente.

Chivo malagueño

Chivo malagueño

El postre del menú fue un Helado de cerezas con sirope de anís que tampoco nos conquistó en exceso.

Helado de cerezas con sirope de anís

Helado de cerezas con sirope de anís

Como suele ser habitual en los menús degustación, las raciones son bastante pequeñas pero en el caso que nos ocupa, incluso destacaron por ser menores de lo habitual, especialmente los platos más fuertes del menú.

La sobremesa también resulta agradable. El día que fuimos nosotros fue algo frío y preferimos continuarla en el piano-bar. Es cierto que ha sido un verano caluroso, pero en Marbella, siempre hay días sueltos donde es posible pasar algo de frío en las diferentes terrazas, sobre todo, cuando la cena se alarga y se está demasiado tiempo sentado. La privilegiada situación de Ombu dentro de los jardines del Hotel, en una zona bastante abierta y poco protegida por edificios, hace que sea más recomendable para días muy calurosos que para días con climas más templados.

El servicio es muy bueno pero no es rápido y al haber tantos platos, la cena se alarga bastante. En cualquier caso, son buenos profesionales y atienden perfectamente ante cualquier necesidad. De hecho, si hay algún plato del menú que no convence mucho, ofrecen diferentes posibilidades para cambiarlo.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

La carta de vinos es muy amplia y equilibrada, con muchas referencias nacionales e internacionales tanto de tintos y blancos como de generosos, dulces y espumosos. El problema es el precio ya que los caldos cuentan con mala relación calidad/precio. Por poner algún ejemplo, un Santa Rosa (ver post aquí) cuesta 46 euros, el Mauro se dispara hasta los 54 euros al igual que el Roda y el Abadía Retuerta Selección especial (ver post aquí) cuesta la locura de 91 euros. Quizás, una buena opción podría ser el Enrique Mendoza Peñón de Ifach por 28 euros, un vino interesante al que se le ha dado poco bombo por el gran éxito del Santa Rosa que comentábamos anteriormente.

En cuanto al precio, nuestra cena con vino y sin copa, costó 85 euros por persona. Por cierto, la botella de Agua Solán de Cabrás la cobran al módico precio de 10 euros la botella, algo totalmente desorbitado. Es una pena este precio medio ya que no parece que este restaurante Ombu ofrezca tantas cosas interesantes como para pagar este precio por lo que no seremos nosotros los que recomendemos mucho cenar aquí, independientemente de que tiene aspectos muy positivos tal y como hemos ido comentando.

Valoración Global – 6/10

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante Ombu – Hotel Don Carlos – Marbella”
  1. jordi dice:

    Hola,
    tan solo comentar que no sé que web mirásteis, si la del hotel:
    http://www.hoteldoncarlos.com/es/restaurantes/ombu
    o la del restaurante:
    http://www.restauranteombu.com/
    porque en esta última si q hay más fotos y hasta un visita 360º, con más información detallada.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!