Restaurante Nuances – Casino de Montreal (Canada)

Octubre 19, 2010 by monthy  
Categoría Canadá

Vista exterior del Casino de Montreal

Vista exterior del Casino de Montreal

El Casino de Montreal es un lugar que puede merecer la pena conocer en la ciudad. Quizás no sea de visita obligada ni mucho menos pero ofrece una alternativa entretenida en la ciudad. Obviamente, los amantes del juego tienen una buena oportunidad de cargarse de adrenalina ya que ofrece multitud de juegos en las cinco plantas con que cuenta. Es un lugar grande, o mejor dicho, muy grande, más similar a los grandes casinos de Las Vegas que a los casinos europeos. Cuenta con la posibilidad de practicar muchos juegos entre los que destacan los siguientes: Black Jack; Keno; Baccara; Ruleta; Poker en muchas de sus versiones y multitud de máquinas de juegos de azar. Además hay mesas con apuestas para casi todos los bolsillos.

Exteriormente se trata de un edificio moderno, extraño, original pero no apto para todos los públicos. Acceder a él es muy complicado de no ser que se quiera ir al Casino a comer, cenar o jugar un rato. De hecho, hay pocos sitios en la ciudad desde donde se puedan tomar unas buenas panorámicas del edificio.

Pero lo que más nos atañe a nosotros es comentar nuestra experiencia en el Restaurante Nuances, que no es otro que el restaurante gourmet del Casino. La verdad es que la experiencia nos gustó bastante y el lugar aúna elegancia, buen servicio y cocina correcta.

Mesas de Black Jack

Mesas de Black Jack

Localización

Se encuentra situado en la Isla de Notre Dame, pegado al famoso circuito de Formula 1 llamado Gilles Villenueve. Hay que cruzar el puente que une el centro de la ciudad con la isla y al momento se llega a la entrada al casino. Lo mejor es ir en taxi o en coche particular. La dirección del sitio es:

Dirección: 1, Avenue du Casino – H3C 4W7 – Montreal – Canada

Teléfono: 514 392 27 46 / 1 800 665 22 74

Web: http://www.casinosduquebec.com/montreal/

La web del casino es bastante completa y ofrece buenas fotografías del lugar así como del restaurante que nos ocupa. Cuenta con la carta de platos con precios incluidos, algo que es digno de agradecer. Nosotros tenemos varias fotos del restaurante y de los platos que nos hemos tomado en nuestra visita. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Suances – Casino de Montreal)

Ambiente

Es el típico de un casino de Norteamérica aunque la gente quizás vaya un poco más arreglada. El restaurante, por su parte, cuida algo más la indumentaria de sus clientes aunque siempre de puede encontrar a algún despistado que venga directamente de la mesa de Black-jack. Las mesas están bien separadas entre sí, son cómodas y amplias. Uno de los mejores puntos es la vista de la bahía que ofrecen algunas mesas. Si vais a ir, acordaros de reservar una buena mesa con vistas de la ciudad.

Salón principal

Salón principal

Destacamos especialmente las sillas ya que son de piel y muy cómodas y amplias. El suelo es de moqueta clara y de fondo suena una música agradable, lenta y suave. En general, los tonos de la decoración del restaurante son claros, con grandes cortinas blancas y la sensación general es muy cálida, con un cierto toque elegante.

Carta

El restaurante ofrece una cocina francesa con una mayor oferta de carnes que pescados. Cuenta con un par de menús degustación, uno en el que los platos se conocen a priori y otro en el que el chef sorprende a los comensales. Nosotros apostamos por el segundo aunque es cierto que intentamos re-dirigir al maitre a probar alguno de los platos que más nos apetecían de la carta y no hubo ningún problema.

No merece mucho la pena detenernos en la carta ya que está actualizada en la página web y la que nos ofrecieron a nosotros tiene algún cambio que otro aunque sigue la misma tónica que hubo en nuestra visita.

Nuestra experiencia

En líneas generales fue bastante buena desde el aperitivo hasta el espectacular Soufflé de chocolate que tomamos de postre.

Soufflé de chocolate con helado de avellana

Soufflé de chocolate con helado de avellana

Con el primer plato hubo un ligero malentendido ya que el foie que ofrecen en la carta cuenta con la palabra gras (de foie gras) y nos trajeron directamente el foie. Cuando lo comentamos, no tuvieron ningún problema en cambiárnoslo aunque mantuvieron que en la carta estaba perfectamente escrito. Lo que nos trajeron fue una alternativa de última hora por dicho cambio y no merece nada la pena.

Foie

Foie

Foie Gras

Foie Gras

Seguimos con un variado de salmón que estaba espectacular. Tenía tres partes: Tartar con melón, mousse de mascarpone con salmón y salmón ahumado con una pequeña tostadita de acompañamiento. Una delicia!

Salmón preparado de tres formas diferentes

Salmón preparado de tres formas diferentes

De segundo probamos el Cordero de Quebec con verduras que nos gustó bastante, especialmente por la originalidad de su preparación. Sin embargo, el Angus Beef Tenderloin llegó demasiado hecho aunque la calidad de la materia prima era aceptable.

Cordero de Quebec con verduras

Cordero de Quebec con verduras

Angus Beef Tenderloin

Angus Beef Tenderloin

Bodega

La Bodega es una locura tanto en cantidad de referencias (muchas internacionales) como en variedad y en precios. Sin duda, uno de los lugares con la carta de vinos más cara de los que hemos conocido en nuestro viaje por Canada. Finalmente pedimos un vino local, de uva syrah que estaba correcto, sin más. Las copas son correctas así como el servicio del vino.

Curioso el detalle de la rivalidad local entre los diferentes vinos de las regiones de Canada. A pesar de la magnífica bodega que tienen, no hay ninguna botella de la región de Ontario.

Sobremesa

Francamente bien, con una buena oferta de licores y destilados y sin ningún tipo de prisa porque nos levantáramos. De hecho, uno de los mejores puntos del restaurante es la amplitud de horarios.

Barra del restaurante

Barra del restaurante

Servicio

Magnífico desde el primer momento y hasta el último. Todos los camareros eran extremadamente amables y muy profesionales y no faltó nada en ningún momento.

Precio

Nuestra cena nos costó unos 130 CAD$  por persona, es decir, unos 90 euros aproximadamente. Se trata de un restaurante caro, especialmente inflado por el tema del vino como suele pasar en los restaurantes buenos de Canada.

Conclusión

Nuances es una buena dirección para cenar en Montreal, quizás no sea imprescindible pero a nosotros nos gustó bastante la experiencia y sí que nos atrevemos a recomendarla. Es cierto que en la ciudad hay muchos restaurantes coquetos y muy interesantes pero este se encuentra dentro del marco de los lugares tipo gourmet y en este sentido merece la pena conocerlo.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Nuances del Casino de Montreal está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!