Restaurante Sal Gorda – Madrid

Exterior del local

Exterior del local

Volver a Sal Gorda era mucho más que el reencuentro con una forma tradicional de entender la buena cocina. Volver a Sal a Gorda era el reencuentro con momentos vividos entre libros, libreros, editores, y… Volver a Sal Gorda era el reencuentro con todo un mundo nuevo que JMB puso ante mi, por el que me guió y acompañó durante unos años que me marcaron sustancialmente. Años en los que aprendí a ser mejor persona. Gracias compañero.

Localización

Sal Gorda se encuentra cerca de uno de los edificios propiedad del Ministerio de Cultura. Un edificio destinado a la Dirección General del Libro, y en el que tienen despachos la Federación Española de Editores, la Federación de los Distribuidores, y como no, la Confederación de los Libreros. Por eso, Sal Gorda, era casi obligatorio cada vez que había una comida “sesusa” entre “popes del libro”.

[map:http://maps.google.es/maps/ms?msid=207748665582260636385.000470ee73e2b40ef5210&msa=0&ll=40.451748,-3.715396&spn=0.021619,0.03931]

Para ser exactos, el Restaurante Sal Gorda está ubicado en la calle Beatriz de Bobadilla, una calle cercana al Campus de la Complutense, en el madrileño barrio de Tetuán, desde 1993. Una calle que empieza casi al final de Reina Victoria.

Su dirección es:

Restaurante Sal Gorda
Beatriz de Bobadilla, 9
Madrid
Web: http://www.restaurantesalgorda.es/
Teléfono: 91 553 95 06

Cuenta con servicio de Aparca, aunque con suerte se puede encontrar sitio para aparcar a la hora de la cena. A la comida es otra historia. El acceso es por la plaza que hay a la vuelta de la esquina, subiendo un par de escalones.

Ambiente en Sal Gorda

Comedor

Comedor

Cruzar la puerta al interior fue un impacto directo del pasado en el presente. Un alubión de recuerdos conscientes e inconscientes que se me manifestaban a flor de piel.

Nada había cambiado, o eso me pareció: traspasar la puerta y encontar el comedor, que acoge 10 mesas sin agobios, fiel a la decoración elegante sin estridencias, con detalles de comedor “de toda la vida” como las alacenas de las bebidas y de la vajilla y cristalería. Suelo de madera, paredes bicolor, sillas de madera a la vista con asiento tapizado en blanco, cuadros, y, como no, luz de focos alójenos. El resultado es un ambiente acogedor, agradable, confortable, en el que el comensal se siente protagonista.

Comedor

Comedor

La cocina y la carta del Restaurante Sal Gorda

En pocas palabras: cocina española de mercado con un producto de excelente calidad.

La carta está dividida en los tres habituales apartados: Entrantes, Platos principales (carnes y pescados) y Postres. Una carta sin complicaciones, equilibrada, no en la que el primer grupo, Entrantes, es el más variado.

Comedor

Comedor

Desde luego, para nosotros son indispensables, la tortilla española, el lomo de buey a la sal gorda y la tarta fina de manzana.

Nuestra experiencia en el restaurante Sal Gorda

Me tocó esperar a mi acompañante así que me decidí por una aperitivo (nuestra clásica cerveza con limón) al que la casa tuvo a bien de acompañar con un machacado de aceituna extremeña con anchoa del cantábrico en salazón, en la que apenas un sabor preponderaba sobre el otro.

Ya los dos a la mesa nos entregarón la carta y nos comentaron los platos de temporada fuera de la misma.

Nos decidimos para empezar con:

  • una Tortilla de Patata a la Española, para compartir,
  • un Gazpacho Sal Gorda
  • y una Ensalada de Anchoa del Cantábrico en Salazón con Aguacate

y para seguir

  • unas Albóndigas de la casa con arroz y
  • una Hamburguesa sal gorda con patatas souffle

La tortilla deliciosa. En su punto, tostada por fuera, cremosa por dentro. El Gazpacho espectacular. Las albóndigas insuperables y la hamburguesa fuera de serie.

Para el postre decidí abordar por mi cuenta y riesgo la Tarta fina de Manzana. No pude tomar mejor decisión: la tarta, tal y como recordaba, estaba de “escándalo”.

La Bodega del Restaurante Sal Gorda

Muy mejorable. Lo poco que ofrece es de calidad, pero muy muy tradicional, y además muy poco variado, tanto en las regiones como en dentro de cada una de ellas. Una pena.

El servicio en el Resturante Sal Gorda

¡Perfecto!: Atento, amable, educado, agradable; es el resultado de la “estrategia” de apostar por un personal experimentado. Saben cuando aparecer y cuando desaparecer.

Los precios en el Resturante Sal Gorda

Otra de las razones por las que acudir al restaurante Sal Gorda: los precios son comedidos: unos 45 euros por persona.

Conclusión de nuestra visita al restaurante Sal Gorda

Para mi, uno de los mejores sitios para degustar comida tradicional de Madrid. Con la gran pega de la Bodega, eso si. Pero por cocina y servicio, de los mejores.

Apropieda para ir en familia o para comidas discretas de negocios en las que no sean necesarios los snobismos.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Sal Gorda está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!