Hotel L’Assiette Champenoise – Reims – Francia

Vista exterior

Vista exterior

En los últimos días hemos subido varios restaurantes de los que hemos disfrutado en nuestro reciente viaje a Reims, cuna de la región del Champagne. Tan sólo estamos en la mitad de nuestro trabajo ya que todavía tenemos que hablar de muchas cosas, especialmente de algunas de las bodegas que hemos podido ver en estos días. Mientras tanto, hoy nos toca comentar el lugar que hemos elegido para dormir, el Hotel L’Assiette Champenoise situado en un pequeño barrio de la ciudad llamado Tinqueux, a unos 5 minutos en coche del centro.

En primer lugar, debemos reconocer que no fue nuestra primera elección como hotel en la zona ya que el primero de dicha lista fue el Hotel Les Creyeres, de Relais&Chateaux pero estaba completo. Una vez que hemos visitado la zona, seguimos recomendando especialmente dicho hotel (eso sí, hay que hacer la reserva con tiempo suficiente) ya que pudimos visitarlo y cenar en su restaurante Le Jardin Brasserie del que hemos subido artículo completo aquí.

Jardín situado en la Entrada del Hotel

Jardín situado en la Entrada del Hotel

Centrándonos en el hotel, comencemos por hablar de su situación ya que se encuentra un poco alejado del centro de la ciudad. En coche, la distancia es mínima pero la zona es bastante residencial y el paseo caminando hasta la ciudad de Reims no merece mucho la pena. Para llegar a Reims desde Paris hay dos opciones: la más rápida y cómoda es el tren TGV desde la estación de Paris ya que deja en el mismo centro de la ciudad y tarda tan sólo 40 minutos. Desde allí, un taxi al hotel no llega a los 7 euros; la otra opción es alquilar un coche en alguno de los aeropuertos de París y desde allí tomar la Autopista del Este (peaje) hasta la misma ciudad, con una duración del viaje de unos 90 minutos, aproximadamente.

Terraza del Hotel

Terraza del Hotel

La primera percepción del hotel es algo llamativa ya que el edificio es un pequeño castillo que resulta bastante atractivo. En la parte delantera hay un pequeño jardín, muy cuidado que separa dos zonas exteriores donde se puede aparcar el coche de forma gratuita pero no cuenta con aparcamiento cubierto.

Salón interior

Salón interior

La recepción es pequeña, atendida por una persona que tiene como apoyo al conserje lo que ofrece un cierto toque familiar. Si atravesamos la zona del vestíbulo, a mano izquierda se encuentra su famoso restaurante que cuenta con dos estrellas Michelin mientras que a mano derecha se accede a la zona de las habitaciones y al resto de servicios del hotel

Bar del Hotel

Bar del Hotel

El hotel cuenta con 55 habitaciones, recientemente renovadas y distribuidas en tres plantas. Se clasifican en cuatro tipos según su tamaño y distribución. Las más sencillas se llaman Traditional Room; luego están las Large Room con terraza y otras Large Room que incorporan vestidor y un baño más amplio; y finalmente, una Suite, con habitación independiente. Nosotros estuvimos alojados en una Traditional Room de la que os mostramos un vídeo a continuación:

La habitación estaba situada en el tercer piso y se llega a ella después de atravesar un pasillo desde el ascensor. A pesar de la reforma, el estilo de la habitación es bastante clásico aunque contrasta ligeramente la moderna televisión de TFT que ofrece multitud de canales. La que nosotros tuvimos es bastante amplia, con suelo de moqueta, una cómoda cama así como dos sillones y una mesa auxiliar. El baño, correcto pero sin demasiados detalles dignos de mención salvo que el water está separado. Cuenta con minibar y un armario bastante amplio

Parte principal de la habitación

Parte principal de la habitación

El restaurante del hotel parece el buque insignia del establecimiento ya que, no en vano, cuenta con dos estrellas Michelin. Está liderado por el chef Arnaud Lallement y tiene una pinta bastante buena. Sin embargo, nosotros poco podemos hablar de él ya que elegimos otros lugares para cenar. Lo cierto es que la zona da mucho juego en este aspecto y no sabes por cuál decidirte. Respecto al desayuno, cabe decir que está incluido en el precio de la habitación y está francamente bien. Quizás no destaque por la excesiva oferta pero sí por la calidad de sus productos, especialmente las mermeladas así como la oferta de quesos. Además, los platos de huevos se piden aparte y los preparan en el momento aunque no son excesivamente rápidos.

Vista del Jardín desde la habitación

Vista del Jardín desde la habitación

El hotel también cuenta con una piscina interior climatizada de unos 20 metros pero no cuenta con SPA ni servicios de estética y masajes.

Piscina cubierta climatizada

Piscina cubierta climatizada

Entre otras instalaciones, destaca la bonita terraza sobre el jardín trasero, especialmente si se tiene la suerte de tener días tan soleados como los que pudimos disfrutar nosotros. También cuenta con un bar abierto todo el día (hasta las 2:00) donde la única pega podría ser la excesiva oferta de licores premium y la corta de alguno más sencillo. Por poner un ejemplo, los whiskies eran del tipo de Blue Label o Talisker 15 años, cuya copa rondaba los 30 euros, algo similar a lo que sucedía con la oferta de champagne. Eso sí, la oferta de puros es francamente completa. También, cabe mencionar el agradable momento del aperitivo (sobre las 20:00) en el que nos invitaron a una degustación de sushi.

Barra del Bar del Hotel

Barra del Bar del Hotel

El personal del hotel no lo recordaremos con demasiado cariño. No tuvimos ningún problema pero distan mucho de la amabilidad de otros lugares por lo que podríamos incluirlo como uno de los poco elementos negativos del hotel. Quizás el otro podría ser el ascensor ya que sólo cuenta con uno para todo el hotel y está bastante viejo hasta tal punto de que hace un ruido bastante sorprendente.

Jardín anocheciendo

Jardín anocheciendo

En cuanto al precio, la habitación que elegimos salió por 160 euros/noche con desayuno incluido. El resto de habitaciones cuestan 210, 240 y 310 euros, respectivamente, tal y como figura en la web original del hotel. Nosotros hicimos la reserva mediante un e-mail al hotel y nos la confirmaron con posibilidad de devolución hasta dos días antes de la llegada lo que es una gran ventaja que, por suerte, no tuvimos que comprobar.

Salón del desayuno

Salón del desayuno

Hemos subido más fotos del Hotel aquí, nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. La carpeta del Hotel L’Assiette Champenoise está aquí.

Valoración – 7/10

Hotel L’Assiette Champenoise
Dirección: 40 avenue Paul Vaillant-Coulturier – 51430 Tinqueux – Reims – France
Teléfono: 03.26.84.64.64
Web: http://www.assiettechampenoise.com/

Comentarios

Una respuesta to “Hotel L’Assiette Champenoise – Reims – Francia”
  1. Juan dice:

    El hotel es magnífico y el restaurante supremo, justificadísimas sus dos estrellas michelín.
    La carta de vinos impresionante y trato del personal amabilísimo y familiar.
    Sobresaliente.

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!