Hotel Princesa Yaiza – Lanzarote – Canarias – España

Piscina de agua salada

Piscina de agua salada

Situado en primera línea de mar de una pequeña cala de Playablanca nos encontramos a este bonito y lujoso Hotel llamado Princesa Yaiza. Si hay algo que merece ser destacado por encima de todo es el enfoque familiar del lugar ya que permite que tanto padres como niños disfruten de unas merecidas vacaciones. Si a esto unimos una magnífica atención de todo el personal del hotel, una correcta gastronomía y unas habitaciones cómodas y espaciosas llegamos a la conclusión de que es uno de los mejores lugares para disfrutar la playa y el buen tiempo en cualquier época del año.

Localización

El Hotel se encuentra justo en la mitad del camino entre el centro de Playablanca y la Marina Rubicón lo que permite plantarte en 15 minutos caminando por el paseo marítimo en cualquiera de los dos lugares. El municipio se encuentra en el sur de la isla, a unos 35/40 minutos del aeropuerto y algo más de Arrecife, capital de la isla. El taxi desde el aeropuerto cuesta 50 euros y alquiler un coche/día puede llegar a ser más económico.

Una de sus principales ventajas es la corta distancia a una de las mejores playas de la isla, de arena blanca y bastante recogida para poder nadar a gusto. Desde la playa se pueden apreciar unas bonitas vistas de la isla de Lobos y de la isla de Fuerteventura.

Entrada al Hotel

Entrada al Hotel

Exteriormente, destaca su amplio aparcamiento que comparte con el Hotel Hesperia Playa Dorada. De hecho, desde la mitad del aparcamiento se accede a la zona deportiva y a la zona infantil Kikoland de la que dentro de poco hablaremos largo y tendido. La dirección del lugar es:

Dirección: Avenida Papagayo, 22 – 35580 Playa Blanca – Yaiza – Lanzarote – Islas Canarias

Teléfono: 928 519 222

Web: http://www.princesayaiza.com/

Decoración

Para situarnos en el hotel, lo primero que debemos hacer es separar tres zonas claramente diferenciadas. La primera de ellas está formada por el edificio principal (tres bloques unidos, A, B y C) y en ella se encuentra la mayor parte de los lugares comunes del Hotel; la segunda de ellas, a mitad de camino entre las tres, es la Zona Deportiva y la zona infantil Kikoland cuya entrada se encuentra en el exterior del Hotel y no es de acceso restringido para clientes del Hotel (el resto de visitantes deben asumir el correspondiente coste); y por último, un poco más alejado y en clara segunda línea de mar, se encuentra la zona de habitaciones del bloque D donde se ubican las habitaciones grandes especialmente dedicadas a las familias ya que se trata de auténticos apartamentos dentro del hotel. Existe un acceso subterráneo entre los dos grandes edificios donde se encuentra un gran acuario que hace las delicias de los más pequeños.

Hall de entrada

Hall de entrada

Exteriormente ofrece una imagen de colores blancos como suele ser habitual en la isla. Respeta la tendencia común de las casas bajas aunque en varios lugares llega hasta las cuatro o cinco alturas. La decoración de las zonas comunes está muy bien resuelta, con mucha vegetación mezclada con muebles de estilo colonial.

Vistas desde el Bar

Vistas desde el Bar

Nuestra llegada al hotel fue francamente buena. La recepción se encuentra situado a mano derecha y no es la típica de cualquier hotel al uso. Está formada por pequeñas mesas bajas donde es posible hacer el check-in sentados con un trato tremendamente personalizado. Al cabo de un momento, nos ofrecen zumos de fruta variada y desde el primer momento todo el personal del hotel hace lo posible para ganarse a los niños que llegan para instalarse unos días. Gracias a este clima general, empieza a surgir un estado de relajación general, especialmente para los padres que no sólo vamos a un sitio para que los niños disfruten sino que también queremos descansar un poco, siempre en la medida de lo posible.

Recepción

Recepción

Una vez pasamos la zona de la recepción ya nos adentramos en el propio núcleo del hotel donde lo primero que llama la atención es la bonita terraza exterior que rodea al Lobby Bar “Mararia”. Alrededor de él varias boutiques de ropa, peluquería y otras tiendas para realizar las típicas compras de los hoteles de esta categoría.

Habitación (nuestra experiencia)

El Hotel cuenta con 385 habitaciones distribuidas entre largos pasillos con suelos de tarima (algo ruidosos) y todas ellas con suelos de gres. En general, cuentan con muchas diferencias entre sí. Dejando un poco de lado las Suites reales y similares con tamaños descomunales, vamos a intentar desgranar nuestras sensaciones y los motivos por los que recomendamos unas u otras. En el edificio principal, encontramos Habitaciones dobles superior (43 m2), Junior suite (45 m2 con terrazas algo más amplias) y Suites con salón separado (65 m2). Entre los dos primeros tipos, desde nuestro punto de vista es mejor ir a las más sencillas y nos explicamos: cuentan con un tamaño similar a las junior suite y las terrazas llegan a tener más de 10 m2 por lo que hay sitio de sobra para estar muy cómodo. Sin embargo, las suites pueden ser más recomendables para familias con niños mayores o para aquellas personas que les guste disponer dos estancias claramente separadas. El problema es que, a pesar de ser más grandes, cuentan con un salón completamente separado por lo que la habitación propiamente dicha es bastante más pequeña.

Vista general de la habitación

Vista general de la habitación

Nosotros estuvimos alojados en una Junior Suite con vista al mar (este recargo sí que recomendamos asumirlo independientemente del tipo de habitación elegida) que contaba con una amplia cama, un salón abierto, unido a la habitación y una terraza de unos 15 m2, aproximadamente. Además de los elementos más habituales destaca la ayuda de una gran nevera, un microondas y una gran pila para lavar la vajilla que se haya utilizado. Sin duda, son complemento realmente útiles cuando se viaja con niños. Quizás lo que menos nos gustó fueron los baños que tienen un tamaño reducido si lo comparamos con el resto de la habitación y están un poco anticuados. Una pena, el “momento” secador pegado a la pared siguiendo las construcciones hosteleras bastante antiguas. A continuación os ofrecemos un video con un recorrido completo de la habitación:

Y luego, nos metemos de lleno en las habitaciones tipo Suites Familiares así como las Royal Kiko que cuentan con 88 m2, dos habitaciones, dos baños independientes, un salón con sofá cama, un rincón cocina y una pequeña terraza. Aquí nos encontramos con muchos detalles para los más pequeños tipo Playstation y DVD (en las otras habitaciones se echa de menos). Aunque estén un poco alejadas del meollo del hotel, no cabe duda que tienen muchas ventajas, especialmente para familias numerosas.

Detalle de cama

Detalle de cama

Todas las habitaciones tienen televisión con multitud de canales nacionales e internacionales, caja fuerte, amplios armarios y una cama bastante cómoda.

Servicios

El Hotel cuenta con una oferta muy amplia de servicios comunes como no podía ser de otra manera. Recordemos que se trata de un hotel de cinco estrellas lujo, grande y muy enfocado a las familias por lo que es fácil pensar en los temas que prestan una especial atención.

Piscina de agua salada

Piscina de agua salada

Entre los servicios de gastronomía cuenta con tres restaurantes tipo Buffet con multitud de platos internacionales y alguno que otro más especializado según se trate del Buffet italiano, el Buffet mejicano o el Buffet internacional. Durante nuestra estancia en el pasado puente de diciembre, el hotel estaba con pocos clientes y tan sólo abría cada noche uno de los tres. A continuación os ofrecemos un video con los platos del Buffet italiano:

Además de la zona dedicada a los buffet cuenta con un restaurante japonés a la carta “Kampai”, un italiano a la carta “Don Giovanni”, un restaurante gastronómico o gourmet llamado “Isla de Lobos” y una Taberna de Tapas y Vinos llamada “Mas Tapas”. Por cierto, en todo el hotel ofrecen un vino llamado Stratvs que lo elaboran los propietarios del Hotel en la Bodega que tienen en la isla. Tienen tinto y blanco pero recomendamos este último realizado con la uva malvasía.

Terraza situada junto a la salida a la playa

Terraza situada junto a la salida a la playa

Nosotros probamos varios de ellos y ninguno nos sorprendió por la buena calidad de la cocina aunque sí se encontraba materia prima que no estaba mal. En todo caso, siempre estaban muy amablemente atendidos por todo el personal y en  todos ellos se pueden encontrar menús de niños. Quizás lo que más nos gustó gastronómicamente hablando, fue el espectacular Desayuno tipo Buffet que podíamos disfrutar cada mañana. A continuación os ofrecemos un video que recorre casi todos sus platos:

En nuestra Galería Multimedia que tenemos en Flickr se pueden encontrar varias fotos de las cartas de platos con sus precios en la mayor parte de restaurantes del Hotel.

Por otra parte, el hotel cuenta con una piscina climatizada, otra piscina de agua salada y una piscina para niños. Pegada a esta última hay un jacuzzi con agua caliente especialmente dedicado a los más pequeños. Toda la zona de piscinas es muy amplia, con muchas cómodas hamacas para tomar el sol. Nos sorprendió mucho la tranquilidad y la situación de relax de toda la zona. No sé si se nos habíamos hecho la idea de que iba a ser tremendamente ruidoso por tanto niño en el Hotel pero es obvio que estábamos claramente equivocados. Realmente curioso el detalle de las hamacas metidas en la piscina que se puede ver tanto en las fotos que hemos hecho como en el video las zonas comunes que os ofrecemos a continuación:

Entre medias de ambas piscinas se encuentra el único restaurante (bueno Don Giovanni también abre) que está abierto para almorzar al mediodía y que se llama “Chiringuito”. Sin duda, fue el que menos nos gustó del Hotel.

Restaurante Chiringuito

Restaurante Chiringuito

Según nos dirigimos a la playa y tras bajar unas escaleras nos encontramos con el SPA del Hotel que es francamente completo. Cuenta con piscinas de chorros diferentes que permiten realizar un completo Circuito Termal (cuesta 25 euros, incluso para clientes del Hotel). Además ofrece sauna, baño turco, ducha escocesa, ducha Vichy así como un amplio menú de tratamientos y masajes de todo tipo. La gran ventaja es que cuenta con bastante personal y varias salas de tratamiento por lo que pedir hora para disfrutar de alguna actividad no resulta tan complicado como en otros lugares. Lo que menos nos gustó fue el menú de tratamientos así como sus precios. Es cierto que hay muchos pero resulta complicado poder entrar al SPA completo sin tener que asumir un coste muy elevado. De hecho, si haces el circuito termal no puedes entrar a la sauna y al baño turco (y viceversa) y dependiendo de lo contratado se puede disfrutar de unas cosas u otras. Vamos, que parece que hay que hacer un master para poder tener un momento de relajación a un precio más o menos razonable, algo que sorprende mucho en un hotel de esta categoría y que es muy criticable. Por cierto, el gimnasio no está junto al SPA sino que está en la otra punta del Hotel, en la zona de las habitaciones familiares.

Entrada al SPA

Entrada al SPA

Si seguimos el recorrido por las instalaciones del Hotel, nada más salir del SPA nos encontramos con una terraza amplia en la que suele haber espectáculos de música en directo. Aquí se encuentra el restaurante italiano Don Giovanni, el de tapas Mas Tapas, la Gelateria, la discoteca Mojito’s Disco abierta todos los días hasta las 2:00 y una zona de compras llamada Boulevard Yaiza con varias boutiques y shopping de buena calidad. En mitad de esta zona hay una gran tienda de Hello Kitty.

Tienda Hello Kitty

Tienda Hello Kitty

Y poco más, porque ya se sale por la puerta de la playa y se accede directamente a la playa pública situada frente al Hotel. En ella podemos encontrar un chiringuito, un Jazz Bar llamado “4 Lunas” y un agradable paseo donde hay varias tiendas, restaurantes, bares e incluso un Burger King. La playa cuenta con servicio de hamacas, alquiler de pedalos, motos de agua y varios deportes náuticos. A continuación os ofrecemos un video de la playa:

Con todo lo que hemos ido explicando, hemos recorrido la mayor parte de las instalaciones comunes del hotel a las que hay que añadir varios salones para reuniones; zonas maravillosas de descanso y lectura entre la vegetación del Hotel; un Bar llamado Mencey que está junto a la zona donde organizan todas las tardes la Mini Disco con Kiko; Biblioteca; dos pistas de Tenis; una de Padel; una pista Polideportiva; una de Beach Volley; Médico, Zona de alquiler de coches, de bicicletas, excursiones, etc. Además, a poca distancia del Hotel se encuentra el pequeño campo de golf de 9 hoyos Pitch&Putt y zona de prácticas del Hotel Hesperia Playa Dorada.

Mini Club

Mini Club

Tan sólo nos quedaría hablar de la zona dedicada exclusivamente a los niños. En el propio edificio del Hotel hay un Mini Club perfectamente atendido por monitores. Está abierto para niños de 0 a 6 años (los pequeños deben estar acompañados por un adulto) de 10:30 a 11:30 y de 18:00 a 19:30.  de todas las edades.

Piscina de niños

Piscina de niños

Y por último, anexo al edificio está el mundo de Kikoland. Se trata de un parque de 10.000 m2 separado en tres zonas en función de la edad de cada niños: 0/3 años; 3/6 años y 6/12 años. Cada uno de ellos tiene su piscina independiente y varias actividades para el disfrute de todos ellos. En mitad del lugar también hay una gran piscina con sus respectivas hamacas donde los mayores pueden vigilar a sus hijos desde una distancia prudencial sin evitar el descanso propio. Los niños desde que llegan al Hotel cuenta con un pasaporte con su nombre, su habitación y su edad y desde ese momento pueden disfrutar de las numerosas actividades que organizan en el Hotel durante todo el día. La mayor parte de ellas ronda la presencia de Kiko que es la mascota del Hotel

Kikoland

Kikoland

Precio

Durante nuestra estancia en el pasado Puente de primeros de diciembre nos ofrecieron diferentes opciones de alojamiento, todas ellas por debajo de los precios de la web oficial. Las habitaciones normales, las Jr Suite y las Suites rondaban los 200 euros y las familiares llegaban a costar casi el doble pero es bastante lógico ya que caben de forma cómoda cinco o seis personas.

Desde luego, para todo lo que ofrece el Hotel nos parece un precio bien ajustado. Seguro que en temporada alta subirá bastante pero siempre hay que estar muy atentos a las diferentes ofertas que hay en las agencias de viaje habituales y en las agencias on-line.

Conclusión

Sin duda se trata de un hotel absolutamente recomendable para familias con niños por las numerosas actividades que hay para los padres y los más pequeños. Además, los servicios generales son muy completos y hay bastante tranquilidad en la mayoría de los lugares comunes del Hotel por lo que no debemos cerrar el paso a parejas jóvenes o a grupos de amigos que quieran pasar unas buenas vacaciones. Nosotros seguro que volveremos a ver a Kiko y compañía!

Tenemos muchas más fotos en nuestra Galería Multimedia en Flickr. Si queréis verlas, pinchar aquí

Comentarios

3 Respuestas to “Hotel Princesa Yaiza – Lanzarote – Canarias – España”
  1. Jose Ignacio Navarro Pequeño dice:

    Hemos estado,la semana pasada y nos a parecido Maravilloso,ubicacion,instalaciones,comunes,habtacion,restaurantes,comidas,personal.Pensamos volver.Lo recomendamos.

  2. Jose Ignacio Navarro Pequeño dice:

    Se me olvidaba,Recomendable para familias con niños.

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...


Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!