Hotel Arcotel Wimberger – Viena (Austria)

Enero 13, 2009 by marylebone  
Categoría Austria

Vista desde el exterior

Vista desde el exterior

Hotel Arcotel Wimberger 

Lugar: Viena – Austria ****

Dirección: 34-36, Neubaugürtel; 1070 Viena (Austria)

Teléfono: +43 1 521 65/0

Web: http://www.arcotel.at/document.asp?id=1250

El Hotel Wimberger es un hotel relativamente moderno de la cadena Arcotel situado en una de las mejores zonas de Viena. Muy cerca de Mariahilferstrasse, la calle de compras más conocida de la ciudad y en pleno Museum Quartier, el impresionante conjunto museístico y artístico de la ciudad, prolongación de la Stephansplatz donde se ubica la Catedral de San Esteban. Se trata de un hotel perfecto tanto para un viaje de placer como de negocios, disponiendo para ello de habitaciones que se adaptan a todas las preferencias, así como de unos servicios adecuados ya que, al margen de las zonas de restauración, el Spa & Fitness Room con vistas a los tejados de la Ciudad Imperial es más que notable. Adicionalmente, el hotel dispone de diferentes opciones adaptadas a uno u otro bolsillo pero con el denominador común de una buena relación calidad-precio, lo que si se une a una localización céntrica hace del Wimberger una buena elección de hotel en Viena.

Empezando por la ubicación el hotel, tal y como comentábamos anteriormente, se encuentra situado en una amplia avenida del centro de la ciudad. A pocos metros del Stadhalle, el edificio más emblemático en cuanto a celebración de conciertos, eventos deportivos bajo techo, etc. se refiere, el hotel goza de unas comunicaciones de transporte con el centro de la ciudad bastante privilegiadas. Pero quizás lo más reseñable de este barrio vienés es la oportunidad que brinda de pasear por sus calles y zonas próximas como al Volksgarten, uno de los parques más conocidos de la ciudad, en pleno “Barrio de los Museos”.

Vista desde la terraza

Vista desde la terraza

El hotel cuenta con 225 habitaciones y suites que comprenden desde las habitaciones más sencillas – standard – a los distintos tipos de suites, pasando por las habitaciones ejecutivas de las plantas 6ª y 7ª. Si bien nosotros tuvimos la fortuna de alojarnos en una Junior Suite, el denominador común a las habitaciones es la modernidad de su mobiliario y de sus baños así como el hecho de contar con equipos audiovisuales dignos de mención.

Si bien las habitaciones standard y ejecutivas cuentan con una amplia – entorno a los 30-35 metros cuadros – estancia principal única, el resto, es decir, la Junior Suite y por ende el resto de suites dividen los espacios en un amplio salón y una habitación principal. Tal fue el caso de nuestra experiencia con el hecho de estar situada en la última planta del hotel y en dos niveles conectados por escaleras: un salón con terraza en la planta baja; y la habitación principal y el baño en la planta superior. Al margen de mobiliario, decoración y otros puntos a tener en cuenta, nos llamó la atención la cantidad de luz – algo no tan común en Viena – que recibía la habitación, tal vez por el hecho de estar situado en el último piso del mismo.

Habitación standard

Habitación standard

El hotel dispone de un servicio de bar – Joe’s Bar – famosos por sus cocktails y combinados. Adyacente se encuentra situado el restaurante, el cual no tuvimos la fortuna de probar, especializado en cocina vienesa.

Otro de los alicientes del hotel es el Spa & Fitness Room, localizado en la última planta, desde la cual se puede disfrutar de unas privilegiadas vistas de la ciudad. Dotado de sala de entrenamiento con todo tipo de máquinas, el Fitness Room permite calentar músculos antes de disfrutar del merecido descanso en la zona de Spa, la cual cuenta con una sauna y un baño turco de tamaño considerable.

Spa

Spa

Por último los precios, tal y como apuntábamos, adaptados a todos los gustos, desde los € 99 por noche de las standard a los € 249 de las Suites, contando con opciones intermedias como la Executive Room – € 114 por noche – o la Junior Suite – € 199 por noche -, todas ellas con precios acordes a las características que poseen.

En fin, realmente no se puede decir mucho más del Wimberger. Seguro que hay muchos y muy buenos hoteles en Viena pero sin duda no tantos con buena relación calidad-precio. Sin conocerlo de antemano y, en el marco de una visita fugaz de negocios a la ciudad, el hotel nos dejó muy grato sabor de boca así que lo dicho: no lo olvidéis aunque sólo sea por si acaso…

Valoración: 7.5 – 10

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!