Restaurante The Fifth Grill – Toronto

Vista de la terraza

Vista de la terraza

El restaurante del que vamos a hablar hoy es uno de los que más nos ha gustado en nuestro reciente periplo canadiense. Engloba el concepto cena con el concepto  discoteca o bar de copas posterior a la cena y en ambos casos sale bien parado. Se encuentra situado muy cerca del centro, a 5 minutos andando del Toronto City Hall y del famoso centro comercial Toronto Eaton Center.

La entrada es entre rara y muy rara, pequeña y bastante extravagante, más parecida a un bar de copas after que a un restaurante de este nivel. Te reciben los típicos porteros de discoteca (conocido comúnmente como armarios empotrados) a los que inevitablemente hay que preguntar si “eso” es un restaurante. Miran sorprendidos pero contestan amablemente que sí. Nada más pasar la puerta de entrada, nos encontramos con un bar de copas semi-vacío que está terminando de realizar los preparativos para una larga noche de juerga. Nos reciben con una sonrisa de oreja a oreja y nos llevan a la zona trasera donde un ascensor del s XIX (por no decir del s.V o VI a.C.) decorado en madera y conducido por otra persona (es inevitable la expresión ya que casi todo el funcionamiento es manual) encantadora que no deja de sonreír ante nuestro asombro.

Salón principal

Salón principal

El restaurante propiamente dicho comienza nada más salir del ascensor. Cuenta con diferentes salones que muestran distintos ambientes decorativos pero todos ellos intentan mezclar aires modernos con ese punto de antigüedad que permite el edificio. Da la sensación de ser un antiguo granero de madera reformado pero los recuerdos al típico lugar de Nueva Orleans también están muy presentes. Durante toda la cena suena música en directo pero el cantante va cambiando de salón cada cierto tiempo para que los comensales puedan contemplar y ver su música. En nuestra visita sonaba de fondo música de jazz pero alternaba con temas del tipo de “Chica de Ipanema”.

Salón principal

Salón principal

Es evidente que de trata de un sitio totalmente de moda. No hay ninguna mesa libre y la mayoría de los comensales son parejas en busca de un cierto clima de romanticismo. Está decorado con mucho gusto, creando un divertido juego de luces gracias a las muchas velas que hay a lo largo del comedor principal. Las mesas, también de madera, son suficientemente amplias y a pesar de la escasa separación que tienen entre sí, están colocadas bastante bien por lo que consiguen crear la independencia necesaria.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

Respecto a la cocina, cabe decir que es internacional con muchas opciones donde elegir. La carta de platos incluye ensaladas, carpaccio, foie gras, ostras, caviar, verduras y mariscos. De segundo, pocos platos de pescados y mucha atención a las carnes, como suele ser habitual en la zona. La web del lugar recoge información muy interesante tanto del menú completo con precios incluidos como de fotos del sitio. Nosotros también tenemos varias fotos del lugar, de los platos y de la carta con sus precios aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil de encontrar os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor -aqui-, monthypm -aquí- y marylebone -aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de The Fifth Grill está - aquí -. Lo cierto es que nuestras fotos no hacen justicia al sitio y merece mucho la pena que visitéis la web oficial del restaurante.

Respecto a la comida que nosotros pedimos, lo primero que nos sorprendió fue encontrar el Steak tartar como plato de primero (18$) pero no nos pudimos resistir a pedirlo. Está rico pero tampoco nos dejó una huella imborrable. No lo dan a probar y quizás tiene poco picante o poca alegría, como queramos llamarlo.

Steak tartar

Steak tartar

Ya hemos comentado en el post del restaurante Bymark (ver post aquí) la costumbre en el país de traer siempre pan con mantequilla recién hecho y en esta ocasión no fue menos y estaba realmente bueno. Continuamos con el Fresh Asparagus, que es una especie de salmón ahumado con salsa holandesa y espárragos verdes cuya materia prima era magnífica. Riquísima también la salsa holandesa que lo acompaña.

Fresh Asparagus

Fresh Asparagus

Entre los segundos, nos decidimos por el Rib Eye Steak. Se trata de un entrecot de gran tamaño (12 oz). Lleva tomate y espárragos verdes. Correcto de punto y muy de muy buena calidad. Como crítica al plato podemos hablar de algo que sucede en casi todos los lugares que hemos conocido en Canadá. El caso es que este tipo de platos casi nunca vienen con acompañamientos (side orders) y hay que pedirlos aparte con el consiguiente incremento de coste. Si pensamos que este plato costaba 49$, creo que merecía algo más no?

Rib Eye Steak

Rib Eye Steak

Terminamos con el Filet Mignon que estaba magnífico tanto de punto como por la materia prima utilizada. Se puede pedir en tres tamaños diferentes (6oz, 8oz y 10oz) y nosotros nos decantamos por el más pequeño de los tres. Si tuviéramos que elegir entre los dos platos de carne, nos quedamos con este tanto por el corte como por el sabor y por la relación calidad/precio.

Filet Mignon

Filet Mignon

En lo referente a Postres, la oferta es muy amplia e incluye, entre otros, un mousse de chocolate negro, helados, sorbetes, tartas, quesos y algún plato de fruta. Tomamos el The 5th Sundae, que está espectacular. Se trata de un gran helado de vainilla, con fresas y chocolate caliente por encima. Todos cuestan sobre los 10 euros ($12-15).

The 5th Sundae

The 5th Sundae

La sobremesa se puede alargar sin problemas y hay gente que se sienta a cenar en horario claramente español (sobre las 22:00). Además cuentan con el bar de copas de la planta inferior que está abierto hasta las 2 de la mañana. El servicio es muy bueno, cariñoso, cercano y  amable, como en la mayoría de sitios que hemos conocido en Canadá.

Salón comedor

Salón comedor

La carta de vinos cuenta con caldos de muchos países incluidos España, Italia, Chile, Argentina, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica. Cuenta con más referencias francesas y estadounidenses ya que es costumbre que ocupen la parte más importante de todas las cartas. Nos decidimos por uno de Canadá de la zona de Niagara: 2007 Meritage por recomendación del maitre ($49). Se trata de un merlot joven y suave, con tan sólo 13º de alcohol. Sin embargo la relación calidad/precio nos pareció muy mala pero eso es algo frecuente en casi todos los países que hemos visitado.

Ascensor de madera

Ascensor de madera

En cuanto al precio, nuestra cena con vino incluido costó 75 euros por persona, un precio justo para lo bien que se cena y para lo mucho que se disfruta del ambiente. Sin duda, ha sido el restaurante que más nos ha gustado de Toronto y el que más recomendamos a todos los que visitéis esta curiosa ciudad.

A pesar de que estuvimos a finales de agosto, la terraza ya estaba cerrada y eso que es uno de las principales ventajas que tiene el restaurante según las personas que nos recomendaron el lugar.

Valoración Global – 8,5/10

Restaurante The Fifth Grill
Dirección: 225 Richmond Street West – Toronto, Ontario – M5V 1W3
Teléfono: 416.979.3005
Web: http://www.thefifthgrill.com/

Comentarios

Una respuesta to “Restaurante The Fifth Grill – Toronto”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] Situado sobre un viejo granero reformado es, sin duda, el lugar que más recomendamos para visitar en la ciudad. Engloba restaurante y bar de copas y el ambiente es cautivador desde el mismo momento de la llegada. Además cuenta con buena cocina, una carta de platos bastante completa y una buena Bodega. Si queréis leer el artículo completo que hemos escrito del lugar pinchar aquí. [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!