Restaurante Panache – Quebec (Canada)

Entrada al restaurante desde el hotel

Entrada al restaurante desde el hotel

Uno de los sitios que más nos ha gustado en Quebec gastronómicamente hablando, por no decir el que más, ha sido el restaurante del Hotel Auberge Saint-Antoine. Hace unos días subíamos el artículo de Initiale, uno de los restaurantes mejores de la ciudad que cuenta con el sello de Relais&Chateaux. Pues bien, Panache, no cuenta con ningún reconocimiento especial pero bien es cierto que pertenece a un hotel que sí está incluido en dicha guía, en la Relais&Chateaux.

El hotel es una maravilla y muy pronto escribiremos el artículo completo sobre él pero el restaurante también merece un reconocimiento destacado. Desde su apariencia romántica enfrascado en una especie de cabaña de lujo hasta su refinada cocinada perfectamente acompañada de una gran bodega. Desde su amable servicio hasta su bonita decoración. Todo cumple a la perfección y os recomendamos especialmente cenar aquí algún día de vuestra estancia en Quebec.

Detalle de Barra

Detalle de Barra

Localización

Está situado en la parte baja de la ciudad, en el viejo puerto (Vieux Port), en un lugar con fácil acceso tanto en coche como caminando. La dirección del sitio es:

Dirección: 8, Rue Saint-Antoine, Québec (Québec)
Canada G1K 4C9

Teléfono: 418 692 1022

Web: http://www.restaurantpanache.com/

La web es bastante completa, con varias fotos del lugar y de sus platos más destacados. Además cuenta con la carta de platos completa con la mayoría de los precios incluidos, algo que siempre es digno de agradecer. Nosotros tenemos varias fotos del restaurante, de la carta de platos y de los platos que nos hemos tomado en nuestra visita. Están todas guardadas en nuestra galería de fotos en flickr donde están unidas en el grupo correspondiente todas las fotografías que hemos hecho allí (Restaurante Panache – Québec)

Ambiente

El restaurante ofrece un ambiente muy acogedor gracias a la bonita decoración que imita un refugio de montaña. Además, es elegante y cautivador lo que proporciona un ambiente romántico de los que realmente merecen la pena. Las paredes son de piedra y las vigas y techo de madera. En el centro del salón, una gran chimenea domina la estancia principal lo que contribuye a crear un cercano ambiente hogareño, con un cierto aire a cabaña del centro de los Alpes europeos.

Detalle de chimenea

Detalle de chimenea

Las mesas son suficientemente amplias aunque bien es cierto que no están demasiado separadas entre sí. Las sillas son cómodas y amplias y están tapizadas en tela.

La verdad es que el ambiente es uno de los mejores puntos del lugar. Por cierto, hablan español varios camareros, algo que no es extraño de encontrar en Québec.

Detalle de mesa

Detalle de mesa

Carta

No merece mucho la pena detenernos en la carta ya que está actualizada en la página web oficial y la que nos ofrecieron a nosotros durante nuestra estancia no tenía demasiados cambios significativos. Cuenta con un Menú Degustación que siempre puede ser una opción interesante aunque nosotros apostamos por pedir platos de la carta.

No es una carta demasiado amplia y se divide tan sólo en entrantes y platos principales con sus correspondientes acompañamientos. Mención aparte merecen los postres que son ideales para los que seáis muy golosos.

Nuestra experiencia

Tal y como estamos comentando nos gustó mucho desde el principio al fin. Nos sentaron en una mesa muy agradable y nos atendieron de maravilla durante toda la cena. No probamos demasiados platos ya que, como plato principal, nos recomendaron especialmente el plato especial de Pato y quisimos compartirlo para dos personas.

Lo cierto es que fue un gran acierto porque nos encantó y nos dieron ganas de felicitar al cocinero. Se trata de un plato que reúne un crujiente confit de pato con un magret glaseado acompañado de confitura de moras y frutos rojos y servido junto a la propia salsa de los frutos rojos. Lo acompañan con varias verduras y champiñones lo que provoca una interesante mezcla de sabores. La única pega es la espera de 45 minutos que requiere el plato pero bien merece la pena. Por cierto, pone en la carta 45 minutos y no tardaron ni uno más ni uno menos…puntualidad inglesa.

Confit y Magret de pato

Confit y Magret de pato

Verdura que acompaña al pato

Verdura que acompaña al pato

De primero también tuvimos un acierto pleno. Comenzamos con una Degustación de salmón que lo incluía en tres texturas: ahumado, tartar con finas hierbas y una preparación tipo sashimi. Luego, continuamos con otro plato cuyo protagonista principal era la langosta con salsa de mayonesa y acompañada de aguacate, también riquísimo y con una relación calidad/precio difícil de encontrar (21 CAD$).

Langosta con salsa mayonesa

Langosta con salsa mayonesa

Degustación de Salmón

Degustación de Salmón

De postre, terminamos con un plato llamado Chocolate, chocolate and more chocolate. Con este nombre hace falta comentar poco más. Son siete formas diferentes de prepararlo y lo mejor es que os deleitéis observando la foto que acompañamos.

Degustación de chocolates

Degustación de chocolates

Bodega

La carta de vinos es muy amplia y algo elevada de precios. Merece la pena destacar que llega a haber 30 referencias de vinos españoles, algo que no suele ser muy normal en cualquier país del extranjero, especialmente en Canada. Nos recomendaron muy bien porque pedimos un vino local muy rico que procedía de Okanagan Valley y mezcla la Merlot con la Cabernet Sauvignon.

Servicio

Muy bueno, es más, podríamos catalogarlo de encantador tal y como hemos dicho varias veces en el artículo. Curioso el detalle de que muchos camareros/as hablan perfectamente castellano. Son muy rápidos sirviendo y están todo el tiempo intentando agradar.

Salón principal

Salón principal

Precio

El precio de una comida media ronda los 100 CAD$ por persona, es decir, unos 80 euros aproximadamente. Aunque es cierto que dependiendo del vino elegido puede sabir bastante más.

Conclusión

Panache es un restaurante de visita obligada en vuestra estancia en Quebec, especialmente si os alojáis en el propio hotel o en la zona baja de la ciudad. Luego, hay un bar muy agradable para tomar una copa o cóctel por si apetece alargar un poco más la sobremesa. Desde luego, fue el lugar que más nos gustó a nosotros de los que conocimos en la ciudad.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Restaurante Panache de Quebec está – aquí -.

Acceso a fotografías

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!