Hotel Malliouhana – Meads Bay, Anguila (Anguilla)

Vista del hotel

Vista del hotel

Siendo uno de los 3 hoteles con el sello de Leading Hotels of the World (ver aquí nuestro artículo) en Anguila, el Malliouhana es el más veterano y no en vano acaba de cumplir 25 años. En la paradisíaca Meads Bay, el Malliouhana es una opción idónea si uno busca días de relax, sol y playa a la vez que opciones deportivas y de restauración. Un moderno spa es el complemento ideal a un hotel al cual un lavado de cara lo encumbraría al primer puesto en los hoteles de Anguila.

Localización

El Hotel se ubica en Meads Bay, en la parte noroeste de Anguila y a escasos 10-15 minutos en taxi tanto del aeropuerto Wallblake como del puerto principal de la isla, la entrada más habitual en la misma. Llegar desde cualquiera de dichos puntos cuesta unos 25 dólares aunque, como comentaremos en nuestro artículo general sobre Anguila, el alquiler de un coche es lo más cómodo y económico.

Situado sobre una colina con unas espectaculares vistas del Mar Caribe, el hotel cuenta con la ventaja de estar ubicado en Meads Bay, una de las playas más espectaculares de la isla, desde donde se pueden contemplar los mejores atardeceres.

Meads Bay

Meads Bay

La dirección del lugar es:

Dirección: Meads Bay Road – P.O. Box 173 Meads Bay – Anguila (Anguilla)
Teléfono
: (1) 264 491 6111
Web
: http://www.malliouhana.com/

Decoración

Hablando de la estructura del hotel, el mismo se divide en 3 zonas principales. Después de ingresar en el condominio en el que se ubica el Malliouhana y haber flanqueado la garita de seguridad que se ubica en la entrada al mismo, la primera toma del contacto con el hotel es la zona de recepción. Entorno a la misma se ubica la zona principal que incluye la zona de ocio – salas de TV y biblioteca –, de restauración – con el restaurante Michel Rostang a la cabeza – y una de las piscinas del hotel. Adicionalmente, el grueso de habitaciones sencillas se encuentra situado en esta parte del complejo.

Piscina principal

Piscina principal

El segundo bloque se situaría en las inmediaciones de la mencionada piscina, configurado entorno al mar y a una playa apartada, de libre acceso pero muy conveniente y tranquila para los clientes que se alojen en las suites que componen esta zona. Se ubica incluso un bonito templete donde se celebran matrimonios.

Templete

Templete

La última zona es la que, tras pasar una zona de jardines con plantas autóctonas, se levanta entorno al spa. El mismo ha sido la última adición al complejo y se erige en un edificio, cuya planta baja se destina parcialmente a gimnasio, siendo el resto de la misma y la primera planta la zona de spa propiamente dicha. Adicionalmente, la zona deportiva, con las canchas de tenis y baloncesto como protagonistas y, como no, el complejo infantil entorno a la playa de Meads Bay que justamente comienza en este punto. El complejo lo componen una especie de barco pirata donde los niños juegan a su antojo, una piscina infantil, si bien apta también para adultos y el restaurante Le Bistro, orientado a la comida rápida y a las bebidas en la jornada de piscina o playa.

Jardines

Jardines

El hotel destaca por el blanco de su exterior, muy a tono con el resto de construcciones de la isla. Únicamente con 2 alturas en la parte de edificio que alberga las habitaciones sencillas, el complejo transmite una sensación de tranquilidad y sosiego. En general, el estilo es más bien colonial, con un mobiliario ad-hoc, un tanto antiguo eso sí, y decoración de artistas locales.

La verdad es que la llegada al hotel fue de lo más placentera, recibiendo incluso la bienvenida por parte del director del mismo y ofreciéndonos agua y toallas refrescantes desde el primer momento. La zona de recepción se estructura entorno a una zona de mesas y sillones bajos, con diversas fuentes, algo que aumenta la sensación de relax.

Una vez pasamos la zona de la recepción ya nos adentramos en el propio núcleo del hotel con boutiques de ropa, tiendas de souvenirs y las mencionadas zonas de biblioteca y sala de TV, antesala del comedor al aire libre que constituye el propio restaurante de Michel Rostang.

Habitación (nuestra experiencia)

Acompañados del director en un pequeño coche de golf llegamos a la habitación, con la grata sorpresa de que nuestros amigos de Leading Hotels of the World nos habían hecho un upgrade pasándonos de una habitación doble superior a una Junior Suite, todo un detalle. El hotel cuenta con 34 habitaciones y 21 suites de distintos tipos. En general, tanto las habitaciones sencillas como las dobles, así como las suites, se distinguen en 3 sitios, con vistas a la playa, al jardín o directamente al mar.

Vista exterior de la Junior Suite

Vista exterior de la Junior Suite

Como mencionábamos anteriormente, la zona donde se ubican la mayor parte de las suites está separada del resto por la piscina antes mencionada. En general, se trata de bungalows, a los que se accede por un camino principal, lo suficientemente ancho para que quepa un coche de golf, rodeado por jardines y árboles. El conjunto, la verdad, es que resulta de lo más pintoresco.

Dejando a un lado las habitaciones estándar, situadas en el edificio principal, de tamaño normal – entorno a 35 m2 – con o sin terraza, la Junior Suite en la que nos tocó alojarnos, si bien el tipo más básico de suite, era de un tamaño más que reseñable. En cuanto se accede a la misma uno se encuentra en una especie de recepción donde se ubica un escritorio, distintos armarios, una zona de sillones y el mini-bar.

A uno de los lados se abre una puerta que conduce al baño, dotado de zona de bañera, zona de ducha y un espacio central con dos lavabos suficientemente espaciados. El baño cuenta con todo tipo de productos de higiene y belleza, destacando la línea de productos de Floris, una de las marcas más reconocidas en cuanto a productos de higiene se refiere.

Volviendo a la recepción y tras bajar unas pequeñas escaleras – en gres, como el resto de la habitación – se sitúa la habitación principal, cuyo protagonista es una enorme cama tamaño King Size, con dos mesillas a los lados. Adicionalmente, un escritorio, una amplia zona de armarios – con caja fuerte – y una zona de sillones con una mesa en el medio, completan la estancia.

Cama

Cama

Abriendo la enorme ventana corredera se accede a la zona de terraza, también con dos partes diferenciadas: por una parte, una inicial con una mesa y varias sillas donde disfrutar de la lectura o tal vez de una comida o cena in situ; la segunda, un solarium, dotado con 2 tumbonas donde leer o tomar el sol.

En general la habitación nos pareció enorme en cuanto a tamaño y, tal vez, un poco anticuada en cuanto a mobiliario. El cuarto de baño, sin embargo, es mucho más moderno y las camas son muy cómodas y espaciosas. Las vistas son espectaculares y lo mejor de todo es poder disfrutar de esta zona de Meads Bay, la cual suele estar mucho menos frecuentada que la de la zona infantil.

Playa enfrente a la Junior Suite

Playa enfrente a la Junior Suite

Como anécdota y, al margen de la botella de vino blanco y los canapés con los que nos deleitó el hotel a nuestra llegada al mismo, lo que más nos sorprendió de la habitación es la ausencia de un set de TV, algo que deja bien a las claras el carácter romántico, un tanto “honeymooner” del mismo.

Servicios

En una isla como Anguila y en un hotel de este estilo uno espera encontrarse unos servicios acordes a la categoría que se le supone. Es el caso de Malliouhana, en donde los servicios se podrían dividir en 3 grupos: restauración, spa y deportivos.

Comenzando por la restauración decir que son dos las opciones principales. Por una parte, el espacio ubicado en el edificio principal del complejo, lugar donde se sirve el desayuno por las mañanas y comidas y cenas durante la noche bajo el nombre de Michel Rostang (ver aquí nuestro artículo). Adicionalmente, otro restaurante en la zona de playa de Meads Bay, Le Bistro, ofrece cocina rápida – ensaladas, sándwiches y hamburguesas fundamentalmente – al pie de la piscina infantil.

Siguiendo con las opciones de restauración, esta vez en cuanto a bares se refiere, el Sunset Bar permite, como su nombre indica, disfrutar de la puesta de sol en la isla en un marco incomparable y con unas opciones en cocktails y combinados de lo más variado.

La verdad es que nosotros disfrutamos de todas las áreas antes mencionadas destacando particularmente los desayunos – con una bollería francesa excepcional – y, como no, el restaurante Michel Rostang al que le hemos dedicado un artículo individual.

Desayuno

Desayuno

Pasando al spa, decir que ocupa un espacio considerable en el edificio anexo a la zona de playa de Meads Bay. No falta detalle en el mismo, contando con 5 salas de tratamiento, 3 suites privadas para tratamientos individuales o en grupo con vistas al mar y zonas de sauna privadas, tanto para ellos como para ellas. Los tratamientos son variados y adaptados a cualquier demanda, eso sí, con unos precios bastante elevados, en línea con otros spas de esta categoría y con el resto de servicios del hotel.

Zona exterior del spa

Zona exterior del spa

Por último, las opciones deportivas, las cuales pasan, entre otras, por las dos piscinas, la principal, anexa al edificio central y la infantil, en la zona de playa. Adicionalmente, canchas de baloncesto y de tenis, con posibilidad de tomar clases individuales o en grupo. Finalmente, los deportes náuticos, entre los que destaca la práctica gratuita del snorkeling en los alrededores del hotel, el buceo y las excursiones en catamarán a otros lugares de la isla para practicar dichas actividades. Conviene decir que normalmente el paquete del hotel incluye un viaje gratuito en catamarán para disfrutar del snorkeling en las mejores zonas para ello, siendo provisto el material necesario así como las bebidas y comidas durante la excursión.

Antes de cerrar esta sección y por recordar las opciones para niños decir que la zona de la playa incluye un curioso barco pirata, con múltiples opciones acuáticas y de juegos, así como la piscina infantil con juegos como una canasta dentro de la piscina.

Zona de la piscina infantil

Zona de la piscina infantil

Precio

Los precios de las habitaciones y las suites son las que uno puede encontrar en un hotel de lujo, particularmente en un lugar como Anguila, con unos precios, en general, bastante elevados. Conviene estar atentos a las ofertas en la página web del hotel o en la propia web de Leading Hotels of the World ya que suelen ofrecer tarifas más baratas que las oficiales, particularmente en la temporada baja y media. Exceptuando los meses de Septiembre y Octubre, los más húmedos en la isla y cuando el hotel permanece cerrado, el hotel cuenta con una temporada alta que transcurre en los meses de Diciembre a Marzo. En cualquier otra fecha, las ofertas suelen ser frecuentes, tal y como ocurrió con nuestra visita, a comienzos de Noviembre, donde disfrutamos de una tarifa de 25 aniversario, con unas tarifas aplicables iguales a las de dicha fecha. Dando una cifra aproximada diremos, no obstante, que es raro encontrar una tarifa por debajo de los 500 dólares por noche.

Conclusión

En definitiva, el Malliouhana nos pareció un hotel ideal en Anguila que, a poco que se renueve, llegará a ser el mejor hotel de la isla, con permiso del exclusivo Cap Juluca. La verdad es que su estructura lo hace idóneo para distintos tipos de turista pero en general diremos que es un hotel apto para parejas en busca de un entorno romántico pero, igualmente para aquellas familias con niños que quieran disfrutar de un muy buen hotel de playa. En definitiva, un dinero bien invertido para darse un capricho y disfrutar de unos días de playa y sol en un entorno idílico.

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del local, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum del Hotel Malliouhana está aquí -.

Acceso a fotografías:

Vídeos

Para enlazar al grupo y a los vídeos de youtube:

Comentarios

Una respuesta to “Hotel Malliouhana – Meads Bay, Anguila (Anguilla)”

Trackbacks

Mira lo que otros han dicho de este artículo...
  1. [...] de las esquivas de la isla. No muy lejos de Meads Bay, lugar donde se ubica el Hotel Malliouhana (ver aquí nuestro artículo), Maundays Bay alberga otro de los referentes en hoteles de lujo de la isla: el hotel Cap Juluca. [...]



Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!