Cache Cache – Aspen (Estados Unidos)

Vista del restaurante

Vista del restaurante

Cache Cache es un restaurante de cocina francesa pero con alma neoyorquina. Combinación de una zona de bar moderna con un restaurante hasta con un cierto punto romántico, el local es uno de los preferidos por la “jet-set” local para un après-ski más selecto o bien para disfrutar de una buena cena a la luz de las velas. Al margen por el componente de “dejarse ver”destaca por una cocina esmerada así como por una impresionante bodega con cerca del millar de referencias. Con una clientela variada los fines de semana es uno de los lugares más frecuentados de Aspen.

Localización de Cache Cache

En el centro del pueblo, lo curioso de su emplazamiento es la comunicación con su vecino Campo de Fiori, del que muy pronto hablaremos. Situado en los bajos de unas galerías comerciales y con vistas a una especie de patio exterior, su dirección exacta es:

Dirección: 205, South Mill Street – Aspen, Colorado 81611

Teléfono: +1 (0) 970 925 3835

Web: http://www.cachecache.com/

Ambiente de Cache Cache

Como comentábamos anteriormente y sin ser un local demasiado grande, Cache Cache cuenta con 2 ambientes claramente diferenciados. Sin entrar en ninguno de ellos diremos que al restaurante se accede por una pequeña puerta principal con salida al patio exterior. La entrada mete a uno de lleno en la zona de bar, más oscura, más moderna y con más ambiente que su adyacente de restaurante.

Vista general del restaurante

Vista general del restaurante

El bar se configura entorno a una barra principal y la cual registra un abarrote a la hora del après-ski y baja conforme avanza la noche. Dicha zona de bar ofrece la posibilidad de cenar en la propia barra o en alguna de las mesas de su alrededor, contando para ello con un menú propio.

Zona de bar

Zona de bar

El segundo ambiente de Cache Cache es el restaurante en sí. Se trata de un ambiente más tranquilo, con ciertos toques de romanticismo como la oscuridad reinante, únicamente mitigada por las velas que se encuentran en cada mesa.

Si bien la música se hace notar en la parte de bar, tanto en una como en otra parte se puede disfrutar de una buena conversación sin demasiado ruido de fondo.

Abierto únicamente para cenas, todos los días de la semana, no acepta reservas de mesa previas en la zona de bar pero sí en el restaurante.

Carta de Cache Cache

La carta del restaurante de Cache Cache – la del bar es mucho más simple con platos ideados  para ser compartidos – destaca por ofrecer una cocina francesa, con toques provenzales, combinación de platos tradicionales con otras alternativas más creativas.

Antes de comenzar...

Antes de comenzar...

Los chefs del restaurante, cuyo periodo de formación incluyó extensos periodos en distintos fogones galos, han sabido diseñar una carta muy fácil de leer (ver aquí la carta de platos), con varios entrantes y otros tantos principales, donde la calidad de la cocina es lo primordial ante todo.

En los entrantes destacan las ensaladas, bastante innovadoras en alguno de los casos, los caracoles, los mejillones o la Tarrine de Foie Gras. Los principales, por el contrario, incluyen fundamentalmente carnes y algún pescado – el salmón es de las pocas excepciones – en ella.

Adicionalmente, los postres, cuya composición en cuanto al listado ofrecido, no deparan sorpresa alguna.

Nuestra experiencia en Cache Cache

Escogimos Cache Cache para una cena de 5 personas a una hora ya tardía tratándose de Aspen. La verdad es que siendo fin de semana, el local presentaba un aforo envidiable, tanto en la parte de bar como en la parte de restaurante.

Al margen de la carta pedimos al servicio del local que nos comentase brevemente que otras opciones podría haber, algo de lo que gustosamente nos informaron.

Empezamos compartiendo una Frisse Salad, quizás la ensalada más original, rematada con huevo en la “cima”.

Frisse Salad

Frisse Salad

Continuamos compartiendo unos Mejillones con brotes de langosta, tomates y ajo.

Mejillones

Mejillones

Adicionalmente, fuera de carta y siendo una de las recomendaciones del lugar, habiendo sido lo que más nos gustó, los Macarrones con queso (“Mac cheese”), plato contundente para uno solo pero perfecto para ser compartido.

Macarrones con queso

Macarrones con queso

En los principales hubo discrepancia, habiendo probado casi todo el abanico, desde pescados a carne, pasando por la siempre recurrente pasta. Empezando por esta última, escogimos los Garganelli servidos con setas y ricotta.

Garganelli

Garganelli

En pescados, el casi único representante es el Salmón escocés servido con guarnición.

Salmón de Escocia

Salmón de Escocia

En carnes las alternativas son mayores. Escogimos el clásico Filet Mignon servido con patatas y judías verdes.

Filet Mignon

Filet Mignon

Adicionalmente, el Rib Eye Steak, muy sabroso y en su punto.

Rib-eye steak

Rib-eye steak

No pudo falta quien pidiera un Steak Tartare, uno de los platos estrellas del local.

Steak tartare

Steak tartare

Finalizamos la cena con cafés únicamente – sin postre –  algo de lo que probablemente nos arrepentimos.

Bodega de Cache Cache.

Es uno de los puntos fuertes del local ya que cuenta con una bodega como pocas en Aspen (ver aquí la carta). Cerca de 1.000 referencias y 5.000 botellas en inventario, sacian la sed y el capricho de cualquiera que visite Cache Cache. Fundamentalmente son francesas – entre vinos y champagnes – si bien hay multitud de referencias californianas, sudafricanas, españolas o italianas, entre otras.

Lo que sí es raro es encontrar referencias por menos de $ 80 la botella, precisamente el precio que pagamos por el Palacios Remondo que degustamos en la cena.

Sobremesa en Cache Cache

Las opciones en sobremesa son dobles, bien en la propia mesa, bien moviéndose al espacio de bar. La verdad es que ambas tienen su aquel y la verdad es que la carta de cocktails y destilados es igualmente interesante si bien a años luz de la carta de vinos.

Servicio de Cache Cache

Uno de los puntos que publicita Cache Cache al margen de la calidad de su comida y la variedad de bebidas alcohólicas, es su servicio. Aquí tuvimos experiencias contrapuestas con distintos camareros, sommelier, etc. pero en general no lo calificaríamos de bueno o muy bueno, más bien de normal.

Precio

Una cena con postre se sitúa en el entorno de los $ 70-80 por persona, pudiendo dispararse en caso de pedir un vino de la parte media o medio-alta de la lista en cuanto a precio se refiere.

Conclusión

Sabemos que suena ya a consejo repetitivo pero sí es verdad que Cache Cache es un sitio que hay que conocer en cualquiera de sus conceptos. Bien en sus horas de après-ski, bien en el bar, con sus cómodos horarios de apertura o tal vez disfrutando de una cena, la visita merece la pena. Eso sí, a vigilar el modelo elegido ya que uno se encuentra a un famoso en Cache Cache en menos que canta un gallo…

Multimedia

Fotos

Todas las fotos, junto con las que hicimos del interior del restaurante, se pueden ver aquí, en nuestro mural de Rincones Secretos en Flickr. Si no es fácil encontrar la información os recomendamos que visitéis nuestras galerías personales en Flickr (naialor –aquí-, monthy –aquí- y marylebone – aquí-) ya que está toda la información mejor organizada por carpetas. En cualquier caso, el álbum de Cache Cache está aquí -.

Acceso a fotografías

 

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!