Milk & Honey Cocktail Bar and Members’ Club- London

Agosto 15, 2010 by naialor  
Categoría By Diego Cabrera, Gran Bretaña

Diego Cabrera escribe para Rincones Secretos

Diego Cabrera para Rincones Secretos

Si estar en un coctelería atestada de gente puede ser tedioso, intentar entrar en un speakeasy, tan de moda en estos días, mucho más. Hay, en el mejor de los casos, un teléfono (el que se suele cambiar muy a menudo), en otros, una dirección de correo electrónico ¿alguien los leerá? Funcionan con membresía y con el más discreto de los haceres, entradas disimuladas y calles alejadas. Son ya lugares de culto!

Yo tuve la suerte de entrar, no con menos trabajo, en el Milk & Honey de Londres (lo hay tambien en Nueva York, al que no pude acceder  por más que llamara a quien llamara). Intenté todo el día comunicarme con alguien, cosa que logré a las 18hs de ese mismo día:

-¡llama, llama! Incrédulo gritaba
-hola?
-hola, me llamo Diego, soy barman en Madrid y me encantaría poder visitar su bar. Ya que me quede con las ganas en NY! Ah!!!  Me voy mañana por la tarde.
-un momento por favor! –OK, si puede venir a las 22hs, cuantas personas son?

Ese fue el dialogo que mantuve para poder entrar al que, según la revista Drinks Internacional, esta considerado la mejor coctelería del mundo en el 2009 (en este enlace tenéis el suplemento “The Wolrd’s 50 Best Bars” en PDF de la revista) (ver aquí en la wikipedia, otros premios conseguidos por Milk & Honey).

Llegamos a su puerta, completamente negra, sin ningún número ni nada por el estilo, y nombrando nuestro nombre nos dejaron pasar al único lugar donde tienen acceso los no socios.

Por fin dentro nos quedamos fascinados, no por que sea imponente, todo lo contrario, clásico como pocos, nos maravillo por su simpleza, posee, a modo de decoración, una mini colección de piezas de coctelería antiguas, cocteleras, copas, hieleras, etc., que están distribuidas a diestro y siniestro.

Ya acomodados en nuestra mesa viene el camarero, un poco desconcertado se nos presenta y nos entrega la carta, sin mirarla pido mi manhattan.

Bueno, muy bueno, es mi veredicto, pido otra recomendación y me pongo a charlar con él, es su primer día, el primer tabrajo en Londres de este barman australiano. Le comento que también soy barman, en Madrid, y en ese momento cambia el chip; a mi también me pasa algo similar, es ese colegueo que tenemos los compañeros de la misma profesión, me muestra sus secretos, y me invita a pasear por todo el local (prohibido en teoría, por lo que me pide discreción): cuenta con tres plantas, siempre clásicas, es un edificio antiguo, en la parte de arriba, sin barra, con chimenea es el espacio para tomar un buen cognac acompañado de una buena charla o un buen libro.

En la primera planta hay otra barra, un poco más pequeña pero igual de elegante.

La música suena muy de fondo como hilo muy sutil y en cada espacio diferente música es la que lo ambienta al ritmo, ya por nosotros más que conocido, de jazz, swing y charlestón.

La selección de destilados, un tanto escueta, es la misma prácticamente en los tres pisos, salvo por aquellas perlitas que si hay en el piso de arriba, el mas exclusivo.

Me muestra el almacén, la maquina de hielo y los rincones que no se suelen ver! Seguramente no suena muy interesante pero para mí que tengo un bar, el ver como se aprovecha al máximo todos los espacios lo es sí que lo es! Ya lo creo! Me encanta!!! Le pido para sacar fotos y me dice que esta prohibido; me rió como respuesta.

Bajamos para seguir tomando nuestra recomendación y me pongo a pensar en cuando estos bares eran el único lugar donde poder tomar alcohol en los años 30 de los EEUU. No estoy seguro que me hubiera gustado vivir en esas fechas, pero de que es una época un tanto romántica y que nos dan mucho juego… de eso si que no hay duda!!!

Me despido, y pienso para mis adentros que valió la pena, no creo que vuelva a hacer lo que hice para entrar, por eso y por que los humanos tenemos la tendencia de magnificar todo con el tiempo, creo que es uno de los bares mas lindos en los que tuve la oportunidad de entrar!

Dirección: 61 Poland Street - London
Teléfono: 020 7065 6840
Webwww.mlkhny.com

Déjanos tu opinión

Escribe tu comentario...
y si quieres dejar una foto junto con tu comentario puedes coger una en gravatar!